Probando toda la potencia del Aston Martin DBX 707 en el circuito de Blister Berg

·3 min de lectura
Photo credit: Aston Martin
Photo credit: Aston Martin

En la región de Detmold, en el bosque teutón de la Selva Negra, a poca distancia al oeste de la orilla del río Weser y a 20 minutos del pueblo de Bad Driburg (y un hotel digno de mención, el Gräflicher Park), se encuentra el circuito de Blister Berg, un Nurburgring en miniatura de 4 kilómetros con alguna que otra curva de peralte infernal. ¿Se os ocurre un lugar mejor probar el Aston Martin DBX 707, el SUV de lujo con mayor potencia (700 cv) del mercado? Tiene pinta de que no.

Photo credit: Aston Martin
Photo credit: Aston Martin

No será aquí donde leerás muchas especificaciones técnicas sobre esta bestia. Su motor V8 de 4.0 litros biturbo, un cambio automático de nueve velocidades y un nuevo embrague húmedo y un 0 a 100 km/h en solo 3,3 segundos son una gran carta de presentación para por ejemplo, ser el padre más cool del colegio todas las mañanas cada vez que depositamos a nuestros hijos. Si tenemos los 248.019 euros que cuesta el DBX 707 en en nuestro país, está claro que no habrá rugido que se le acerque.

Photo credit: Aston Martin
Photo credit: Aston Martin

Tanto por dentro como por fuera, Aston Martin ha dado un paso más hacia la apuesta deportiva. Mención especial a un frontal rediseñado, las entradas de aire laterales de mayor tamaño, las llantas de 22 pulgadas y todo tipo detalles cromados. En la cabina, más de lo mismo, con acabados llenos de color, y los ya clásicos toques de fibra de carbono. Eso y todo lo que se quiera con la marca británica, ya se sabe que no tiene prisa (Aston Martin ha fabricado poco más de 100.000 unidades en 120 años) por hacer sentir a cada usuario el conductor más especial del planeta.

Photo credit: Aston Martin
Photo credit: Aston Martin

De vuelta al circuito de Blister Berg, y con el briefing de seguridad asimilado, toca dar un paseo para ver el peraltado circuito (no perder de vista la foto con la curva más loca a la que me he enfrentado jamás), y empezar a hacer driving tests de menos más; recorrido entre conos, seguimiento de un piloto profesional, y por fin unas cuantas vueltas a nuestro libre albedrío. Y como siempre con estos bichos, no es tan fácil explicar qué se siente cuando se desatan sus 900 Nm de par entre los ejes de sus 2.245 kilos.

Photo credit: Aston Martin
Photo credit: Aston Martin

Pero ante todo, el DBX 707 transmite seguridad y confianza. La suspensión hace un gran trabajo de estabilidad evitando los coletazos, hasta pisar a fondo en la recta para rozar los 250 km/h. Aquí la emoción se vuelve una melodía potente, con una respuesta muy contundente tanto del acelerador como del freno (equipo de discos carbonocerámicos). Llegas al final de recta, y el coche se clava como si se tratase de un DBS o un Vantage, algo impensable para un SUV de este porte Y sí, de copiloto todo fue demasiado contundente, al borde de la Biodramina con botella de agua en mano, ya me entendéis.

Photo credit: Aston Martin
Photo credit: Aston Martin

De vuelta a Madrid, queda claro que estamos ante un SUV rapidísimo, muy seguro y muy estable, que por supuesto no está creado para exprimir en un circuito, pero que sí da buena cuenta de lo que es capaz en cuanto a potencia y energía. A favor.

*** El Aston Martin DBX 707 se ha comenzado a producir en el primer trimestre de 2022, con las primeras entregas previstas para la segunda mitad, sin grandes noticias todavía del híbrido electrificado anunciado en 2021.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente