La casa real danesa informa sobre el estado del príncipe Joaquín

Por Diezminutos.es
Photo credit: gtres

From Diez Minutos

  • Mary de Dinamarca hará las funciones de la reina durante unos días.
  • Athena de Dinamarca, fotógrafa oficial de su hermano mayor.

Tal y como anunció hace unos días la propia Casa Real danesa en un comunicado, el príncipe Joaquín de Dinamarca tuvo que ser operado de urgencia en un hospital de Toulouse tras sufrir un ictus. El hijo de la reina Margarita, tal y como informaba el comunicado, se encuentraba "estable" tras ingresar de urgencia este viernes por la noche, donde permanece ingresado en compañía de su mujer, Marie. "Fue operado inmediatamente por un coágulo de sangre en el cerebro y la operación fue exitosa", escriben. El comunicado añade que, por el momento, no darán más información, pero quieren mandar un mensaje tranquilizador sobre su estado de salud: "La Casa Real no va a emitir, por el momento, más información: "El deseo de Su Majestad la Reina es que la familia esté tranquila y alejada del ojo público durante la hospitalización. Su Majestad, la princesa Marie se encuentra junto a su marido".

Sin embargo, el martes, la casa real ha emitido un nuevo comunicado para informar del estado de salud del príncipe Joaquín. Las noticias son esperanzadoras ya que tal y como explica el comunicado "no tendrá consecuencias físicas".

Además, los médicos responsables de su recuperación creen que "el riesgo de recurrencia es muy pequeño una vez que la arteria se ha curado" y esperan que pueda abandonar pronto la UCI.

Lo que sí advierten es que tendrá que seguir ingresado durante un tiempo y por este motivo, Palacio ha pedido que se respete la intimidad de la familia real en estos momentos tan inciertos sobre la salud de uno de sus miembros.

El príncipe se encontraba disfrutando de unas vacaciones en Francia junto a su familia, su mujer Marie y sus hijos, los príncipes Nicolás, Felix, Henrik y Athena, cuando sufrió el accidente cardiovascular.

No está siendo un año fácil para la familia. En plena pandemia del coronavirus, se llevaron un gran susto cuando tuvieron que regresar a Copenhague debido a una bronquitis de su hijo Henrik, a quien se le sometió a las pruebas de coronavirus pero, por suerte, el resultado fue negativo.

Una vez recuperado, la familia anunció que no regresaría a Francia y que se instalarían en el castillo de Schackenborg para que el pequeño siga recibiendo tratamiento en Dinamarca por el personal que le lleva tratando desde hace años.

La familia tiene su lugar de residencia habitual en París desde septiembre de 2019 por motivos laborales del príncipe.