Primeras imágenes de Isabel II tras la polémica con Harry y Meghan

Por Diezminutos.es
Photo credit: Gtres

From Diez Minutos

  • Los duques de Sussex renuncian a ser miembros 'Senior' de la familia real británica
  • Meghan Markle pone tierra de por medio tras la polémica
  • Los motivos que han llevado a Meghan y Harry a tomar su polémica decisión

La familia real británica se encuentra en el punto de mira. La inesperada renuncia de los duques de Sussex que el pasado 8 de enero anunciaron, por sorpresa, su intención de dejar de ser miembros 'Senior' de la familia real británica, vivir entre Reino Unido y América del Norte, tener independencia económica aunque también expresaron su deseo de "seguir cumpliendo con nuestros deberes respecto a la reina, la Commonwealth y las organizaciones de nuestro patronazgo". Algo que no ha sentado nada bien a la reina Isabel II, que se enteró por la televisión, de la decisión de su nieto y de su mujer. Inmediatamente, la monarca envío un comunicado pronunciándose al respecto, pero hasta este viernes no la hemos visto.

Isabel II ha reaparecido tras la polémica de Harry y Meghan en su residencia de Sandringham, donde se instala para pasar las Navidades y donde se suele quedar hasta principios de febrero. Conduciendo su propio coche y con el gesto muy serio, la reina Isabel ha salido de su casa de Norfolk para participar en una cacería, una de sus mayores aficiones. Para ello, no ha dudado en llevarse a uno de sus perritos, que hemos podido ver asomado en la parte de atrás de su todoterreno negro.

Photo credit: SplashNews.com

En sus primeras imágenes tras la renuncia de los duques de Sussex, Isabel II se ha mostrado muy seria y ha optado por un look informal compuesto por abrigo verde militar, un pañuelo en la cabeza y unos guantes con motivos navideños de lana. Su semblante serio, denota su malestar por la decisión de la pareja de alejarse de la familia real británica. Suponemos que tampoco le habrá sentado bien que tan sólo dos días después de este anuncia, Meghan Markle haya puesto tierra de por medio y se haya marchado a Canadá. Por su parte, el príncipe Harry se encuentra todavía en Londres enfrentándose a las consecuencias de su decisión.