Primera tesis española de Los Simpson: Marge es una mujer "sumisa" y Homer "un vago" (y no vale ofenderse)

Por Paula Olvera.-El 30 de septiembre de 2018 la serie Los Simpson estrenó su trigésima temporada y, ni por esas, sus capítulos y personajes dejan de ser mirados con lupa. Y mucho menos ahora que éstos han sido analizados por vez primera en España en una tesis de doctorado.

El joven Alejandro Tovar, fanático de esta comedia de animación creada por Matt Groening, ha estudiado a los personajes de la serie televisiva estadounidense concluyendo que Marge es una mujer “sumisa” y que Homer, además de “vago” es un “emprendedor”.

Marge y Homer (©Atresmedia)

La polémica está servida si tenemos en cuenta que hace unos meses el productor Adi Shankar adelantó a Indiewire que iban a eliminar el personaje de Apu de la ficción porque suponía un retrato incorrecto y negativo de los inmigrantes. Lo único que saqué en claro tras esta controversia es que los espectadores adoran fingir que están ofendidos y seguro que para más de uno es un tormento que tras este estudio se sigan representando a Marge y Homer en la pequeña pantalla como si nada.

Pero ojo al dato: la serie es pura sátira de la sociedad así que estoy de acuerdo con Alejandro Tovar en que el éxito de Los Simpson se debe principalmente a que, “es el espejo más satírico, irónico y certero no solo de la sociedad estadounidense, sino de la occidental” y, partiendo de esta base, a cada cosa su nombre.

Pero vayamos al meollo de la cuestión. Este doctor  por las universidades de Sevilla, Málaga, Huelva y Córdoba se ha fijado en los diálogos y los guiones que cuentan la vida de la familia amarilla media norteamericana más aclamada. ¿Era necesaria esta tesis? Personalmente opino que sí porque la descripción de sus protagonistas no debe tener un impacto negativo ya que muestra un paralelismo con ciertas realidades que todavía hoy se sufren en muchas casas.

Marge y Homer de jóvenes (©Atresmedia)

Ciertamente con el personaje de Marge podemos profundizar en la cuestión de género ya que es hija de inmigrante francés y tiene unas aspiraciones que se truncan cuando se casa con Homer. Por esto, yo también considero su rol de “sumisa” porque se ha convertido en una mujer doblada a los deseos de su familia, especialmente a las necesidades de su marido.

No obstante, también se apunta que es una abanderada del empoderamiento femenino. Esto implica además que desee que la vida de su hija Lisa sea diferente a la suya. En este sentido, el autor zaragozano nos remite a un capítulo muy concreto, que es clave para entender las pretensiones de Marge y la confianza en el futuro de su niña mayor: “Tú sé como eres, que ya sonreiré yo por las dos. Tú no finjas”.

Marge y Lisa (©Atresmedia)

Tampoco sale bien parado Homer porque primeramente Alejandro Tovar recalca que el patriarca representa todo lo que un ser humano no tiene que ser: vago, machista, aficionado al alcohol… pero también es un gurú del emprendimiento”. He aquí el quid de la cuestión. Según el autor,  “hace un estudio de mercado cada vez que detecta una necesidad, como comprar una máquina cuando nieva en Springfield (donde viven) u ordenarse reverendo para oficiar matrimonios homosexuales, e inventa cosas como el tomaco o su flambeado, pero todo por ciencia infusa, sin método ninguno y con el solo objetivo de hacerse rico”.

De igual manera, la tesis asegura que Los Simpson es muy crítica con el periodismo y con la televisión infantil.  Esta burla al periodismo se personaliza en el presentador de la televisión local Kent Brockman ya que Alejandro Tovar asegura que es un experto “en buscar la conexión emocional con la audiencia, teatralizar la información y apartarse de la verdad”. Igualmente ataca a la televisión infantil en la serie considerando que Krusty el payaso es el responsable de la educación de los niños, aunque es calificado como “un analfabeto, borracho y tirano, antítesis de la pedagogía y con el que se critica a los padres que enchufan a sus hijos a un aparato sin saber qué es lo que ven”.

Homer (©Atresmedia)

Esta tesis supone una novedad en el mundo académico, aunque anteriormente ya se había publicado sobre cómo la audiencia recibe los episodios. Esto implica que nos ayuda a concebir esta serie como una potente herramienta pedagógica, capaz de enseñar diferentes materias.

Y es que, aunque los personajes no envejecen, cada vez se acercan más a la realidad, incorporando tramas muy de nuestros días y prediciendo numerosos acontecimientos. Al final como asegura Alejandro Tovar, “crean distopías que se cumplen porque llevan a la sociedad al esperpento aunque, como sucede con el caso de Trump, la realidad supere a la ficción”.

Después de conocer esta tesis lo único que podemos asegurar es que Los Simpson tiene muchos niveles de lectura y que su importancia cultural es innegable porque se ha convertido en un auténtico fenómeno sociológico. Ojalá muchos capítulos más que hagan reflexionar a los espectadores sobre el poder de unos personajes que únicamente llegarán a herir la sensibilidad de aquellos que estén dispuestos a ofenderse por todo.

Para seguir leyendo:
Si eliminan a Apu de Los Simpson demostraremos que somos una sociedad de quejicas
¿Apu se queda o se va? Tenemos nuevas (y buenas) noticias

Imágenes: ©Atresmedia