¿Por qué Messi necesita un extremo como Ansu Fati en el Barça?

Ansu Fati trata de desbordar a dos rivales del Ibiza. (Foto JAIME REINA/AFP via Getty Images)


Ansu Fati apareció en nuestro fútbol a base de récords, destellos de gran calidad y un atrevimiento impropio para un futbolista de su edad. El jugador más joven en marcar y asistir en un partido de La Liga en el S.XXI nos sorprendió a todos. Su talento estaba a la altura de su determinación y aunque a veces fallase en el desborde, siempre lo volvía a intentar mientras combinaba goles decisivos con una asombrosa carta de presentación. Ahora, meses después, el Barça de Quique Setién busca recuperar los extremos, lo que para su hombre más importante, Leo Messi, es una gran noticia.

¿Pero porqué Leo Messi necesita a Ansu Fati? Bien, simple y llanamente, porque es el único futbolista con un perfil regateador eminentemente marcado, de los que realmente faltan en la plantilla y no sobran a Quique Setién. Una bala al espacio con capacidad para desbordar en estático, lanzar diagonales endiabladas o atacar la espalda de las defensas. Algo, que, en un conjunto con una evidente falta de dribbling, es una bendición para Leo Messi.

En un equipo destinado a acumular mucho balón durante largas fases, el guineano siempre se encarga de aprovechar el 1vs1 que plantea el astro argentino cuando empieza a aglutinar rivales, generando, así, una oportunidad de oro para superar el sistema defensivo rival. En este sentido, el Barça se va a enfrentar muchas veces a lo largo de la temporada a equipos que realicen un repliegue muy bajo, lo que significa que requerirá de la ayuda de futbolistas como Fati para poder encontrar rendijas en las que colarse.

En esta línea, la energía de Ansu Fati para sumar en el sistema defensivo a diferencia del propio Messi o Luis Suárez también es un aspecto a destacar. Si bien ninguno de los dos sudamericanos son capaces de presionar intensamente al rival arriba o tras pérdida, el joven canterano cuenta con una fuente de energía propia de su juventud. Un aspecto que, si bien podría parecer mundano a simple vista, cobra gran importancia en la estructura del Barça actual.

Estos condicionantes hacen que, ante la baja de Luis Suárez y la llegada de Quique Setién, la figura de Ansu Fati gane peso conforme avanzan las jornadas por su especificidad dentro de la estructura azulgrana. El guineano mostrará mayor o menor rango de acierto, pero siempre será capaz de aportar una movilidad, descaro, desborde y velocidad que falta en una plantilla preparada para mantener la pelota durante muchos minutos, pero a la que irremediablemente le falta verticalidad y desborde individual. Por eso es tan necesario.

Más historias que te pueden interesar: