Y Marisol no apareció por los Goya, pero ni falta que hizo con el momentazo de sus hijas

Todo el Palacio de Deportes Martín Carpena estaba de pie ante el homenaje a Pepa Flores, la inolvidable Marisol. Pero como se venía rumoreando, ella no apareció por la ceremonia. En su lugar estaban sus hijas, María, Tamara y Celia Esteve Flores. El momento de entregar el Goya de Honor llegó una vez superado el ecuador de la gala con Amaia prestando su voz al clásico ‘Canción de Marisol’, aunque fueron sus hijas las que protagonizaron el momentazo de la noche.

(G3online, Jesus Briones, GTRES)

Después de que la triunfita interpretara la canción de uno de sus ídolos, Celia apareció despampanante sobre el escenario haciendo una breve versión de ‘Estando contigo’ que demostró una vez más que el talento también puede heredarse.

Tras robarse el espectáculo, María y Támara se sumaron sobre el escenario para recibir el premio en nombre de su madre, la actriz icono de España que lleva unos 35 años retirada de los focos de forma voluntaria. Es cierto que su ausencia estaba más que anunciada, pero como la esperanza es lo último que se pierde, muchos esperábamos por descubrir si podía dar la sorpresa a último momento.

Pero ni falta que hizo. Sus hijas supieron agradecer el premio en nombre de su madre con María recogiendo el cabezón: “Como todos sabéis, hace más de 30 años que nuestra madre tomó la firme decisión de bajarse de los escenarios y apartarse de los focos y los platos para siempre. Y hoy, emocionada, contenta y super agradecida a la Academia, a los compañeros y a la cantidad de mensajes bonitos que ha recibido a lo largo de estos días, nos está viendo, no se está perdiendo ningún detalle desde una televisión grande en un lugar tranquilo”.

“Y nosotras no nos podemos sentir más orgullosas de recoger este premio en su nombre, porque aunque no se lo crean, les prometo que no es consciente, ha hecho feliz a muchas personas a lo largo de su carrera” añadía emocionada.

“Por eso hoy solamente queremos decirte querida mamá que desde ese lugar en calma que has conseguido y que tanto te ha costado, que esta profesión que te ha visto crecer te otorga este reconocimiento tan bonito. Disfrútalo y se muy feliz porque querida Pepita este Goya de honor es para ti”.

Y así las tres unidas representaron a su madre con elegancia, protagonizando uno de los momentos más bonitos de esta gala que hasta ese instante se nos estaba haciendo larga.

Más temas que te pueden interesar: