Los príncipes de Gales podrían mudarse a la casa de la reina Isabel en el Castillo de Windsor

·3 min de lectura
Príncipes de Gales credit:Bang Showbiz
Príncipes de Gales credit:Bang Showbiz

Se espera que los príncipes de Gales se muden a la casa de la difunta reina Isabel en el Castillo de Windsor, aunque el movimiento tardará un poco por el bien de los tres hijos de la pareja, ya que acaban de trasladarse a Adelaide Cottage, en la finca de Windsor.

Se dice que tanto Guillermo como Catalina son conscientes de que sus hijos han vivido un cambio de casa, el comienzo de un nuevo colegio y la muerte de su "Gan-Gan" en sólo seis días.

Una fuente dijo al Daily Telegraph: "No van a empezar de cero a la hora de decidir qué pasará con todas las propiedades reales porque ha habido muchas conversaciones al respecto a lo largo de los años, pero las cosas pueden cambiar cuando se tienen en cuenta las dinámicas familiares y querrán que haya el menor trastorno posible en la vida de sus hijos en este momento. Todo será pensado en función de su bienestar".

Los Galeses se mudaron la semana pasada a Adelaide Cottage tras vivir en el Palacio de Kensington.

El príncipe Guillermo y su esposa, la duquesa Catalina, habían buscado una vida en el campo lejos de lo que se ha denominado la "pecera" de su residencia oficial en Londres, en un intento de dar a sus hijos una vida lo más normal posible.

Horas antes de la muerte de la reina, la pareja acompañó a sus hijos a la escuela Lambrook, de 7.000 libras esterlinas, situada a poca distancia de la casa de Windsor.

Su aparente decisión de dar tiempo a sus hijos para que se adapten a su nueva escuela y a Adelaide Cottage antes de volver a instalarse en la residencia de la reina en Windsor se produce después de que Guillermo elogiara a su "abuela", la reina Isabel y la llamara "la guía, la sabiduría y el apoyo".

El príncipe dijo en un comunicado publicado en Instagram que, aunque el mundo estaba de luto por la pérdida de una "extraordinaria líder", él había perdido a su abuela.

El miembro de la realeza añadió en un mensaje sobre fondo negro encabezado por su escudo real en forma de 'W': "El jueves, el mundo perdió a una líder extraordinaria, cuyo compromiso con el país, los reinos y la Commonwealth fue absoluto. Mucho se dirá en los próximos días sobre el significado de su histórico reinado. Yo, sin embargo, he perdido a una abuela. Y aunque lloraré su pérdida, también me siento increíblemente agradecido".

El príncipe añadió: "He tenido el beneficio de la sabiduría y la seguridad de la reina en mi quinta década. Mi esposa ha tenido veinte años de su guía y apoyo. Mis tres hijos han podido pasar las vacaciones con ella y crear recuerdos que durarán toda su vida. Ha estado a mi lado en mis momentos más felices. Y estuvo a mi lado en los días más tristes de mi vida".

Aunque Guillermo aseguró que sabía que el día de la partida de su abuela llegaría, siempre la recordará por su bondad, su ejemplo de servicio y dignidad en la vida pública.

“Sabía que este día llegaría, pero pasará algún tiempo antes de que la realidad de la vida sin Grannie se sienta realmente. Le agradezco la bondad que nos mostró a mi familia y a mí. Y le doy las gracias en nombre de mi generación por haber dado un ejemplo de servicio y dignidad en la vida pública que era de otra época, pero siempre relevante para todos nosotros. Mi abuela decía que el dolor es el precio que pagamos por el amor. Toda la tristeza que sentiremos en las próximas semanas será testimonio del amor que sentíamos por nuestra extraordinaria reina. Honraré su memoria apoyando a mi padre, el rey, en todo lo que pueda".