Por qué un videojuego (como Cyberpunk 2077) puede causar un ataque de epilepsia

Mariángela Velásquez
·7 min de lectura
Karolina Kaluzynska, de 28 años, juega Cyberpunk 2077, desarrollado por CD Projekt, en Varsovia, Polonia, el 14 de diciembre  2020, pocos días después de su esperado lanzamiento mundial. (REUTERS/Kacper Pempel)
Karolina Kaluzynska, de 28 años, juega Cyberpunk 2077, desarrollado por CD Projekt, en Varsovia, Polonia, el 14 de diciembre 2020, pocos días después de su esperado lanzamiento mundial. (REUTERS/Kacper Pempel)

Antonella era una niña de primaria cuando se dio cuenta que algo extraño pasaba con su cuerpo. Los dedos de sus manos hacían unos movimientos bruscos sobre los que no tenía ningún control.

Primero fue un dedo, luego dos, después el brazo entero. Los tirones y sacudidas se fueron acentuando hasta que un día perdió la consciencia.

Un neurólogo le diagnosticó epilepsia cuando tenía 10 años. También le dio una serie de recomendaciones para evitar las convulsiones mioclónicas, esos espasmos violentos e involuntarios de sus extremidades que generalmente ocurrían al despertar.

La epilepsia es una enfermedad neurológica causada por el mal funcionamiento de un grupo de neuronas. La prevalencia en España es de 8 epilépticos por casa 1.000 habitantes y afecta a 50 millones de personas a nivel mundial.

Pero la prevalencia de la epilepsia fotosensible es mucho menor. Afecta entre un 3 y un 5% de los epilépticos y las crisis ocurren por una reacción anormal del cerebro a la información visual que recibe.

Antonella debía evitar los estímulos que le produjeran fotosensitividad, que suelen ser luces que titilan con patrones e intensidades particulares. Así que se sentaba a ver televisión protegida por unos lentes de sol.

Los estímulos que causan fotosensitividad son muy variados y van desde las oscilaciones casi imperceptibles de la pantalla de un televisor o computadora a la intermitencia de las decoraciones navideñas.

Con el tiempo, Antonella se dio cuenta que ni televisión ni los ordenadores en sí mismos le causan perturbaciones, pero sí algunos contenidos. Por ejemplo, le perturban algunas escenas de acción en las que hay una seguidilla de imágenes impactantes acompañadas con sonidos fuertes.

Las fuertes luces titilantes de las patrullas policiales y la iluminación muy blanca de grandes almacenes comerciales también le molestan. "Es indescriptible. Cuando voy al médico, me hacen los electros con luces que se prenden y se apagan. Percibo esa sensación desagradable hasta con los ojos cerrados".

A sus 41 años, Antonella tiene su epilepsia controlada y desde hace muchos años no ha tenido una convulsión.

Pero confiesa que hay algo de lo que siempre se ha mantenido alejada porque teme que pudiera afectar su equilibrio neurológico: los video juegos.

Cuidado con el Cyberpunk 2077

Para Antonella no fue tan complicado evitar por completo el contacto con los videojuegos básicos como Comando o Mario Bros que existían en la década de 1985. Pero ahora es mucho más difícil mantener alejados de las pantallas a los millones de adolescentes epilépticos deseosos por adentrarse en el mundo fantástico de video juegos como Cyberpunk 2077.

Parte del atractivo de esos juegos son las luces centelleantes y los efectos estroboscópicos, que son efectos ópticos que se produce cuando iluminamos un objeto que se mueve rápidamente mediante destellos.

Las alarmas de alerta para los jugadores epilépticos sobre la nueva versión del videojuego Cyberpunk 2077 se encendieron desde que Liana Rupert, una editora especializada en video juegos, reportó que había tenido un convulsión desencadenada durante un corto fragmento de la historia.

En esa escena introductoria aparece un aparato lanzando brillantes luces blancas y rojas hacia el espectador, a una velocidad cada vez mayor, hasta que lo envía a un mundo virtual en el que puede explorar las memorias de otros personajes.

Rupert recomendó a otros epilépticos que como no hay manera de saltarse esa escena "que miren hacia otro lado o cierren los ojos" cada vez que entren en un "braindance", como llaman a la escena mencionada y que aparece en distintas partes de la historia.

La gamer también señaló que existen otros fragmentos que pudieran generar foto sensibilidad, como escenas de los personajes y los objetos, dentro y fuera de los braindance, que están editados con un efecto de distorsión o "glitch", en el que aparece una luz parpadeante azul clara.

Las escenas de los bares y clubes nocturnos también están cargadas de unas luces de neón intermitentes de alto contraste que también podrían ser problemáticas para los jugadores fotosensibles. "Nos alarma y nos entristece que un revisor y crítico de video juegos haya tenido una convulsión generada por Cyperpunk 2077, antes de su lanzamiento", escribió Rupert.

Considera que el juego tiene características que no son seguras y que debieron haber evitado para que el juego fuera accesible para todos. "Con la enorme demanda y emoción que se ha creado alrededor del lanzamiento, pudiera representar un serio peligro para las personas que padecen epilepsia fotosensible", reportó un artículo publicado en ArsTechnica.

Los desarrolladores de la firma CD Projekt RED dijeron que al final de la licencia de uso del usuario aparece un anuncio que advierte que el juego tiene luces e imágenes intermitentes que pudieran causar ataques epilépticos.

(Advertencia: Este trailer de Cyberpunk 2077 tiene imágenes y efectos visuales que puden generar ataques de epilepsia a personas fotosensibles)

La explicación la tiene Pokémon

Uno de los antecedentes más emblemáticos sobre el impacto que puede tener un contenido de difusión masiva en pacientes con problemas de hipersensibilidad a los estímulos visuales ocurrió en Japón, en 1997, cuando unos 700 niños sufrieron crisis de epilepsia mientras veían un capítulo de Pokémon.

Investigadores de las instituciones españolas Universidad Pompeu Fabra y Universidad Politécnica de Cataluña (UPC ) y Universidad de Exeter en Gran Bretaña determinó que este comportamiento surge de las propiedades dinámicas del tejido neuronal, como la capacidad de resonancia.

"La estimulación visual con frecuencias cercanas a los ritmos alfa (presente en el episodio de Pokémon) interfiere con la actividad alfa natural de la corteza visual cerebral, llevando a un aumento de la amplitud de las descargas y desencadenando convulsiones epilépticas", explicó la publicación Redacción Médica.

Para comparar lo que sucede en el cerebro de un epiléptico con un hecho de la vida cotidiana podemos visualizarnos empujado a un niño en un columpio. Si empujamos siguiendo la misma frecuencia del balanceo, el columpio oscilará cada vez con mayor amplitud y el niño subirá más y más alto, al punto de que podría caer. "Esta caída es una analogía a la crisis epiléptica que puede ocurrir en el cerebro cuando se expone a la estimulación con unas frecuencias determinadas".

La comentarista de video juegos LauraKBuzz expresó que la fotosensitividad puede ser generada por tantas variables que es prácticamente imposible desarrollar videojuegos que sean 100 % seguros para los jugadores con trastornos neurológicos. Pero es mucho lo que los desarrolladores de la multimillonaria industria del entretenimiento virtual pueden hacer para resguardar la salud de sus consumidores.

LauraKBuzz sugiere que podrían desarrollar un "modo para personas fotosensibles" que al usarlo reduzca la intensidad, el brillo y modifique el color de las escenas.

También es posible explicar a todos los jugadores exactamente qué efectos visuales están viendo y colocar un anuncio explícito que advierta que las personas con enfermedades neurológicas primero deben consultar a sus doctores antes de comprar los juegos.

LauraKBuzz reflexionó que aunque los jugadores epilépticos fotosensibles representan una minúscula parte del universo de gamers, su malestar representa una oportunidad para que los desarrolladores recapaciten sobre si es realmente necesario saturar las pantallas con estímulos que pudieran ser nocivos para todos.

"A muchas personas en el mundo les dan dolores de cabeza, nauseas, mareos y otros efectos secundarios desagradables cuando son expuestos a estímulos fotosensibles. Permitir que todos los jugadores puedan reducir esos niveles de intensidad pudiera reducir la incomodidad de un amplio número de jugadores, además de ayudar a los jugadores a tener un menor riesgo de una potencial convulsión"; dijo LauraKBuzz.

Las nuevas generaciones de Antonellas seguro lo agradecerían.

Historias que también podrían interesante:

Cyberpunk 2077 cae de la cima de ventas en Reino Unido

Miyamoto explica por qué Nintendo no aborda la tristeza y el dolor en sus juegos

Epilepsia: de las convulsiones a la ausencia, la risa o el orgasmo

(Video) Clientes se enfrentan a golpes por una consola de videojuegos en tienda Walmart