El problema de salud que más afecta a las mujeres europeas y se sigue ignorando

·7 min de lectura
El síntoma principal que condiciona la salud de la mujer está relacionado con una condición infradiagnosticada, que debe tratarse, ya que puede ser signo de muchas enfermedades. (Foto: Getty)
El síntoma principal que condiciona la salud de la mujer está relacionado con una condición infradiagnosticada, que debe tratarse, ya que puede ser signo de muchas enfermedades. (Foto: Getty)

Según los datos, el sangrado menstrual abundante (SMA) o menorragia afecta a un 27,2 por ciento de las mujeres europeas. Además, solo un 54 por ciento acude al ginecólogo por este problema de salud tal y como recoge el artículo “Actualización sobre el sangrado menstrual abundante” publicado en la revista oficial Progresos de Obstetricia y Ginecología de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO).

En Inglaterra y Gales se estima que 80.000 mujeres son remitidas al segundo nivel de asistencia por SMA cada año, lo que supone el 20 por ciento de las consultas de ginecología y aproximadamente 30.000 intervenciones quirúrgicas.

Al trasladar esta situación a España, los datos son más deficientes, ya que reflejan que menos de la mitad de las mujeres que padece SMA acude a la consulta médica, normalizando este problema como una fase más de la evolución de su vida reproductiva.

Esta condición es una de las causas más importantes de anemia, y puede ir acompañada de cólicos menstruales intensos (dismenorrea). Precisamente se caracteriza por hemorragias de sangre durante el período menstrual que son demasiado intensas.

Para muchas mujeres que menstrúan, un ciclo irregular es normal. Y es cierto que, a veces, un período puede durar más tiempo o ser más intenso que en los meses anteriores. La menorragia, sin embargo, difiere de estas variaciones normales en el flujo menstrual.

Puede hacer que se pierdan ochenta o más mililitros de sangre, cuando lo habitual son pérdidas de menos de sesenta mil. Si la regla o periodo dura más de una semana, y se produce una duración excesiva del sangrado, el término más correcto, según los ginecólogos es el de sangrado menstrual prolongado.

Las mujeres que sufren sangrado menstrual abundante pueden empapar completamente, por ejemplo, una compresa o tampón en sesenta minutos durante varias horas consecutivas. También pueden necesitar doble protección higiénica para controlar el flujo menstrual o han de levantarse por la noche para cambiarla. A veces, expulsan coágulos de sangre de diámetro superior a los dos centímetros y medio.

La anemia y la ferropenia (las consecuencias más directas de esta alteración) aumentan los niveles de cansancio, disminuye el rendimiento académico y laboral y repercute en la vida social, profesional y familiar. De hecho, cuando se tiene menorragia, los períodos son tan abundantes que interfieren con la vida diaria y las actividades normales.

Además, este problema condiciona el aislamiento social, muchas dejan de lado las prácticas deportivas o al aire libre, hacen cambios en la vestimenta o limitan sus relaciones sexuales. Pero estos no son los únicos motivos por los que los expertos inciden en que una regla que afecta a la calidad de vida de las mujeres tiene que ser estudiada.

Hay otra razón: los ciclos menstruales no regulares, con dolor o con distintas alteraciones pueden ser signos de que hay algo que no funciona correctamente en el cuerpo y que puede ir en detrimento de la salud.

“Hay que decir a las mujeres que consulten cuando sus reglas afecten a su calidad de vida, porque hay muchas opciones para mejorarla”, afirma el doctor Jorge Fernández Parra, jefe de servicio de Obstetricia y Ginecología del Hospital Universitario Virgen de las Nieves y uno de los autores del artículo publicado en la revista de la SEGO.

Echando la vista atrás, durante el transcurso de la historia, se ha atribuido a las mujeres con el periodo mitos como que no podían cocinar para que los alimentos no se pudriesen, que no podían nadar en el mar por un mayor riesgo a ataque de tiburones o que tenían la capacidad de hacer enfermar a personas solo con mirarlas. Más allá de estos mitos, que a día de hoy han quedado obsoletos, todavía existen tabúes al hablar de la regla y, por tanto, de los problemas que se derivan de ella, como muestran los porcentajes de las mujeres que consultan a los facultativos por los sangrados abundantes. Por ello, instituciones como la Organización de Naciones Unidas (ONU) lanzaba en 2019 una campaña para acabar con estos estigmas.

