La princesa Beatriz celebra su día de compromiso

Por Diezminutos.es
Photo credit: Gtres

From Diez Minutos

La Princesa Beatriz dará un motivo de alegría a su padre, el príncipe Andrés y a la Familia Real Británica en medio de la polémica generada por el escándalo del duque de York. La joven británica ha encontrado el amor y en apenas unas semanas aprovechará las fiestas navideñas para anunciar su compromiso en una fiesta con todo lujo de detalles ante familiares y amigos de la pareja.

El afortunado es Edoardo Mapelli Mozzi con quien se comprometió el pasado mes de septiembre después de haber hecho oficial su noviazgo a principios de año en la Gala Anual de la National Portrait Gallery. Cuando apenas llevan un año de relación, ambos han dado el paso para formalizar su compromiso y pasar finalmente por el altar el próximo año 2020, que tiene el beneplácito de la madre de la princesa, Sarah Ferguson, que no ha dudado en hablar de la pareja en las entrevistas que ha concedido. En ellas ha destacado que está muy orgullosa de la relación ya que conoce a Edo de toda la vida porque su hermano es ahijado suyo. Todo queda en familia.

Photo credit: Instagram Palacio Buckingham

Ahora, la pareja está organizando la fiesta donde harán oficial este compromiso que tendrá lugar el próximo 18 de diciembre en el club A-list del lujoso hotel Chiltern Firehouse que ya ha albergado fiestas de todo tipo de celebrities desde Tom Cruise a Kate Moss pasando por Madonna, tal y como informa el Daily Mail. Esta misma publicación señala que el duque de York será invitado a la celebración puesto que se trata del padre de la novia aunque su polémica y su estado de fuera de la vida pública complicará su asistencia.

Según el mismo diario británico, debido a esta polémica también se retrasará el anuncio oficial de la fecha en la que tendrá lugar la boda aunque esta seguirá en pie a pesar de todo. Mientras, los novios siguen haciendo su vida normal y a pesar de que pasarán las navidades separados, han hecho un hueco en las agendas para estar juntos en el fin de año en un enclave paradisíaco: las playas de Lamu, en Kenia.