¿Por qué las españolas dejamos (voluntariamente) nuestro trabajo?

Tres de cada cuatro empleados abandonan su puesto de trabajo. Una tendencia que se ha multiplicado por cinco en los últimos años. Te explicamos el motivo principal de esta ‘rotación voluntaria’, según el sexo

Si te sientes estancada, infravalorada y tu empresa no es capaz de pagarte a un salario competitivo, no hay nada de malo en cambiar de trabajo.

Vaya por delante que dejar un puesto de trabajo es un ‘privilegio’ que pocos podemos permitirnos hoy en día. Incluso cuando la situación personal y financiera te permita renunciar, medita bien la decisión. Si no lo ves claro, espera a tener algo en el horizonte, no vayas a arrepentirte.

Las mujeres señalan la falta de desarrollo profesional como principal motivo de rotación voluntaria mientras que los hombres apuntan más a su jefe directo

Solamente en los casos más flagrantes es aconsejable dar carpetazo. No obstante, y a pesar del aumento gradual y progresivo de la igualdad profesional entre hombres y mujeres, estas siguen abandonando hoy su puesto de trabajo por falta de desarrollo profesional.

A esto hay que añadir que, en España, la cifra de personas (tanto hombres como mujeres) que abandonan voluntariamente su trabajo se ha multiplicado por 5 en los últimos años. Sin embargo las empresas tienen en su mano prevenir estas fugas ya que 9 de cada 10 personas mencionan los motivos de salida respecto a los cuales su empresa podría haber actuado.

Estar desmotivado, mal pagado, llevar años en el mismo puesto (cobrando lo mismo)… Que sí, que hay muchas ‘excusas’ para dejarlo, pero solo una razón de peso: cuando la vida personal o nuestra salud se vea afectada.

En este sentido, las mujeres señalan la falta de desarrollo profesional como principal motivo de rotación voluntaria mientras que los hombres apuntan más a su jefe directo. Del mismo modo, el 38 por ciento de las mujeres insatisfechas con su desarrollo profesional asegura que la empresa podría haber hecho más para retenerlas.

Estos datos se basan en un estudio realizado por Future For Work Institute, observatorio independiente que estudia las tendencias del futuro del trabajo, y la consultoría británica iOpener, y demuestra que las trabajadoras españolas abandonan hoy su puesto de trabajo por falta de desarrollo profesional y por motivos relacionados con su jefe directo.

“¿Por qué se van?” evidencia la complejidad de la decisión de dejar voluntariamente un trabajo. En este sentido cabe destacar que el 94 por ciento de las personas que han participado en este estudio declaran que su decisión es el resultado de diferentes causas.

Asimismo, hay dos factores que destacan por encima del resto y, es que, tres de cada cuatro empleados se van de sus puestos de trabajo por motivos relacionados con su desarrollo profesional o por causas que tienen que ver con su jefe directo.

Las mujeres se van por la escasa o nula promoción así como la falta de mejoras en tareas o proyectos realmente interesantes.

Quienes apuntan a su jefe directo entre las causas de su salida detectan niveles muy bajos de satisfacción con elementos fundamentales de la relación jefe-colaborador.

  • El 52 por ciento observa falta de confianza por parte del jefe,
  • El 55 por ciento asegura que su superior no le escuchaba,
  • el 52 por ciento declara haber sufrido injusticias,
  • el 54 por ciento critica la calidad del feedback recibido y
  • el 54 por ciento no se sentía respetado por su jefe.

Con todo ello más del 90 por ciento de las rotaciones voluntarias se podrían haber evitado con un liderazgo de calidad por parte del empleador, según los datos del estudio. Y es que la calidad del liderazgo que ha experimentado la persona empleada es el factor que más influye en su intención de recomendar o no la empresa que ha dejado como un buen lugar donde trabajar.

Del mismo modo las personas que dejan voluntariamente su puesto de trabajo en las organizaciones españolas tienen un escaso nivel de confianza en la visión de sus líderes, se sienten poco escuchados y están descontentos con la calidad del feedback que reciben.

El 64 por ciento señala que su supervisor directo le trataba injustamente y el 66 por ciento dice que no se sentía escuchado, lo que denota el impacto que el comportamiento de los líderes puede tener en el desarrollo profesional de sus colaboradores.

Y tú, ¿dejarías tu trabajo por alguna de estas razones?

También te puede interesar:

El (penoso) futuro que te espera si no cuidas tu entorno laboral

El motivo ‘invisible’ por el que tu trabajo te enferma