¿Problemas capilares? Descubre cuándo necesitas ir a un tricólogo

·9 min de lectura
Photo credit: Getty
Photo credit: Getty

Los metales pesados del agua dulce, la sudoración del cuero cabelludo en verano, el estrés post vacacional y la renovación natural del pelo son algunos de los factores que hacen que al regresar de las vacaciones, el cabello se muestre especialmente débil, por lo que no es de extrañar que el pelo se caiga de forma más asidua durante el invierno que a lo largo del período vacacional. “El ciclo capilar consta de tres fases y tiene factores que influyen en su ciclo, los factores son hormonales, hay porcentaje hereditario, estrés, cansancio, déficit alimentario e incluso la tracción resultante por ejemplo de recoger el cabello en coletas”, explica Aura Serras, directora de RevitaLash Cosmetics España.

“Como bien sabéis, nuestro organismo tiene un proceso de constante renovación celular, es decir, que nuestros cabellos constantemente también se están renovando y aunque no es matemáticamente exacto, porque cada persona tiene su propio ritmo biológico, después del calor del verano, justo en el momento que está apunto de empezar el otoño, al haber menos calor los organismos continúan con su proceso de renovación habitual. Es por eso por lo que en algunas ocasiones se puede notar una caída excesiva del cabello. Sin embargo, nunca hay que confundir como un proceso natural de renovación con un problema real dérmico o intradérmico, que sería más casi como una ligero desajuste o problema médico”, añade Jean Louis David.

El ciclo de vida del pelo

Para comprender que la mayoría de las caídas son consecuencia de una renovación natural capilar, Mar Girol, Co-fundadora de Goa Organics, nos explica que los cabellos tienen un ciclo de vida dividido en tres fases:

  • La fase anágena. Es cuando se produce el crecimiento de cabello. Dura unos tres años y normalmente se incrementa un centímetro al mes.

  • La fase catágena. Dura de dos a tres semanas. En esta fase se detiene el crecimiento del cabello.

  • La fase telógena. En ella la papila se contrae para permitir el crecimiento de cabello nuevo dentro del folículo. De este modo, el cabello regresa a la fase anágena, desprendiendo el folículo anterior y produciéndose la caída del cabello.

"Sabemos que la caída del cabello es un tema de preocupación, pero es importante mantener la calma, ya que en la mayoría de los casos se debe a la renovación natural del cabello o a una situación puntual reversible como puede ser un efluvio telógeno. En cualquier caso, si tenemos una pérdida de cabello significativa o nos preocupa la condición de nuestro cuero cabelludo, debemos acudir al tricólogo y seguir el tratamiento prescrito", aclara Girol.

Cuándo hay que acudir al tricólogo

Habitualmente pasamos del verano en vacaciones al otoño con su consiguiente regreso a la rutina y al trabajo, lo que supone un aumento de estrés que favorece la caída del cabello. Sin embargo, en ocasiones la caída y los problemas asociados al cuero cabelludo hacen especialmente necesario recurrir al especialista, y es aquí donde hemos de hablar de la figura del tricólogo. “Deberíamos acudir a un tricólogo siempre que presentemos una caída capilar que excede en cantidad o en duración al recambio capilar habitual (dos o tres semanas), especialmente si observamos disminución de la densidad capilar de forma difusa o localizada o áreas bien definidas de alopecia. Síntomas como el picor, el dolor o descamación en el cuero cabelludo también serían motivos de consulta habituales”, señala el Dr. Mario Puerta, dermatólogo y tricólogo en Clínica Dr. Morales Raya.

Photo credit: Tetra Images - Getty Images
Photo credit: Tetra Images - Getty Images

“Ante la cantidad de información, consejos y recomendaciones a las que estamos expuestos en redes sociales, medios y vídeos de YouTube, es fundamental siempre ante cualquier problema de salud o bienestar acudir a un experto que pueda identificar el problema y la causa real del mismo”, añade el equipo de Luxmetique. “En este caso, el papel de un dermatólogo experto en tricología se trata de una valoración fundamental si notamos una pérdida excesiva del cabello, pues sin duda será el profesional entendido en la materia para diagnosticar el origen de la caída, saber si se asocia a una zona localizada o no, si estamos faltos de algún mineral necesario para el crecimiento del cabello, si estamos sufriendo una caída estacional o tiene un componente genético... Es totalmente fundamental resolver todas estas cuestiones para poder valorar el tratamiento más oportuno según cada caso”, dice.

Tratamientos para tratar los problemas de cabello post vacacionales

Teniendo esto en cuenta, y quedándonos por ello claro que hemos de ponernos en manos de un especialista antes de pasar a la acción, preguntamos a los expertos acerca de los mejores tratamientos existentes en el mercado para recuperar la salud de nuestra melena. “En la mayoría de los casos la recomendación serían medidas higiénico-dietéticas. Una buena dieta, la cual se puede complementar con alguno de los complejos vitamínicos específicos que podemos encontrar en las farmacias, y una cosmética adecuada son suficientes. Lo importante es vigilar y ante cualquier signo que nos preocupe, acudir a un experto. Existen tratamientos que nos podrían ayudar a recuperarnos mejor de la caída y que están indicados en algunos casos, se trata de tratamientos de bioestimulación: infiltraciones con factores de crecimiento plaquetario, mesoterapia con vitaminas, tratamientos con Láser LLLT, carboxiterapia o Dermaroller”, dice el prestigioso y famoso tricólogo de actrices y deportistas, Víctor Salagaray.