Y una de las formas de cambiar las cosas es poder identificar con mayor facilidad si existe un sangrado abundante durante el periodo. Estas son las claves:

  1. Fíjate en cuántas veces tienes que cambiar la compresa o tampón al día. Si el cambio lo realizas más de cinco o seis veces al día, puede tratarse de un sangrado menstrual abundante.

  2. Impedimento para hacer actividades cotidianas como ejercicio físico o cualquier actividad que requiera cierto esfuerzo.

  3. Manchado en la ropa. Otro de los indicios que pueden llevarnos a confirmar que lo padecemos es si manchamos nuestra ropa o las sábanas durante la noche por este exceso de flujo de sangre.

  4. Tienes un dolor constante en la parte inferior del estómago durante la menstruación.

  5. Está cansada, con falta de energía o falta de aliento.

Aunque se considera que el sangrado menstrual intenso es de 60 ml o más en cada ciclo menstrual, esto es muy difícil de medir, por lo que el sangrado menstrual abundante no se diagnostica de esta manera, sino que tiene más que ver con lo mucho que los períodos menstruales abundantes interfieren con la vida emocional y cómo te afectan físicamente.

Por otra parte, como complemento a la consulta médica, hay recursos informativos disponibles como la página yomarcomisreglas.com, una web que recopila información sobre las diferentes afectaciones y soluciones para el SMA donde podrás encontrar datos para identificar este problema, como la existencia de parámetros cuantitativos (sangrado superior a 80 mililitros o periodos menstruales que duran 7 días o más) y otros cualitativos, como sentir fatiga y cansancio. También, se hace referencia a otros indicios que pueden alertar de la presencia de SMA y que son más comunes y conocidos como la dismenorrea, que puede manifestarse a través de hinchazón del vientre, calambres menstruales, náuseas y vómitos.

En cuanto a los remedios caseros, es importante señalar que pueden ayudar a reducir el flujo sanguíneo y hacerte sentir mejor, pero no abordarán la causa subyacente de esta afección. Y esto es importante ya que el sangrado abundante podría estar causado por el síndrome de ovario poliquístico, al enfermedad inflamatoria pélvica, fibromas, pólipos cervicales o endometriales, problemas en la tiroides o debido a algunos tratamiento médicos.

En realidad no hay mucho que se pueda hacer, aparte de tomar antiinflamatorios y descansar. Los alimentos ricos en hierro puede ayudar a reducir el riesgo de anemia por deficiencia de hierro. Estos incluyen hígado, carne de res y sardinas. Si sigues una dieta vegetariana o vegana, las lentejas, las espinacas y los frijoles blancos son buenas fuentes de hierro de origen vegetal.

La almohadilla o manta térmica ayuda a aliviar el dolor y los calambres. También es importante beber mucha agua para estar hidratada ya que pérdida de sangre puede hacer que te deshidrates. Si estás experimentando un sangrado abundante, es posible que debas beber de 4 a 6 vasos de agua adicionales al día. Una bebida de electrolitos también puede ayudar a reducir los síntomas de deshidratación.

Después de todo lo que te henos contado, ya puedes identificar los flujos menstruales abundantes o prolongados, y también sabes que, de no tratarse, pueden provocar anemia y estar detrás de muchas enfermedades. Así que haz caso a los médicos y acude a consulta si tienes una regla abundante.

Más historias que te pueden interesar:

VIDEO: Esto es lo que el color del periodo dice de tu salud

La ventaja (para el corazón) de tener ciclos menstruales largos

Por qué el azúcar (y otros alimentos) pueden intensificar los dolores de la regla

Shock tóxico: la enfermedad de los tampones se cobra una nueva víctima

La explicación médica tras la foto viral de una mujer con metástasis que recuperó la menstruación

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente