Por qué deberías dejar de masticar sólo por un lado

Aprender a masticar masticar correctamente (desde niños) evitará molestias como dolor de estómago, de cabeza o de cervicales, que pueden llegar a ser crónicos

Imagen relacionada
Comer siempre por el mismo lado puede causar migrañas tensionales, cansancio, asimetría facial, afecciones en garganta y oídos, mareos o vértigos, entre otras molestias, y un ‘colapso de mordida’ que desgasta los dientes. (Foto: Getty)

Más de la mitad de la población mastica sólo por un lado de la boca y utiliza muy pocas piezas para ello; pero si tenemos 32 dientes, ¿por qué utilizar solo unos pocos para masticar?

En la mayoría de los casos, la causa es una mala disposición de los dientes. La boca es una unidad morfo-funcional y, masticar sólo por un lado de la boca, lleva a una descompensación de las articulaciones temporomandibulares y de los dientes.

De hecho, investigadores de la Universidad de Santiago y el Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña describieron el síndrome del lado habitual de masticación como “el dolor que se produce en parte de la mandíbula por comer siempre por el mismo lado”, un trastorno que puede afectar hasta al 80 por ciento de la población.

Y no, no deberías ignorarlo ni tomártelo a broma porque la masticación unilateral afecta a todo el organismo. Por ejemplo, los linfocitos TH17, encargados de mantener el equilibrio bacteriano en nuestra encía, piel e intestino, dependen de la masticación para su activación. Si masticamos mal o no masticamos en absoluto, la ausencia de los linfocitos puede acarrear “enfermedades dermatológicas y digestivas”, tal y como cuenta al Espectador la doctora Tania Arteta, licenciada en Odontología de la Universidad Metropolitana de Barranquilla.

La masticación unilateral es un mal hábito que se desarrolla antes de los seis años de edad. (Foto: Vidayestilo)
La masticación unilateral es un mal hábito que se desarrolla antes de los seis años de edad. (Foto: Vidayestilo)

Por otra parte, los malos hábitos, como una posición adelantada de la lengua, mantienen una deglución atípica, que produce mayor avance mandibular y mayor mordida abierta. “Si la función es errónea, la forma también”, señala la doctora Ana Sada, experta en odontología pediátrica.

Además, el lado sobreutilizado sufre importantes consecuencias entre las que destacan dolor muscular y articular y desgaste de los dientes de ese lado. Por otro lado, estudios radiológicos revelan que los afectados sufren un remodelado asimétrico de los dientes y la mandíbula, y pueden tener mayor riesgo de artrosis.

Imagen relacionada
Una boca que no puede masticar bien, ya sea porque los dientes están mal colocados, por una erupción anómala de un cordal, una prótesis mal diseñada… va a llevar a problemas a otros niveles que no se van a quedar sólo en la boca. (Foto: Getty)

Muchas veces, la corrección de hábitos como la respiración oral, la interposición lingual o chupar el dedo soluciona por si sola una alteración del desarrollo. Además, para prevenir la afección es necesario:

  • Corregir malas posturas (todo lo que tensione nuestra nuca, cuello y mandíbula).

  • Dejar de fumar, comer uñas y chicle, los peores hábitos que se han generado en la historia.

  • Evitar dormir de medio lado, sobre todo del lado por el que más se mastica, ya que intensifica los dolores.

En otros casos, es necesario corregir el problema mediante ortodoncia, prótesis y otros tratamientos. Lo habitual es colocar una férula correctora. “Sin embargo -indica la doctora Sada- no es recomendable arreglar un problema sin tener en cuenta la causa”.

¿Cómo sé si necesito ortodoncia?
Aunque muchos casos son leves, hasta un 18 por ciento de los afectados requiere tratamiento. Si eres una de estas personas, ¿qué debes hacer? En primer lugar, consultar a tu cirujano maxilofacial u odontólogo para que valore las opciones.

Por mucho que esté de moda, las razones para hacerse una ortodoncia no siempre son las adecuadas. El paciente suele primar la estética mientras que para el odontólogo el objetivo es corregir la morfología de la boca y mejorar su funcionalidad.

Existen diversas posibilidades terapéuticas según cada caso: ajuste oclusal, restitución de dientes perdidos o restauración de los que estén dañados, tratamiento con férulas específicas, fisioterapia craneomandibular…

En el caso de los implantes, es aconsejable realizar una ortodoncia previa, porque “poner implantes en una boca que no tiene un buen equilibrio -explica la doctora- va a condicionar la función tanto a corto como a largo plazo”.

Igual que no somos capaces de andar apoyando sólo dos dedos de los pies, la boca no funciona bien si solo se tiene contacto con 2 dientes al masticar. Igual que no andamos a la pata coja, no deberíamos masticar sólo por un lado. La colocación, integridad y utilidad de los dientes está relacionada con lo bien o mal que trabaje la boca, y a la inversa.

¿Masticas habitualmente por el mismo lado de la boca? ¿No has notado molestias?

También te puede interesar:

Las gafas que te ayudan a superar el miedo al dentista

Las consecuencias de tener unas encías enfermas (en distintas partes del cuerpo)

Si haces esto (solo) una vez al año vas a tener cáncer oral

Esas crujientes y apetitosas patatas fritas son (de verdad de la buena) lo peor que puedes echarte a la boca

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente