La princesa Charlene vuelve de Sudáfrica con un acompañante inesperado

Charlene de Mónaco ya está en casa. Tras seis meses en Sudáfrica por motivos de salud, la princesa ha vuelto al Principado este lunes, 8 de noviembre, a primera hora de la mañana. Y lo ha hecho con un acompañante inesperado. Tal y como publica el periodico Monaco Matin, Charlene ha viajado con un perro, un Rhodesian Ridgeback, que todavía es un cachorro. La nueva mascota de la Princesa se llama Khan y le fue entregado días después de la muerte de su perrita Monte, de raza chihuahua, que falleció atropellada a finales de octubre. El pequeño Khan ya forma parte de la familia y aparece en las primeras imágenes de Charlene con Alberto de Mónaco y sus hijos, los príncipes Jacques y Gabriella, en el patio principal del Palacio de los Grimaldi.

VER GALERÍA

Charlene de Mónaco
Charlene de Mónaco

Fue la propia Princesa quien comunicó la triste muerte de su perrita Monte. "Mi angelito murió anoche, fue atropellada. Te extrañaré mucho. Descansa en paz", publicó el pasado 26 de octubre junto una imagen en la que aparecía con su mascota en brazos. El animal tenía una gran importancia para Charlene y apareció en alguno de los actos públicos más importantes de Mónaco, como el Gran Prix de la primavera de 2015. Si pretenderlo, Monte se convirtió en la gran protagonista de la jornada, haciendo las delicias de los asistentes. Ahora, será Khan quien llene de alegría a Charlene y a toda su familia después de unos meses tan complicados en los que han tenido que hacer frente a los problemas de salud de la Princesa y a los rumores sobre una crisis matrimonial entre Alberto de Mónaco y ella.

VER GALERÍA

Charlene de Mónaco
Charlene de Mónaco

La afición y el cariño de la exnadadora olímpica por los animales es muy conocida. De hecho, la Princesa puso rumbo a Sudáfrica en mayo para emprender una campaña contra la caza furtiva de rinocerontes. Fue entonces cuando desarrolló una grave infección otorrinolaringológica. En este tiempo, Charlene ha tenido que someterse a tres intervenciones quirúrgicas, según informó el Palacio monegasco, y hasta ahora no ha podido coger un vuelo para regresar al Principado. El motivo, tal y como explicó la propia Princesa en una entrevista concecida al canal News24, "la presión de los oídos no se igualaría por lo que no podría soportar un vuelo por encima de los 20.000 pies de altura".

VER GALERÍA

Alberto y Charlene de Mónaco abrazados
Alberto y Charlene de Mónaco abrazados

La extraña y larga ausencia de la Princesa en Montecarlo desató todo tipo de especulaciones a pesar de los intentos de sus protagonistas por acallarlas. Aberto de Mónaco viajó con los niños a Sudáfrica para ver a Charlene y el pasado mes de septiembre concedió una inusual entrevista para responder a las especulaciones en torno a su relación y a la enfermedad de su esposa. "No se fue de Mónaco porque estuviera enfadada conmigo o con cualquier otra persona. Iba a viajar a Sudáfrica para reevaluar el trabajo de su Fundación allí y tomarse un tiempo libre con su hermano y algunos amigos", explicó el soberano a la revista People. "Se suponía que solo iba a estar allí una semana, un máximo de diez dias, pero surgieron complicaciones médicas", añadió.

VER GALERÍA

La princesa Charlene con Alberto de Mónaco y sus dos hijos
La princesa Charlene con Alberto de Mónaco y sus dos hijos

Alberto de Mónaco dijo que "debería haber abordado" antes los rumores sobre su matrimonio, "pero estaba concentrado en cuidar a los niños". Además, "pensé que probablemente desaparecerían. Sabes que si intentas responder todo lo que sale, estás constantemente (respondiendo), estás perdiendo el tiempo". Sin embargo, el paso del tiempo jugó en su contra porque también estaba pasando factura a la princesa Charlene. "Por supuesto que la afecta a ella, por supuesto que me afecta a mí. Malinterpretar las cosas siempre es perjudicial... Somos un blanco fácil, fácil de atacar, porque estamos en el punto de mira".

VER GALERÍA

Alberto de Mónaco y Charlene con sus hijos
Alberto de Mónaco y Charlene con sus hijos

A finales del pasado mes de octubre, el príncipe Alberto sorprendió dando nuevos detalles del regreso de su esposa. Primero explicó en unas declaraciones exclusivas a Point de Vue que volvería antes de la fiesta nacional del país, el 19 de noviembre, y así ha sido. Charlene salió anoche de la ciudad de Durban (Sudáfrica) en un jet privado con dirección al aeropuerto de Niza y de allí voló a Mónaco en helicóptero, donde ha aterrizado este mismo lunes por la mañana. Su marido y sus hijos la han recibido con un gigantesco ramo de flores, según Monaco Matin, y el entorno de la Princesa por fin respira aliviado. Gracias a Dios que ha vuelto a casa”, ha dicho su padre, Mike Wittstock, a la Agencia de Prensa Alemana en Johannesburgo.

Así han sido los seis meses de Charlene de Mónaco en Sudáfrica