Pon tu móvil a salvo de ataques informáticos

Por Esperanza Jiménez
Photo credit: William Whitehurst

From Diez Minutos

La contraseña es la llave principal de acceso a una red social, al correo electrónico o a tu gestión bancaria. Teniendo en cuenta, además, que hoy en día todo lo hacemos a través de nuestro teléfono móvil, el acceso tanto a tus datos como a tus cuentas bancarias, por ejemplo, podría ser más fácil de lo que piensas.

Por eso es tan importante saber poner contraseñas seguras. Toma nota de cómo blindar tus datos personales gracias a los consejos que da el FBI ¡estarás mucho más protegida!

- Crea una contraseña larga, de al menos 15 caracteres. Y combina mayúsculas, minúsculas y caracteres especiales. La longitud es más importante que la complejidad y opta mejor por una secuencia de palabras sin significado.

- Cámbiala con frecuencia. No cada día pero sí periódicamente, como se hace en muchas empresas.

- Evita las combinaciones clásicas como una secuencia numérica tipo 123456...

- Nunca pongas cifras que tengan un significado para ti como tu fecha de nacimiento o la de tus hijos, ni incluyas nombres o apellidos predecibles.

- Evita las sugerencias de contraseña que ofrecen algunos servicios de Internet en el momento en que te registras.

Otros consejos que te pueden resultar útiles para estar más protegido es no tener la misma contraseña para todo. Es decir, no uses el mismo pin para desbloquear tu teléfono móvil y la tarjeta de crédito, por poner un ejemplo.