La princesa Ana no acudió a la tradicional reunión navideña de la familia real en Sandringham: salen a la luz los motivos

Carlos III y la princesa Ana en el funeral de Isabel II credit:Bang Showbiz
Carlos III y la princesa Ana en el funeral de Isabel II credit:Bang Showbiz

La princesa Ana, uno de los grandes pilares en los que se apoya el ahora rey Carlos III tras el deceso de Isabel II, no pudo asistir a la tradicional reunión navideña que protagoniza cada año la familia Windsor en su finca privada de Sandringham. Los reporteros gráficos que se dan cita en el breve trayecto hacia la iglesia de St Mary Magdalene para cubrir la llegada de los royals a la misa del día 25 de diciembre no solo destacaron la ya confirmada ausencia de los duques de Sussex, Harry y Meghan, en pie de guerra con la monarquía desde hace años, sino también el sorprendente vacío dejado por la integrante más 'trabajadora' de la casa real, la que más actos públicos incluye en su agenda oficial.

La revista Hello! ha corroborado ahora la principal hipótesis que explica la ausencia de Ana, cuyos hijos y nietos sí se unieron al monarca, a la reina consorte Camila, y a los príncipes de Gales, así como a otros muchos familiares, en el servicio religioso. El medio asegura que Ana, de 72 años, todavía se estaba recuperando de un fuerte resfriado contraído solo unos días antes, por lo que sus médicos le aconsejaron guardar reposo para evitar así un agravamiento de los síntomas en plena temporada invernal.

Teniendo en cuenta que su dolencia no reviste gravedad, sin olvidar su conocida capacidad de resistencia ante las adversidades, se espera que la princesa Ana retome más pronto que tarde sus numerosos compromisos públicos, los que le han llevado a ocupar, una vez más, el primer puesto de la clasificación de los miembros de la monarquía que más eventos presiden. La aristócrata protagonizó 214 encuentros en el año que está a punto de terminar, incluyendo viajes oficiales a Estados Unidos y las Islas Malvinas. El año pasado fueron 387 sus desplazamientos, cifras similares a las que le otorgaron esta particular corona también en los años 2018, 2016 y 2015.

Si se toman en consideración los últimos 70 años, los que cubren el reinado de la soberana más longeva en la historia del Reino Unido, sin duda es la fallecida Isabel II quien domina con autoridad esta clasificación. A lo largo de sus siete décadas como jefa de estado, la añorada reina se embarcó en más de 21.000 actos públicos que la llevaron a desplazarse por los cinco continentes.