Los efectos secundarios de la cirugía bariátrica que casi nunca mencionan antes de la operación

Si bien las razones para practicarse una cirugía bariátrica están relacionadas directamente con la pérdida de peso, hay varios diagnósticos que ven en esta práctica una solución.

Según la Mayo Clinic, la cirugía bariátrica se realiza a quienes tienen riesgo de presentar problemas de salud potencialmente mortales relacionados con el sobrepeso, como enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares; hígado graso no alcohólico; apnea del sueño y diabetes tipo 2, entre otros. Pero también es una alternativa adecuada para pacientes con trastorno dismórfico, con trastorno de fertilidad, con hernias discales o problemas de columna, cadera y rodilla, cuyo índice de masa corporal justifica la cirugía, y para pacientes que simplemente buscan perder peso pues ya intentaron dieta y ejercicios, sin éxito.

Incluso, según un estudio publicado por el Centro Nacional para la Información Biotecnológica, una cirugía para bajar de peso puede ayudar también a las personas con niveles bajos de obesidad que tengan diabetes o prediabetes.

(Getty Creative)

Pero aunque la operación bariátrica ofrece muchos beneficios, también representa riesgos, efectos secundarios y consecuencias que surgen al cambiar para siempre los hábitos alimenticios y el funcionamiento del sistema digestivo.

Estos efectos secundarios no necesariamente aparecen en todas las personas que se someten a estas intervenciones, y tampoco todos los tipos de operaciones bariátricas arrojan efectos secundarios.

El doctor Odoardo León-Ponte, reconocido médico del Instituto de Cirugía Avanzada de Caracas, Venezuela, oncólogo y especialista en cirugía laparoscópica avanzada y bariátrica, explica que la manga gástrica, es la operación bariátrica más recomendada en la actualidad, por ser corta, de mínimo riesgo y bien tolerada y con menos efectos secundarios.

(Getty Creative)

La otra cara de la moneda

Entre los efectos colaterales que pueden relacionarse específicamente con la manga gástrica está la aparición de reflujo, pero según León-Ponte, el porcentaje de casos no supera el 40%.

El reflujo suele tratarse con protectores gástricos según indicaciones médicas y evitando alimentos irritantes, tales como el café, el chocolate, la cebolla y los cítricos, así como también limitar el consumo de cigarrillos y alcohol.

(Getty Creative)

Por otra parte, quienes tienen problemas en la columna, así como las pacientes relacionadas con infertilidad, deben acudir a los expertos en sus especialidades para seguir sus tratamientos específicos en pro de cumplir sus objetivos y evitar condiciones nuevas que pueden aparecer tras la pérdida de peso.

Como el sistema digestivo sufre cambios, el organismo se tomará su tiempo para ajustarse, por eso es necesario seguir al pie de la letra las instrucciones médicas y tener en cuenta los síntomas que vayan presentándose durante la recuperación.

Aunque no son comunes, otros de los posibles efectos secundarios pueden estar relacionados con temas estrictamente digestivos, como problemas de la vesícula biliar, úlceras y el síndrome de dumping -malestar por el rápido tránsito de la comida al intestino- frecuente después de la práctica del bypass gástrico.

(Getty Creative)

“El bypass gástrico es una operación con la que se acorta –literalmente- el camino que recorre la comida en el organismo, la cual llega junto a las enzimas más abajo en el sistema digestivo sin estar digerida. Esta cirugía es malabsortiva y como tal produce desnutrición. Por otra parte, la manga gástrica es una operación fisiológica restrictiva hipoabsortiva, en la que se elimina el fondo del estómago y, en consecuencia, se suprime la producción de grelina, -hormonas encargadas de regular el apetito- provocando un tránsito intestinal rápido, con el que se absorben todos los nutrientes pero en menor cantidad”, asegura León-Ponte.

Con todas las intervenciones de este tipo se recetan vitaminas y minerales. La diferencia está en que con el bypass el paciente debe ingerir nutrientes para toda la vida, “porque esta cirugía te coloca en déficit de nutrientes y es por eso que surgen efectos secundarios como caída del cabello, trastornos de la piel y de las uñas. En la manga gástrica se recetan nutrientes solamente mientras ocurre la pérdida de peso y la ganancia muscular”.

Otra causa de la debilidad de las uñas, pérdida del cabello y trastornos de la piel, es la baja abrupta del colesterol. “Con el colesterol por debajo de cierto punto, algunos procesos se ven afectados y esto produce pérdida temporal del cabello, debilidad de uñas y cambios en la piel que también pueden relacionarse con la edad del paciente. Esto ocurre en menos de 10% de los casos de manga gástrica y se contrarresta con vitaminas. En el caso del bypass gástrico la incidencia es de más de 25% de los casos”.

(Getty Creative)

Y sí es cuestión de piel

Con respecto a la flacidez, todos los pacientes que se practican operaciones bariátricas deben ejercitarse. Odoardo León-Ponte apunta que “el que más ejercicio hace y más masa muscular desarrolla, mejor resultado estético tiene, pero hay que tener en cuenta que otros factores que influyen en la flacidez son la cantidad de kilos que se pierden y la edad del paciente. A mayor edad y mayor cantidad de kilos, mayor flacidez”.

En este sentido se recomienda el uso de fajas corporales, que en el caso de pacientes jóvenes son muy efectivas, pero en general es recomendable para todos los pacientes sometidos a estos procesos ir a una cirugía reconstructiva posbariátrica. “Aunque para muchos lo importante es la salud y no la estética, hay que tener en cuenta que con una dermolipectomía se eliminan muchos kilos de piel, pueden ser 30 o 50 kilos de piel, por ejemplo, por lo cual esta recomendación se hace cuando el paciente ya se acerca a su peso ideal”.

(Getty Creative)

Soluciones novedosas

Los tratamientos menos invasivos, como los balones gástricos, no causan efectos secundarios, pero están recomendados para quienes deben perder hasta 20 kilos de peso. De hecho, existe un dispositivo en forma de cápsula que se ingiere en la consulta, sin anestesia ni endoscopia. Se trata del balón Elipse, el cual se llena de líquido en el estómago provocando saciedad. Al transcurrir los meses que dura el tratamiento, el dispositivo se vacía y es evacuado naturalmente.

En cualquier caso, lo recomendable es que se sigan no solamente las indicaciones del cirujano, sino también las nutricionales y las emocionales. Si no se profundiza acerca de las razones y factores que han influido en el aumento de peso con análisis de conciencia y apoyo psicológico, los resultados nunca serán los esperados.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Frutos secos, cítricos y otros alimentos que estimulan la producción natural de colágeno

Frutas y vegetales que ayudan a retrasar el envejecimiento y te embellecen

El autocuidado: la única herramienta de protección en tiempos de pandemia