El príncipe Guillermo habría llamado a Harry y Meghan para apaciguar sus conflictos

·3 min de lectura
Príncipe Guillermo credit:Bang Showbiz
Príncipe Guillermo credit:Bang Showbiz

Se dice que el rey Carlos III ordenó a sus hijos, Guillermo, el príncipe de Gales, y Harry, el duque de Sussex, que dejaran de lado su actual disputa antes del funeral de la reina Isabel II, lo que llevó a la pareja a reunirse en público por primera vez en más de un año.

Fuentes reales aseguran que el príncipe Guillermo trató de enterrar el hacha de guerra llamando a su hermano menor, el príncipe Harry, para pedirle que se uniera a él en un paseo fuera del castillo de Windsor después de una llamada telefónica con su padre Carlos.

En una escena que evidentemente entusiasmó a los fans de la realeza, que habían acudido por centenares a las puertas de la finca de Windsor para llorar la muerte de la reina, Guillermo y Harry salieron caminando codo con codo con sus esposas Catalina y Meghan.

Las dos parejas dieron un paseo de 40 minutos para inspeccionar el mar de ofrendas florales colocadas ante las puertas de la finca real en honor a la muy querida monarca.

Los expertos predicen que el momento podría suponer un punto de inflexión en la deteriorada relación entre los recién nombrados príncipes de Gales y los Sussex, que han estado enfrentados tras una serie de controvertidas entrevistas de Harry y Meghan.

Los Sussex, con sede en Montecito, se encontraban en el Reino Unido en una pseudo gira real cuando la salud de la reina se deterioró repentinamente el pasado jueves.

Se cree que Meghan y Harry no habían hecho previamente ningún plan para reunirse con los galeses, a pesar de estar alojados en Frogmore Cottage, a sólo 700 metros de Adelaide Cottage, donde viven Guillermo y Catalina.

Sin embargo, tanto Guillermo como Harry se apresuraron a ir a Balmoral el jueves después de que se informara que la salud de la reina se tambaleaba.

Un portavoz del Palacio de Kensington dijo que el príncipe de Gales había invitado a los Sussex a unirse a él y a la princesa de Gales al paseo de ayer por la tarde. Sin embargo, según The Times, la negociación fue tan tardía, que retrasaron su llegada 45 minutos.

Una alta fuente de Palacio dijo: "El Príncipe de Gales invitó al Duque y a la Duquesa de Sussex a unirse a él y a la princesa de Gales. Guillermo pensó que era una importante muestra de unidad para la reina en un momento increíblemente difícil para la familia".

El amigo de los Sussex y periodista preferido, Omid Scobie, afirmó más tarde en Twitter que la invitación se hizo a "última hora".

Sin embargo, insinuando que Guillermo está dispuesto dejar las rencillas atrás y a trabajar para mejorar su relación, declaró: "Es, sin duda, un momento significativo en la historia de la relación entre los dos hermanos".

Se cree que la aparición sorpresa de ayer es la primera vez que las dos parejas aparecen juntas en público desde el Día de la Commonwealth, el 9 de marzo de 2020.

Y es la primera vez que se ve a Guillermo y Harry juntos en público desde que se unieron para la inauguración del monumento en honor a su madre, la princesa Diana.