¿Por qué algunos piden que sea despedida una de las protagonistas de ‘The Mandalorian’?

Jesús Del Toro
·4 min de lectura

Una de las series más populares y vistas en los sistemas de streaming es ‘The Mandalorian’, el show estrella de la plataforma Disney+ que narra la saga, en el universo de ‘Star Wars’, de un rudo cazarecompensas de poderosa y misteriosa armadura, el Mandalorian, y un bebé de una especie dotada de poderes Jedi conocido como Baby Yoda.

Otro de los personajes destacados de esa serie es una fuerte guerrera llamada Cara Dune, una suerte de aliada del Mandalorian en la inacabable batalla contra las fuerzas opresivas que subsisten tras la caída de Darth Vader y el imperio galáctico.

Gina Carano, actriz que encarna a Cara Dune en 'The Mandalorian' durante la presentación de esa serie estelar del universo de 'Star Wars' en la plataforma Disney+. (Photo by Rodin Eckenroth/FilmMagic)
Gina Carano, actriz que encarna a Cara Dune en 'The Mandalorian' durante la presentación de esa serie estelar del universo de 'Star Wars' en la plataforma Disney+. (Photo by Rodin Eckenroth/FilmMagic)

Millones de usuarios han visto esa serie y algunos de ellos han tenido, recientemente, una exigencia que nada tiene que ver con aventuras espaciales en las que conviven humanos y multitud de otras especies de cuño extraterrestre.

Exigen que la actriz que encarna a Cara Dune sea despedida de la serie a causa de sus singulares, y para muchos intolerables, posiciones y expresiones políticas extremadamente terrestres.

Carano es una actriz, modelo y practicante de las artes marciales mixtas de 38 años de edad. Y fue en esas disciplinas de combate en las que destacó de modo importante a finales de la década del 2000, con peleas que la llevaron al estrellato y a ser una de las mayores protagonistas en unas artes marciales mixtas originalmente dominados por hombres.

Esa fama la llevó al cine y apareció en películas de acción en las que mostró sus habilidades, entre ellas ‘Haywire’, ‘Fast & Furious 6’ y ‘Deadpool’ y en series como ‘Almost Human’ de Fox y, recientemente, ‘The Mandalorian’ de Disney+.

Carano ha logrado considerable fama por su interpretación de Cara Dune en esa serie del universo de ‘Star Wars’.

Pero al margen de sus personajes de ficción, Carano se ha hecho de cierta cantidad de detractores, tan irritados que han exigido en redes sociales que Disney la despida de ‘The Mandalorian’.

La causa de ello son los tuits que Carano ha publicado en donde fustiga a personas que usan mascarillas para protegerse y proteger a otros del covid-19 y promueve alegaciones que hacen eco de quienes afirman sin pruebas que en las pasadas elecciones presidenciales se cometió fraude.

Para muchas personas resultó ofensivo o intolerable que Carano promoviera esas nociones, que son especialmente perniciosas para la salud pública, en el primer caso, y para la democracia en el segundo, y están directamente conectadas con falsedades y teorías conspirativas y con la extrema polarización que vive el país.

Y, por añadidura, son afirmaciones que están en línea con lo que Donald Trump ha propagado desde hace meses en relación a la pandemia y a la elección presidencial, lo que inevitablemente pinta rayas divisorias entre quienes lo apoyan y quienes lo rechazan.

Y pareciera que, para algunos, la posición de Carano en esos tuits sería como un coqueteo con el lado oscuro de ‘Star Wars’.

En el pasado, Carano ha mantenido también otras expresiones controversiales, como una que tuvo en relación a la comunidad trasngénero y que luego clarificó, y otras vinculadas a la derecha radical, de acuerdo a Screen Rant y Newsweek.

Así, varios tuits de Carano sobre las mascarillas y que hacen eco de las infundadas alegaciones de fraude electoral ciertamente tienen su carga de equívocos, e incluso tienen conexión con conductas y posiciones socialmente perniciosas, pero ella tiene derecho a emitirlas. El mismo derecho que tienen sus detractores de criticarla por ello.

En ese sentido, el llamado a que Carano sea despedida de ‘The Mandalorian’ por sus expresiones es también punzante, pues a fin de cuentas la libertad de expresión es un pilar fundamental de la democracia y de la institucionalidad republicana estadounidense. En ese contexto, parece poco probable que Disney opte por despedirla.

El debate, con todo, es sano y bienvenido y si Carano y quienes la critican optan por expresar mutuamente y de modo respetuoso sus posiciones, animadversiones, reproches o burlas tienen amplio derecho a hacerlo. Si eso se da en paz, los argumentos o las falencias de cada uno se decantarán bajo el peso de la realidad y ese será el mejor veredicto.

Uno tan grande, valga la comparación, como las inmensidades espaciales de ‘The Mandalorian’.