¿Por qué el príncipe Harry se sentó detrás del rey Carlos en la segunda fila en el funeral de la reina?

·2 min de lectura
Meghan Markle y Harry credit:Bang Showbiz
Meghan Markle y Harry credit:Bang Showbiz

El príncipe Harry y Meghan Markle se unieron el lunes al dolor del rey Carlos III y otros miembros de la realeza durante el entierro de la reina Isabel.

Sin embargo, los asientos del duque y la duquesa de Sussex en la Abadía de Westminster suscitaron preguntas después de que se les asignara la segunda fila, detrás del nuevo monarca y su esposa, la reina consorte Camilla.

Ahora, se ha revelado el motivo de la disposición de los asientos en la abadía. Según fuentes del palacio de Buckingham, los nietos de la reina fueron colocados en orden aproximado de edad, lo que significa que el duque y la duquesa de Sussex se situaron detrás del rey Carlos.

Los funcionarios también dijeron a The Times que el plan de asientos fue diseñado para asegurar que las familias se mantuvieran juntas. No obstante, Meghan y Harry tuvieron que sentarse lejos del príncipe William y su familia, a quienes se les asignaron asientos en primera fila.

El rey Carlos se sentó junto a la reina Camilla en primera fila, con sus hermanos la princesa Ana, el príncipe Andrés, el príncipe Eduardo y sus cónyuges.

Sin embargo, los dolientes y espectadores del funeral han compartido una teoría que sugeriría que los asientos de los duques de Sussex les fueron dados con el propósito de evitar su exposición ante las cámaras.

Los usuarios de las redes sociales consideraron que una vela fue "colocada" para ocultar el rostro de Meghan durante el servicio en la Abadía de Westminster.

La ex actriz se sentó detrás de Camilla y a un lado de su marido, el príncipe Harry, pero durante gran parte del funeral de Estado sólo se pudo ver su sombrero.

No hay ninguna sugerencia de que la colocación de una de las cuatro velas que rodeaban el ataúd de Su Majestad tuviera la intención de ocultar el rostro de la duquesa. No obstante, algunos usuarios de Twitter aseguraron que el lugar de las velas se pensó estratégicamente para cubrir a la estrella de 'Suits'.

Una persona afirmó: "No quiero ser un teórico de la conspiración, pero esa vela está bloqueando totalmente la vista de Meghan".

Más tarde, el príncipe William acompañó a su hermano y a Meghan Markle a sus asientos en la capilla de San Jorge, en Windsor.

Uniéndose a la congregación de 800 personas, el príncipe de Gales condujo a sus dos hijos mayores, la princesa Charlotte y el príncipe George, a sus asientos.

En la transmisión en vivo se vio a William haciendo una pausa antes de sentarse y en un momento emotivo hizo un gesto a su hermano y a su cuñada para que fueran delante. A continuación, dejó que George y Charlotte pasaran delante de él, colocando a Kate entre ellos antes de sentarse él mismo al final de la fila.

El rey Carlos de Inglaterra estuvo junto a sus familiares durante la hora que duró la ceremonia de entierro.