¿Funcionan los productos cosméticos que prometen cerrar los poros? Hablan los dermatólogos

·4 min de lectura
La piel contiene millones de poros (la mayoría de ellos no son visibles para el ojo humano) y todos estos poros están abiertos, y eso no solo no es un problema, sino que está bien porque es lo que permite que la piel "respire". Es hora de poner fin a este mito de la belleza. (Foto: Getty)
La piel contiene millones de poros (la mayoría de ellos no son visibles para el ojo humano) y todos estos poros están abiertos, y eso no solo no es un problema, sino que está bien porque es lo que permite que la piel "respire". Es hora de poner fin a este mito de la belleza. (Foto: Getty)

Tener poros abiertos y grandes puede hacer que cualquier tipo de piel, ya sea grasa, normal o seca, tenga una apariencia opaca, especialmente si están obstruidos con suciedad, bacterias, grasa o células muertas de la piel. Si bien no es un problema médico, los poros abiertos pueden ser un problema estético para algunas personas a las que no les gusta la apariencia de su piel.

 De hecho, existen muchos productos cosméticos que aseguran 'cerrar o disminuir' el tamaño del poro, pero esto hay que matizarlo porque en realidad, los poros de la piel no se pueden cerrar sino que tan solo se pueden mantener limpios, y esto es lo que mejora su aspecto.

Si, si, has leído bien. Los poros no se pueden abrir ni cerrar y, como apunta este artículo de Healthline, tampoco se pueden hacer más pequeños. Además, tenemos que empezar a entender que tener los poros abiertos no es malo, sino que es algo normal y necesario para que el sudor y el sebo puedan depositarse sobre la superficie de la piel.

Por eso cuando decimos que queremos abrir los poros estamos diciendo una perogrullada porque ya están abiertos; a lo que nos referimos es a que queremos hacernos una limpieza profunda para eliminar el exceso de grasa y suciedad.

Eso es lo que hacen los tratamientos faciales humeantes, que pueden hacerte sentir como si estuvieras abriendo los poros, pero en esencia, lo que realmente estás haciendo es limpiar tus poros de grasa, células muertas de la piel y escombros.

Así lo explica Ana Molina, médico especialista en dermatología de la Fundación Jiménez Díaz y de Clínica Dermatológica Internacional: "El poro es el orificio por donde el folículo piloso y la glándula sebácea se abren a la piel. El tamaño del poro es diferente en cada tipo de piel y en cada persona. La edad es uno de los factores que más influye en su tamaño, pues con la edad la piel pierde elasticidad y la capacidad de mantener el tamaño del poro. Los hombres también tienen más tendencia a tener el poro más grande, debido a que su capacidad hormonal provoca una producción de grasa extra. Existen muchos productos cosméticos que aseguran 'cerrar o disminuir' el tamaño del poro, pero esto es muy difícil".

Ademas hay que recordar que si bien la piel no respira técnicamente como lo hacen nuestros pulmones, sí requiere poros abiertos para mantenerte fresco y eliminar las células muertas de la piel para que puedan crecer nuevas células.

Cuando los poros se dilatan y se vuelven muy visibles, puede deberse a varios factores como el exceso de producción sebácea, contaminación, tabaco, tipo de alimentación, pérdida de elasticidad de la piel, fotoenvejecimiento y cambios hormonales, entre otros. Todo esto es lo que provoca un cambio en su apariencia, y una vez que se hacen notar, no se pueden volver a cerrar, "lo único que puede hacerse es afinarlos para que no sean tan visibles".

"Si nos ponemos técnicos, añaden los especialistas de Alto Derma, los poros son pequeñas depresiones, más que verdaderas aperturas de la piel, y pueden contener uno o varios orificios que permiten el paso del sebo protector. Las glándulas sebáceas de la cara, tronco e ingles son más abundantes y esto puede ser la razón de que los poros de la cara puedan parecer más grandes que los de otras zonas. Existe otro tipo de poros en la piel, las aperturas de las glándulas sudoríparas, pero estas no son visibles a simple vista".

Aunque, tal y como hemos aclarado, los poros no pueden abrirse o cerrarse, pueden aumentar de tamaño si el colágeno de la piel se debilita y se daña. Además, hay otras cosas que tienen que ver con el tamaño de los poros como la genética o el daño solar, según cuenta en HarpersBazar la doctora Mona Gohara, profesora asociada de dermatología en la Facultad de Medicina de Yale (Connecticut, Estados Unidos).  

Así que más vale prevenir y tomar acciones específicas que te permitan mantener tu piel sana y libre de imperfecciones; ya que el poro será más visible si, además, está obstruido por la mezcla de células muertas y oxidación de sebo.

Lavar tu rostro por la mañana y antes de dormir con un limpiador sin jabón ni agentes irritantes, limpiar tus manos antes de aplicarte cualquier producto en la cara, y cuidar las herramientas que utilizas para maquillarte son algunas de las medidas que pueden contribuir a mejorar la piel de tu rostro. Como dice Molina, "una buena limpieza diaria de la piel da como resultado un poro limpio que opticamente parecerá más pequeño", afirma la dermatóloga.

Por supuesto, también debes protege tu piel a diario de la radiación solar (con un crema SPF 30 o más todos los días), esto evitará la aparición de signos de envejecimiento y la pérdida de elasticidad en la piel. Y si el problema es el colágeno te convendría recurrir al retinol, un derivado de vitamina A que aumenta la renovación celular y estimula la producción de colágeno.

Más historias que te pueden interesar:

Brumas faciales: ¿un timo o un potente aliado para la salud de la piel?

Las manchas en la piel pueden indicar que tienes lupus: cómo identificarlas

Qué es el triángulo de la muerte y por qué los médicos llaman así a esta zona de la cara

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente