Ha abierto el primer restaurante que une la comida india y cántabra

Es prácticamente imposible inventar algo nuevo hoy en día. ¿Sushi vegano? Sí, ya lo hemos visto. ¿Helados de fabada o de salmorejo? Sí, también. ¿Hamburguesa de Nutella? Pues también. Montar hoy en día un restaurante y pretender que sea novedoso es algo poco menos que utópico. Pero hay excepciones. El Hombre Pez es el primer restaurante de cocina fusión cántabro india de Madrid (y probablemente del mundo) y se basa en un concepto innovador que coge la materia prima de primera calidad de Cantabria –especialmente en la carne y el pescado– y lo fusiona con los colores y especias de la India, uniendo los sabores de las dos tierras. Pero, ¿cómo se les ocurrió semejante invento?

La ternera Tikka Masala de El hombre pez. Foto: El hombre pez

“La verdad es que es una pregunta muy común. Llevo en España 17 años y ya tengo abiertos tres restaurantes de cocina india. Al querer abrir un cuarto, pensé en algo relacionado con la gastronomía española y ahí surgió lo de Cantabria, que es una comunidad que me llama mucho la atención porque tiene playa y montaña en un mismo territorio y porque me encanta su oferta gastronómica”, explica Delwar Mozumder, dueño de El Hombre Pez.

El restaurante se hace eco, además, de una leyenda cántabra que liga a la perfección con el concepto. La de el hombre pez de Liérganes, Francisco de la Vega Casar, un ser legendario que desapareció en la ría de Bilbao y que podría haber llegado incluso hasta el Océano Índico. “Por eso, el símbolo del restaurante es un pescado con turbante”, explica Mozumder.

La quesada de El hombre pez. Foto: El hombre pez

La fusión entre Cantabria y la India se deja ver en los platos principales, donde sobresale un solomillo con salteado de verduras, curry rojo y arroz basmati; las albóndigas de Tudanca con korma, coco, azafrán y frutos secos; los dados de Merluza fritos con salsa de mango especiada; Tartar de atún con tikka masala y el plato estrella de la carta, el rodaballo Tandoori, elaborado al estilo indio y acompañado de arroz especiado, se sirve con una impresionante tuile de camarones. 

Además, el restaurante cuenta con una lista de platos indios (entre los que destaca el Hariyali Chicken Tandoori: pollo macerado en yogur, jengibre, ajo, hierbabuena y cilantro, una oferta de coctelería -”que incluye especias indias”- y una carta de postres entre los que están la torrija de pan sobao con helado de canela o la quesada, un dulce típico de Cantabria que cada vez es más difícil de encontrar. Para el chef Manuel Abad, la clave de la quesada del restaurante no es otra que los ingredientes “sean de la mejor calidad posible”. En el restaurante la elaboran con harina, huevos, leche, canela, cuajo y zumo de limón. Una de las claves para que quede perfecta es que dejan reposar la masa “dos horas antes de cocinarla en el horno”. La terminan con azúcar glas, frambuesa liofilizadas y un coulis de frutos rojos y se sirve “tibia, para que ese aroma y ese sabor a leche permanezcan”. Un guiño a una Cantabria que nunca había estado tan globalizada como en este nuevo restaurante.

El espectacular interiorismo de El hombre pez. Foto: El hombre pez

El hombre pez. Velázquez, 102. Madrid. Teléfono 910 58 80 01.

Más historias que te pueden interesar: