Por qué no debes probar esta mascarilla menstrual que se ha vuelto viral

·4 min de lectura
Facebook
Marimar y su pareja, Paulo, se ponen sangre menstrual a modo de mascarilla / Facebook Terapia Menstrual

Marimar González y su novio Paulo son virales por esta publicación en Facebook en la que salen los dos con la cara llena de sangre. En realidad se trata de una mascarilla facial con el flujo menstrual de ella.

La foto se ha vuelto viral y ha causado múltiples reacciones a favor y en contra, pues la pareja asegura que ambos se quedaron con un "cutis suave y hermoso". Esta sorprendente rutina de limpieza facial viene de una corriente denominada ‘terapia menstrual’, que trata de naturalizar y normalizar la regla, aceptando que el ciclo menstrual forma parte de la biología humana.

“La terapia menstrual me trajo aceptación completa de mi ser como mujer, me permitió aprender acerca de mi ciclo y el valor que hay en él. Gracias a este proceso aprendí a amar y valorar mi sangre menstrual, entendiendo que es vida, salud, comunicación con mi cuerpo, sanación, nutrición, entre muchas cosas más”, explica Marigo Yoga en una página de Facebook llamada Terapia Menstrual Costa Rica.

La menstruación "es pura nutrición y sirve para sanar y embellecer", continúa. Además de atribuirle propiedades , la pareja asegura que la mascarilla menstrual ha sido “una experiencia de conexión profunda entre ambos”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

“Él es muy abierto y le encanta involucrarse en mis procesos, probar conmigo y acompañarme en el camino del autoconocimiento y bueno, cuando decidí hacerme una mascarilla y ver qué tal y apenas él me vio quiso ser parte y se apuntó también a la experiencia", explica en la publicación.

Pero una cosa es que la menstruación no sea un tema tabú y otra convertirla en la protagonista de una serie de terapias alternativas un tanto extrañas. La sangre menstrual puede tener hongos y bacterias; la naturaleza es muy sabia y si el propio cuerpo expulsa o desecha algo no debemos 'reutilizarlo' para otros fines que nada tienen que ver. Esta práctica recuerda un poco a la moda de comerse la placenta, otra extravagancia que acabó utilizándose en cosméticos y como terapia de recuperación de numerosos futbolistas como Diego Costa.

Aceptar el cuerpo y los procesos que suceden en él entra dentro de los parámetros de lo normal, usar esa sangre para hacerse una mascarilla con tu pareja, puede tener sus consecuencias.

Así lo explica la ginecóloga Isabel Salas en YouTube sobre esta práctica de las mascarillas de sangre menstrual: “Es cierto que la sangre tienes células madre y en ese sentido puede ser buena para el cutis, pero al haber atravesado el canal vaginal también puede tener todo tipo de bacterias, virus e infecciones que pueden producir eccemas y verrugas u otras erupciones”. Salas desaconseja totalmente esta práctica y recomienda vaciar la copa menstrual en las plantas que tengamos en casa.

¿Qué contiene la sangre menstrual?

La sangre menstrual se compone principalmente de agua, células muertas del endometrio, lípidos, proteínas y hormonas. Además de sangre, la menstruación también contiene mucosa, células de revestimiento uterino, células madre (más que la médula ósea), plasma e incluso anticuerpos. Y también líquido linfático lleno de vitaminas, proteínas, glúcidos, minerales…, hasta restos de metales pesados y contaminantes.

Un estudio de la Universidad de Granada (UGR) asegura que el fuljo menstrual tiene cierto número de contaminantes orgánicos. Realizado por las ginecólogas Enriqueta Barranco y Olga Ocón Hernández, el estudio probó que la sangre menstrual está contaminada con compuestos tóxicos como parabenos y benzofenomas, procedentes de los cosméticos que utilizamos y nuestro estilo de vida.

No limpia la piel ni elimina el acné

“En teoría, la sangre menstrual tiene muchas propiedades que son beneficiosas para la piel, como propiedades antiinflamatorias y células madre, pero no hay evidencia científica real que respalde el uso de la sangre menstrual en mascarilla”, cuenta en Cosmopolitan la dermatóloga Jennifer Vickers, quien señala que “no sabemos si sus células madre o nutrientes tienen la capacidad de penetrar más allá de la barrera cutánea y sí tienen un efecto real en la cara”.

En definitiva, la menstruación es una auténtica depuración que el organismo femenino realiza de manera natural. Un ‘regalo’ de la naturaleza que te protege frente a los productos tóxicos que nos rodean y con los cuales tu cuerpo está en contacto diariamente (contaminantes medioambientales, productos de higiene femenina, etc). Así que si tu cuerpo elimina todo aquello que no necesita, ¿lo vas a aplicar a tu piel?

Más historias que pueden interesarte:

Shock tóxico: la enfermedad de los tampones se cobra una nueva víctima

Métodos sostenibles que puedes utilizar cuando tienes la regla

Ni enfermedad ni baja menstrual: ¿se sigue banalización el dolor de la regla?

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente