El Príncipe Guillermo y Kate Middleton serán Príncipes de Gales

·2 min de lectura
Photo credit: Gtres
Photo credit: Gtres

Tras la muerte de Isabel II, la Familia Real Británica ha dado un auténtico vuelco. Carlos III ha sido nombrado automáticamente Rey de Reino Unido pronunciando ayer su primer discurso oficial en el que tuvo unas palabras para todos los miembros de su familia. Y es que, a partir de ahora los títulos cambiarán entre las diferentes líneas de sucesión al trono, sobre todo, entre los tres hombres importantes: el ahora Rey Carlos III, su hijo mayor, Guillermo, y su nieto, Jorge. Los tres ostentarán nuevos títulos nobiliarios, siendo el más importante -con permiso del Rey- el Príncipe de Gales que recae sobre el Príncipe Guillermo, quien todavía no ha hecho ninguna aparición oficial desde la muerte de su abuela, dejando todo el protagonismo al nuevo Carlos III quien sí ha hecho sus apariciones públicas en las horas posteriores al fallecimiento.

Photo credit: Gtres
Photo credit: Gtres

A partir de ahora, Guillermo de Inglaterra ostentará los cargos de Príncipe de Gales y Duque de Cornualles, título que designa al primogénito del Rey británico. Un ducado que simboliza las relaciones con Escocia y muestra la unión que se quiere mantener entre las dos naciones. "Me enorgullezco en otorgar ese título de Príncipe de Gales, que para mi ha sido un privilegio, a mi hijo Guillermo", aseguraba Carlos III en su primer discurso oficial que tuvo muchos guiños a su familia y a cómo les cambiará la vida a partir de este momento.

Photo credit: Gtres
Photo credit: Gtres

Asimismo, los títulos también recaen en su esposa, Kate Middleton, que será la primera Princesa de Gales tras Lady Di, puesto que Camila Parker Bowls ostentó el título, únicamente, de duquesa de Cornualles, aunque ahora sí que será llamada Reina Consorte, tal y como lo dejó escrito Isabel II. Se trata de una sucesión muy simbólica y es que, desde que contrajo matrimonio con Guillermo, Kate ha sido muy comparada con Diana de Gales con mucho acierto, puesto que comparten el mismo perfil cercano, sonriente, solidaria, deportista y muy familiar, no en vano no es raro verla compartiendo planes con sus hijos.

El siguiente en la línea de sucesión es ahora su hijo Jorge, con 9 años, y le sigue su hermana Carlota, princesa de Cambridge, que apenas tiene siete años.