El Dr. Morales nos advierte de que en tricología no existe un tratamiento mágico e incide en que toda caída o disminución en la densidad capilar requiere de una valoración médica por un dermatólogo experto en tricología para así obtener un diagnóstico del problema de base que presenta nuestro cabello. Pero, ¿qué ha de hacer el especialista? “En primer lugar, para conocer la causa de la caída, necesitará una buena historia clínica, una exploración del cuero cabelludo y generalmente una analítica de sangre. Una vez tengamos la causa de la caída, estableceremos el tratamiento correcto e individualizado para cada paciente. Hay una serie de pautas comunes de las que se benefician todos los pacientes con caída de pelo como son los suplementos nutricionales con aminoácidos, vitaminas y minerales específicos. También es eficaz en general el tratamiento con minoxidil, ya sea tópico u oral. La concentración del mismo la estableceremos según el caso y el sexo del paciente. Esto desde el punto de vista domiciliario, en la clínica les podemos ayudar con una revitalización con Plasma Rico en Plaquetas (PRP) y/o mesoterapia farmacológica. El resto de los tratamientos adyuvantes se elegirán en función del origen del problema”, dice la Dra. Patricia Abajo Blanco, Medicina Estética y Dermatología de Clinique La Prairie.

“Como tratamientos en clínica complementarios y siempre en combinación con un tratamiento médico, pueden ofrecerse nuevos tratamientos que combinan limpieza y exfoliación, hidratación y estimulación de la circulación, como es el protocolo Keravive de Hydrafacial”, explica el el Dr. Mario Puerta, dermatólogo y tricólogo en Clínica Dr. Morales Raya. “Durante el tratamiento, y según la fase (hay una de limpieza y exfoliación, otra de hidratación y nutrición, y una última de masaje), realizamos una limpieza y exfoliación para extraer la suciedad, la grasa y las impurezas del cuero cabelludo, a la vez que estimulamos la circulación sanguínea y facilitamos la penetración de potentes sueros antioxidantes, regenerantes (factor de crecimiento epidérmico, endotelial y fibroblástico) e hidratantes”, comenta el doctor.

Cómo mejorar la condición de la melena

Mar Girol, Co-fundadora de Goa Organics, recalca que la cosmética no tiene ninguna base científica ni poder para frenar la caída o aumentar el crecimiento capilar. "Sin perjuicio de lo anterior, una buena alimentación, y un buen cuidado con los productos y rutinas adecuadas favorecerán una mejor salud capilar", explica antes de comentar algunos de los hábitos que podemos cambiar para mejorar la condición de nuestro cabello:

  • Cortar el pelo, ya que nos ayudará a que gane fuerza y vitalidad, y nos proporcionará unas puntas sanas y bonitas.

  • Elegir champús y productos del cabello que sean suaves y respetuosos con el cuero cabelludo.

  • Realizar masajes circulares con las yemas de los dedos al lavarnos el pelo para favorecer la circulación. "Es importante utilizar acondicionador cada vez que lavemos el cabello, así como hidratarlo y nutrirlo con mascarillas dos veces por semana. A continuación, debemos secar el cabello con leves toques con una toalla y utilizar un peine de púas anchas para cepillar el cabello. Es vital hacerlo de medios a puntas para evitar la rotura del mismo", aclara Girol.

  • Evitar el uso de herramientas calor. "En caso de tener que utilizar secador, es importante hacerlo a una distancia mínima de 30 centímetros, con aire frío y aplicando protector térmico", señala.

  • Realizar tratamientos profesionales de hidratación y reconstrucción del cabello. "Sublime 10.31 es un tratamiento que actúa sobre el cabello regenerando por completo desde el interior hasta el exterior, devolviendo el cabello a un estado de salud rejuveneciendo el aspecto del mismo. Sublime 10.31 contiene un complejo de proteínas y aminoácidos que consiguen reconstruir en profundidad la estructura dañada del cabello desfibrado y debilitado, reintegrando las proteínas, aumentando el brillo, la suavidad, la fuerza y la humectación. Asimismo, ayuda a redensificar el cabello aportándole la fuerza y grosor que el cabello necesita", explica.

“Desde Revitalash Cosmetics creemos en la salud del cabello y es por eso que nuestra rutina capilar favorece un cabello sano, fuerte, hidratado y con volumen. Apto para todo tipo de cabellos, desarrollado y revisado por médicos”, dice Aura Serras, directora de RevitaLash Cosmetics España, que recomienda la espuma transformadora ‘Volume enhancing foam’ y el champú y acondicionador que engrosa y trata el cuero cabelludo ‘Thickening shampoo’ y Thickening conditioner’, todos de Revitalash Cosmetics.

"En el caso de que queramos prevenir esta caída del cabello en épocas estacionales o de estrés, debemos tomar suplementos que ayuden a mantener fuerte y sano el cabello y el cuero cabelludo, además de realizar la higiene de ambos con productos que contengan activos para potenciar esta protección frente a la caída capilar", explica por su parte María Bayón, responsable de laboratorio de Alskin Cosmetics.

Para finalizar, el equipo de Luxematique nos recuerda que la alimentación es crucial para mantener un buen mantenimiento del cabello, así como evitar el uso de productos químicos que dañan completamente el estado de este. “Ante una caída significativa, la respuesta es sin duda un suplemento alimenticio formulado por expertos y específicamente para el cabello con activos de calidad real y eficacia demostrada”, dicen.