¿Por qué hay personas que pueden comer todo lo que quieran sin ganar peso?

Texto: Irina Kenigsberg

Todos tenemos alguna amiga o compañero de trabajo que no solo jamás ha hecho dieta, sino que no siquiera saber lo que son las calorías. Sin embargo, tiene una figura estupenda y parece incapaz de ganar peso. ¿Te has preguntado a qué se debe? Descubre el papel que juegan el metabolismo y otros factores.

¿Cuál es el secreto de los afortunados que pueden comer sin engordar? – Foto: Jose Luis Pelaez Inc/Getty Images

Por qué algunos comen y no engordan

El metabolismo sería una causa muy importante por la que algunas personas son delgadas, explicó a Yahoo Ana Hernandez-Schneider, médica en Kaiser Permanente Family Medicine (California). Hay personas que, por su genética, tendrían un metabolismo más acelerado. Esto tendría como efecto que puedan comer lo que quieran sin aumentar de peso.

Pero la mayoría de las personas tiene un metabolismo más lento. ¿Qué significa esto? Básicamente, que queman menos calorías tanto en estado de reposo como al realizar actividad física. Por lo tanto, esas personas necesitan comer menos que aquellos de metabolismo más rápido, si quieren evitar ganar peso.

Más allá del metabolismo

Sin embargo, esa no sería la única explicación por la que algunos pueden comer todo lo que quieran sin preocuparse por su peso. En general, las personas delgadas tendrían tendencia a ser más activas durante las actividades cotidianas que aquellos con sobrepeso, indicó Hernandez-Schneider. Muchas veces están en movimiento aunque no estén realizando ejercicio físico. Esa tendencia a moverse más podría hacer que quemen cientos de calorías adicionales cada día.

Las personas obesas, en promedio, quemarían más calorías que las delgadas, en parte porque les requiere más esfuerzo moverse. Sin embargo, también serían más sedentarias, por lo cual se les dificultaría deshacerse de la grasa corporal.

Más motivos

Hay otros factores que podrían tener gran influencia en el peso, más allá del metabolismo. Por ejemplo, el tipo de trabajo que realiza una persona de forma cotidiana, explicó a Yahoo Erin Clifford, coach de bienestar holístico. Los empleos de oficina suelen ser más sedentarios, mientras que las personas que deben moverse para hacer su trabajo, por ejemplo en un comercio, podrían quemar más calorías sin siquiera notarlo.

El lugar donde se vive también podría tener un impacto en cuánta energía se quema a lo largo del día. No es lo mismo que el carro sea tu mejor amigo que ir caminando todos los días al trabajo.

¿Qué puedes hacer, entonces, si sospechas que tu metabolismo es lento? Al tratarse de un factor en gran parte genético, estaría fuera de tu control, explicó Hernandez-Schneider. En cambio, lo que sí puedes hacer es lograr un mejor equilibrio entre las calorías que consumes (al comer) y las que quemas (al hacer ejercicio físico).

Ante cualquier duda y antes de realizar cambios en tu rutina o en tu dieta, consulta a un médico de confianza.

Y tú, ¿qué tipo de metabolismo crees que tienes?

Entrevistas con:

Ana Hernandez-Schneider, médica en Kaiser Permanente Family Medicine (California)

Erin Clifford, coach de bienestar holístico

También te puede interesar:
La manera en que te percibes a ti mismo podría ayudarte a tener un peso saludable
Graduación: birrete, toga, diploma… ¿y una sorpresa al pesarte?