Pequeñas empresas, las próximas en perder por estragos del coronavirus

Según Hitendra Chaturvedi, experta en gestión de cadenas de suministro, depende de los consumidores y de cuánto estén dispuestos a gastar, especialmente en pequeñas y medianas empresas, que la economía estadounidense se mantenga en pie mientras el coronavirus penetra las fronteras del país.

Chaturvedi, profesor en la W.P. Carey School of Business de la Universidad Estatal de Arizona, dijo que no le preocupa la resiliencia de las grandes empresas estadounidenses a una congelación parcial de las ganancias o durante un año entero y, en lugar de eso, cree que la clave es proteger a las empresas más pequeñas.

“Las pequeñas y medianas empresas (PYMES) que son el alma de nuestro país se verán afectadas con más fuerza”, le dijo Chaturvedi a Yahoo Finance el viernes. “Incluso cuando mejoren las cosas, estarán caminando por una línea muy delgada”.

SAN FRANCISCO, CALIFORNIA – 24 de febrero: Nancy Pelosi se unió a la comunidad de empresarios en un paseo de compras y una comida dim sum en el Barrio Chino de San Francisco en medio de la preocupación de que el coronavirus impacte en las empresas del barrio (Foto De Justin Sullivan / Getty Images).

Falta de recursos para comprar a otros proveedores

Estos modelos de negocio se sostienen con un delicado equilibrio que, a diferencia de las grandes empresas, en gran medida dependen de un único proveedor y funcionan con reservas de dinero limitadas. 

“Se juegan todo a una sola carta. Con un golpe como este, queda afectado todo su suministro”, dijo Chaturvedi sobre las PYMES que dependen de los suministros provenientes de China. 

Los desafíos se pueden agravar porque, según dijo, es necesario que los compradores más pequeños sean una prioridad para los proveedores en detrimento de las empresas que hagan pedidos de mayor volumen. Mantenerse a flote se vuelve aún más difícil debido a que las empresas pequeñas generalmente carecen de las reservas en efectivo que les permitirían recurrir a proveedores de la India y otros lugares o diversificar las compras entre varios proveedores. 

De acuerdo a datos censales de 2016, las pequeñas y medianas empresas (PYME) estadounidenses importaron un tercio de todos los productos importados a Estados Unidos, lo que representa bienes por valor de 618 000 millones de dólares.

Fuente: Oficina del Censo de Estados Unidos

“Entre el 60 % y el 70 % de la economía se alimenta del gasto de los consumidores. Si se instala el pánico y no sales a la calle, el gasto de los consumidores, que es la columna vertebral de esta economía, se verá muy afectado y eso es lo que está haciendo que las bolsas se comporten de la forma en la que lo están haciendo”, dijo Chaturvedi.

El excorredor de la Bolsa de Nueva York y fundador de Sarge986 LLC, Stephen Guilfoyle, dijo que la Reserva Federal debería aumentar inmediatamente la liquidez a corto plazo a las pequeñas empresas. El viernes Guilfoyle le dijo a The First Trade de Yahoo Finance que la Reserva debería reunirse de urgencia y reducir las tasas de interés en 50 puntos básicos.

“Esto es importante porque no hay nada más importante que la velocidad de circulación del dinero. Nada es más importante para conservar los trabajos. Nada es más importante ahora mismo que evitar que las pequeñas empresas se hundan, porque no pueden conseguir los suministros que necesitan para vender”, dijo.

Créditos: David Foster / Yahoo Finance

El viernes, el presidente de la Reserva Federal, Jay Powell, publicó un comunicado en el que mantenía que los fundamentos de Estados Unidos siguen siendo “fuertes” y dijo que el banco central reconocía que el coronavirus era un riesgo en evolución para la actividad económica. Powell dijo que la agencia estaba “monitoreando de cerca su desarrollo y las implicaciones para las proyecciones económicas” y que emplearía todas las herramientas y actuaría de forma apropiada para apoyar a la economía.

‘Una fuerte desaceleración en el crecimiento mundial’

El lunes, Laurence Boone, directora de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OECD, por sus siglas en inglés), una organización sin fines de lucro centrada en estimular el progreso económico y el comercio mundial, dijo que además de apoyar los sistemas de atención sanitaria, los gobiernos deben “apuntalar la demanda y proporcionar una línea de crédito a los hogares y empresas que se vean más afectados”.

“Incluso en el mejor de los escenarios posibles, con brotes aislados en países fuera de China, se espera una fuerte desaceleración en el crecimiento para el primer semestre de 2020 ya que se han visto afectadas las cadenas de suministros, incluidos los productos básicos, el turismo cae y la confianza se debilita”, dijo la OECD en un comunicado publicado en línea. “El crecimiento económico mundial va a caer un 2,4 % anual, en comparación con el ya débil 2,9 % de 2019. Se espera que aumente a un modesto 3,3 % en 2021”.

Para Chaturvedi, el mejor de los escenarios posibles es que el avance del coronavirus frene a finales de marzo. En este caso, dijo que cree que le seguirá un repunte significativo. “Estoy pensando en fines de marzo, porque entonces ya puedes esperar al segundo, el tercer y el cuarto trimestre. Del otro lado del espectro, el virus comienza a extenderse de forma considerable en Estados Unidos”, dijo. “Para mí, ese es el peor de los escenarios posibles, porque el pánico se propagará más rápido que el coronavirus”.

Noticias relacionadas

Aerolíneas chinas empiezan a despertar y ofrecen vuelos a US$13

Así se preparan los ricos de EE.UU. para el brote de coronavirus

La Fed baja las tasas de interés de emergencia por el coronavirus

Alexis Keenan