La princesa Ana ¿niega el saludo a Trump enfadando a Isabel II?

La princesa Ana no saluda a Trump y enoja a Isabel II


Donald Trump y su esposa Melania asistieron a una recepción en el palacio de Buckingham donde la Reina Isabel II, el príncipe Carlos, Camilla Parker Bowles y la Princesa Ana recibían a los líderes de los países de la OTAN.

El acto de carácter político y público fue recogido in situ por los fotógrafos desplazados a palacio que hicieron las típicas fotos del apretón de manos entre los distintos asistentes de renombre. La polémica se ha generado al ver la reacción de la princesa Ana a la hora de esquivar el saludo a Trump y a Melania.

Isabel II, su hijo Carlos y su pareja Camilla se colocan en fila para recibir a los mandatarios de Estados Unidos y, tal como ellos entran, se puede ver a la princesa Ana reculando hacia atrás y frenando su paso para no tener que coincidir en el ‘corrillo’ de Trump e Isabel II y, así, evitar el saludo formal al presidente americano.

Pero la cosa no queda aquí, una vez Donald Trump y Melania han saludado a Isabel II, Carlos y Camilla, la Reina Isabel II mira hacia la princesa Ana y le hace un gesto para que se acerque a saludar ella también a los representantes estadounidenses.

Ni corta ni perezosa y siendo muy consciente de que los fotógrafos la están apuntando, abre las manos y se encoge de hombros en un gesto de “Qué quieres mamá” y se echa a reír pero no se acerca a saludar a Trump.



No sabemos si la sonrisa es en plan “tu di lo que quieras que yo no voy” o en plan “la que me va a caer cuando los focos se apaguen” y es que ya se sabe que la reina Isabel II tiene un carácter marcado y fuerte a la hora de regañar a los miembros de su familia y más cuando hace esta clase de cosas públicamente.

Tras el rapapolvo a Meghan y Harry por airear sus penas, ahora le toca a la princesa Ana enfrentarse a esa mirada penetrante que fulmina cuando se cruza con la suya pero, sinceramente, me encanta que Ana se haya posicionado y más ante la prensa que, además, no puede evitar la carcajada.

Sin embargo hay otra lectura de lo que vemos en el vídeo y es que Isabel II mira a su hija para ver a cuánta gente más tiene que saludar tras los Trump y la princesa Ana le responde diciendo “solo estoy yo y este par” haciendo referencia a dos hombres que están a su lado.

Ana no formaba parte del evento oficial de líderes de la OTAN y, por lo tanto, el saludo a los invitados estaba de más. Pero, ¿realmente ha sido un desplante a Trump? ¿O más bien una mala interpretación de las imágenes? ¿Le habrá caído el sermón de Isabel II o se ha salvado?

Más historias que te pueden interesar

¿Sabías que Isabel II se maquilla siempre ella misma menos un día al año?

El escándalo que Isabel II teme que se cuente en televisión

La Reina Isabel II recibe a Trump en su primera visita de estado