Los solteros son más felices que los que están en pareja, según revela un estudio

 ¿Las personas que están solteras son más felices que las que están casadas o en pareja? La medicina dice que no, ya que los que han vivido solos suelen morir más jóvenes que aquellos que han tenido relaciones, según un estudio publicado en 2011. Pero aunque vivan menos no significa que sean menos felices. Más bien al contrario.

Un trabajo llevado acabo por psicólogos de la Universidad de Auckland (Nueva Zelanda), y publicado en la revista Social Psychological and Personality Science, Al parecer, la clave estaría en que estas personas no viven ningún tipo de conflicto interpersonal, que es una de las grandes fuentes de infelicidad para el ser humano.



“Existen muchos estudios que asocian la soltería con la infelicidad, pero no tiene porqué ser cierto para todo el mundo. Los solteros también pueden tener vidas satisfactorias”, defiende Yuthika Girme, directora de la investigación y estudiante de doctorado del centro neozelandés.  

Para llegar a esta conclusión, el equipo de Girme realizó una encuesta a más de 4.000 ciudadanos de su país que no tuvieran interés en lograr ‘objetivos sociales’: tener relaciones sentimentales o de amistad con otros congéneres. A la vez, también preguntaron sobre el estado anímico de las personas que sí que deseaban relacionarse con los demás o tener una pareja.

Y así descubrieron que las personas que no tenían mucho interés en los demás eran igual o más felices que aquellos que sí eran más sociales. En este último grupo se encontraron los más infelices: aquellos que estaban solteros pero que deseaban tener una relación. Como explica Girme, “Los que tienen más ganas de tener pareja consideran que están mas satisfechos con su vida cuando consiguen estar con alguien, pero también sufren más si no encuentran el amor”.

Tampoco eran muy dichosos aquellos que están en una relación y que evitan a toda costa enfrentarse a problemas que existen en ella. Otro núcleo de poca alegría se da en aquellos que no quieren relacionarse, pero que de alguna manera se ven envueltos en una relación que no desean: en ellos se da mucha mayor ansiedad, inseguridad, recuerdos negativos y ganas de estar aislados que en ningún otro grupo de personas.