10 datos que necesitas saber sobre fertilidad

El deseo de ser padres lo es todo para muchas parejas jóvenes (y no tan jóvenes) que ven su proyecto de vida truncado tras serles detectado un problema de infertilidad. 

La ciencia trabaja sin descanso para poner a su disposición los más modernos e innovadores tratamientos, desde la  ya tradicional fecundación in vitro a  la revolucionaria vitrificación de óvulos. 

Según nos cuenta la experta en reproducción asistida Isabel Santillán, cada caso requiere un tratamiento distinto. 

Sin embargo, existen una serie de preguntas que suelen repetirse en las consultas, unas dudas comunes, a las que vamos a tratar de dar respuesta con diez sencillos datos que van a desmontar algunas falsas teorías que aún hoy circulan por ahí. 

1.   La infertilidad no es hereditaria. Que una mujer haya tenido problemas de infertilidad, no significa que los vaya a transmitir a su hija ; el historial reproductivo es independiente. 

2.   Las enfermedades de transmisión sexual pueden afectar a la fertilidad, algunas de ellas, aun después de curarse, pueden dejar secuelas que afecten en el futuro. 

3.   La obesidad también puede interferir a la hora de concebir. La obesidad puede provocar desajustes hormonales que a la vez interfieren en la capacidad reproductiva.  

4.   Tener ciclos regulares y sin variaciones significativas en la menstruación, no garantiza el embarazo. El 80% de las reglas sí producen un óvulo fecundable, el resto no, por ello tener todos los ciclos no significa que sean al 100% viables para lograr el embarazo. 

5.   La fertilidad masculina, al igual que la femenina, también desciende a medida que el hombre cumple años. Si, es cierto que el descenso es mucho más acusado en la mujer, sin embargo distintos factores externos pueden afectar a la  capacidad reproductiva del varón. 

6.   Muchas mujeres han sido madres por encima de los 45 años, pero la gran mayoría recurriendo a la reproducción asistida y en concreto a ovodonación

La realidad es que ser madre de forma natural a partir de los 40 se convierte en una misión casi imposible, además, los hijos tienen más riesgo de padecer con enfermedades, ya que los óvulos no tienen la misma calidad que con menor edad. A partir de los 40 años, la probabilidad de una mujer para tener un bebé de manera natural es inferior a un 5%. 

7.   Para concebir de forma natural, es especialmente importante prestar atención a las fechas en las que se tienen relaciones sexuales, existen más probabilidades de concebir justo antes o durante la ovulación, ya que los espermatozoides pueden vivir en el interior de la mujer un par de días después del coito. 

8.   El ácido fólico, yodo y zinc son suplementos conocidos para que la mujer aumente las probabilidades de concebir, pero en el hombre también existen suplementos que pueden servir de ayuda como el ácido fólico, la coenzima Q10, la vitamina E y el zinc. 

9.   Fumar influye en gran medida a la hora de buscar el embarazo. Las posibilidades de concebir se reducen un 50% si la mujer es fumadora.  

10. El estrés es un gran enemigo de la fertilidad. Las mujeres que afrontan un tratamiento de fertilidad con altos niveles de ansiedad ovulan un 20% menos y sus óvulos fecundan un 30% menos.  

Por último, la directora médica de Clínicas Eva, advierte que las mujeres que deseen un embarazo a partir de los 40, deberían buscar ayuda tan sólo tras 3 meses intentando tener un bebé sin éxito.

Fotos: Getty