El PP pasa del colectivo LGTBI tras amagar con acercamientos

Asier Martiarena
·4 min de lectura
El PP participó en el Orgullo gay de 2017 en Madrid.
El PP participó en el Orgullo gay de 2017 en Madrid.

Isabel Díaz Ayuso lo dejó claro hace unos días: “Convoqué elecciones para evitar el desastre económico y fiscal que supone el programa de la izquierda y la ultraizquierda”. Para ello, el PP ha fichado a dirigentes de Ciudadanos para sus elecciones en Madrid, se ha propuesto apostar por la austeridad reduciendo el número de consejerías en caso de revalidar la presidencia del Gobierno, pretende abordar la “mayor bajada de impuestos de la historia en la región”. Pero vuelve a olvidarse de las políticas LGTBI.

El PP vuelve así a sus orígenes. Salvo tímidos acercamientos, los populares siempre han manifestado importantes reticencias a la hora de impulsar reformas de calado y avances en los derechos del colectivo de lesbianas, gais, transexuales, bisexuales e intersexuales.

Ya ocurrió en 2005 cuando se opuso al matrimonio igualitario entre personas del mismo sexo -recurriéndolo ante el Tribunal Constitucional- y volvió a ocurrir en la pasada legislatura cuando rechazaron la proposición del PSOE para eliminar el diagnóstico de disforia de género en el proceso de cambio de sexo.

Hagan la prueba, busquen algún tipo de medida o proposición para el colectivo LGTBI en el último programa electoral de Isabel Días Ayuso para gobernar Madrid. Ni rastro. No hay una sola mención.

De hecho, la única vez que la candidata del PP a la reelección abordó el asunto en la anterior campaña electoral de 2019 fue para rechazar que la Casa de Campo pueda albergar eventos del Orgullo Gay, puesto que es “escenario de las familias durante el fin de semana”. ‘Familia’, ese concepto sí que aparece en su programa. Concretamente en 97 ocasiones. aparece 97 veces.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Eso le puede hacer perder parte del voto gay que, según se estima que ronda el 10% del total. Un porcentaje al que se intentó acercar hace unos años cuando su entonces vicesecretario general de Organización, Javier Maroto, justificó el recurso contra el matrimonio gay señalando que solamente lo interpuso por el nombre, no por el contenido de la ley. A lo que diversas asociaciones como la Fundación Triángulo de Madrid le recordaron que lo que demanda el colectivo son reivindicaciones, no representantes políticos gais y lesbianas”.

Tampoco hay que olvidar otro amago de acercamiento como el de 2017 cuando Cogam y FELGTB, coorganizadores exclusivos del Orgullo junto con Aegal, permitieron al PP participar oficialmente en el Orgullo por primera vez con el compromiso de “desarrollar políticas que tiendan a suprimir la patologización de las identidades trans tanto a nivel nacional como internacional” y apoyar la ley LGTB estatal. Finalmente, pasado el Orgullo, el PP no llegó a cumplir con sus compromisos

A diferencia de otras coyunturas, el PP de Madrid va sobrado de votos al 4-M. Por eso no disimula un posicionamiento que lleva manteniendo desde 1994, cuando votó en el Parlamento Europeo contra el llamado Informe Roth, en el que se recomendaba por primera vez equiparar las parejas entre personas del mismo sexo al matrimonio, también en materia de adopción y educación de menores.

De hecho, uno de los hombres fuertes del equipo de Ayuso es su consejero del Interior, Enrique López, quien, en 2013, siendo magistrado del Tribunal Constitucional, comparó el matrimonio igualitario con los tríos y la zoofilia -aunque la comparación fue eliminada de la versión final del informe ante las críticas suscitadas-.

Cabe destacar que, para este 2021, y en caso de que no logre mayoría absoluta, Ayuso tendrá únicamente un socio potencial al que tender la mano. Concretamente Vox. Así que para evitar problemas futuros el jefe de gabinete de la madrileña ha ordenado confeccionar una campaña sin enfrentamientos directos con la extrema derecha. Por lo que por mucho que Santiago Abascal y los suyos polemicen con proponer algún retroceso de los derechos del colectivo LGTBI, es probable que Ayuso los asuma por omisión al preferir evitar un conflicto con ellos.

En vídeo | Colectivos LGTBI piden firmeza a la UE ante la vulneración de derechos

Más historias que te pueden interesar: