Preocupan las reservas y el mercado evalúa qué medidas pueden llegar para evitar otro salto del dólar

·7 min de lectura

Los dólares financieros rebotaron este miércoles 17 de agosto y el Banco Central registró un saldo neto comprador de u$s80 millones en el mercado oficial de cambios, el mayor resultado positivo desde junio último, con lo cual sumó cinco ruedas seguida de compras y el drenaje de reservas se moderó. De todos modos, en lo que va de agosto, acumula ventas netas por alrededor de u$s700 millones.

Pese a las últimas compras, el stock de reservas brutas perforó esta semana el umbral de los u$s37.000 millones, y este miércoles quedó en u$s36.902 millones, el nivel más bajo desde el 14 de octubre del 2016. Así, subieron u$s37 millones frente a la jornada previa, pero en lo que va de agosto caen en u$s1.338 millones.

El descenso de las reservas es mayor si se compara con el stock de u$s42.358 millones que se registraba el viernes 1 de julio. El día siguiente se conoció la renuncia del ex ministro de Economía Martín Guzmán, lo que desencadenó la escalada de los dólares paralelos en un escenario de incertidumbre.

Pese a la reciente racha compradora del BCRA, que fue posible gracias a una caída de la demanda de dólares para pagos de importaciones de energía, y el hecho que al día de hoy se concretaron más de una docena de operaciones con la cuenta 70/30, conocida popularmente como "dólar soja",  los analistas aseguran que la dinámica que muestran las reservas "sigue siendo preocupante". Por eso, creen que es "urgente" que pronto haya medidas para fortalecerlas y, así, poder garantizar la calma con los dólares libres.

En ese sentido, la expectativa en el mercado es que tras la reunión que mantuvo el secretario de Agricultura Juan José Bahillo con los equipos técnicos de la Mesa de Enlace surja en los próximos días alguna medida que mejore al dólar soja.

"Estamos trabajando con el Banco Central y funcionarios del Ministerio de Economía para mejorar la accesibilidad, para que el trámite sea menos burocrático y así generar una mayor atracción para poder liquidar", comentó Bahillo.

Los analistas esperan que pronto surjan modificaciones que mejoren el dólar soja.
Los analistas esperan que pronto surjan modificaciones que mejoren el dólar soja.

Los analistas esperan que pronto surjan modificaciones que mejoren el dólar soja.

Dólares: expectativa por medidas

La economista Natalia Motyl remarcó que "el BCRA está con dificultades para acumular reservas, por lo que es imprescindible que lleguen dólares de afuera o que el agro liquide", y acotó que "para eso, hacen falta medidas monetarias y fiscales".

En ese marco, el economista Adrián Rozanski, socio de la consultora 1816, planteó en una charla virtual organizada por GMA Capital que "lo urgente" es la cuestión cambiaria. "Si encarás un programa fiscal, va a llevar tiempo para que uno lo vea en los números, que el mercado confíe. Hay que hacer algo más inmediato para frenar la sangría de dólares del BCRA", argumentó.

El economista afirmó que "la dinámica es muy mala" y recordó que cuando se anunció que Sergio Massa iba a ser ministro de Economía, las reservas netas estaban en u$s2.000 millones", y ahora se estima que rondan los u$s1.000 millones. "Es un número pobrísimo de reservas netas", enfatizó.

Los analistas de Cohen Aliados Financieros también remarcaron que "la atención de la semana seguirá puesta en la intervención del BCRA en el mercado cambiario pues las reservas netas son prácticamente nulas". Y señalaron: "No hacer nada no es una opción, por lo que se especulan nuevas medidas para descomprimir la tensión cambiaria. Desdoblamiento formal y aceleración de la devaluación son las medidas que más suenan en el mercado".

Por su parte,  Andrés Borenstein, economista de EconViews, comentó en un podcast publicado en su cuenta de Twitter que Massa "nunca hubiese empujando una suba de tasas por más correcta que fuera si las papas no quemaran como queman, con solo u$s 1.000 millones de reservas netas en el BCRA".

"La tasa puede ser una zanahoria para que los exportadores liquiden, al entregar sus dólares al mercado oficial se quedaban con pesos que rendían menos que la inflación. Ahora, ponele que la empatan. Algún dólar más puede caer. Muchos, no parece. Para que entren muchos dólares se necesitan otro tipo de incentivos", aseveró. En ese marco, el economista sostuvo que "la economía pide a gritos señales fiscales y cambiarias, y ambas vienen demoradas o con gusto a poco".

Para el mercado, la suba de tasas no es suficiente para asegurar la calma de dólares paralelos
Para el mercado, la suba de tasas no es suficiente para asegurar la calma de dólares paralelos

Para el mercado, la suba de tasas no es suficiente para asegurar la calma de dólares paralelos

Alerta por las reservas

Borenstein advirtió que "la pobreza de nuestras reservas no se banca mucho más tiempo huérfanas de algún cambio".

En sintonía, Sebastián Menescaldi, director de Eco Go, aseguró que "la suba de tasas es insuficiente para conseguir dólares de manera sustentable en lo que resta del año" y señaló que "en promedio, en los últimos años, desde agosto a diciembre tuviste casi u$s5.000 millones de pérdida de reservas netas de los aportes que haya realizado el FMI". Y añadió: "Es un desafío, de acá en adelante, a conseguir reservas dado el nivel que tenemos ahora, en torno a $s1.200 millones (reservas netas). Faltan casi u$s5.300 millones para poder cumplir en septiembre la meta con el FMI".

La meta recalculada con el FMI contempla para fines de septiembre una acumulación de reservas netas de u$s6.400 millones que, según Menescaldi, "no se va a cumplir".

Al respecto, la consultora LCG prevé que "en septiembre, con la revisión de metas de junio y con la meta del tercer trimestre a punto de cerrar, el FMI exigirá avances en el frente cambiario y será difícil encontrar excusas para no tomar medidas".

A su vez, la consultora Ecolatina sostuvo que "la fuerte suba de tasas que instrumentó el BCRA es una condición necesaria, pero no suficiente, para calmar la dinámica de la brecha cambiaria".

"Si bien la medida va en la dirección correcta y constituye una señal positiva de cara al mercado, a los efectos de que la calma se extienda en el tiempo deberá avanzarse rápidamente con medidas concretas en términos de la corrección de los principales desequilibrios asociados al frente fiscal-monetario y de acumulación de reservas. Esto último resulta el más apremiante en el corto plazo. Si bien se moderó el flujo negativo de reservas, la dinámica sigue siendo preocupante", fundamentó Santiago Manoukian, economista de esa consultora.

El mercado espera un tipo de cambio diferenciado para el campo que mejore al dólar soja
El mercado espera un tipo de cambio diferenciado para el campo que mejore al dólar soja

El mercado espera un tipo de cambio diferenciado para el campo que mejore al dólar soja

En tanto, para Rozanski, "el Gobierno solo va a devaluar si no tiene otra alternativa; va a hacer todo lo que este a su alcance para evitarla".

Reservas: ¿qué medidas podría tomar el Gobierno?

Rozanski comentó que ante la actual coyuntura, "surge como siempre en los últimos años, en el segundo semestre en Argentina, el debate sobre implementar un desdoblamiento si el Gobierno no quiere devaluar y dado que ya hay un límite para seguir endureciendo cepo".

El economista dijo: "Uno tiene la impresión de que lo que se viene es una combinación de un mejor dólar soja y que algo al final va a haber que encarar con el dólar turismo y el dólar ahorro; y todavía falta (el mundial) de Qatar". Y subrayó: "Se van u$s600 millones por mes por turismo antes de Qatar; es un problema a resolver".

A su criterio, "en lo cambiario es inevitable que haya un mejor tipo de cambio para el agro, a fin de revertir la dinámica actual (de reservas)" y ve "inexorable que, más temprano que tarde, vaya hacerse algo con el dólar turismo y de ahorro".

Los analistas de Delphos Investment concordaron que pese a las compras de dólares del BCRA en las últimas ruedas, "la dinámica del mercado no ha cambiado desde los anuncios del ministro Massa sobre el refuerzo de reservas".

"No se observó todavía un aumento de la oferta en el mercado a pesar de las medidas para incentivar las prefinanciaciones de exportaciones", subrayaron.

Ante este panorama, en Delphos vaticinan que "el Gobierno deberá tomar alguna decisión sobre el funcionamiento del mercado cambiario que brinde incentivos claros y duraderos para la oferta de divisas, ya que el esquema actual de apreciación real, tipo de cambios diferenciados y cepo rígido sigue sin generar el incremento de reservas prometido al FMI".

"Las ventajas y desventajas de un crawling peg muy acelerado, un salto cambiario moderado o un desdoblamiento tienen que ser evaluadas con cuidado como parte de un plan integral que reduzca los desequilibrios macroeconómicos", concluyeron.