La policía japonesa, con pistolas frente a los macacos

·3 min de lectura
Photo credit: Jeremy Woodhouse - Getty Images
Photo credit: Jeremy Woodhouse - Getty Images

En Japón, una de las estampas más llamativas para los turistas con los llamados 'monos de las nieves'. Estos macacos se han convertido en un reclamo para las fotografías gracias a que tienen la costumbre de bañarse en aguas termales y proporcionan una estampa muy simpática. Además, los nipones siempre han tenido una particular comunión con la naturaleza por influencia del sintoísmo (una de las religiones principales del país) y estos animales son respetados y considerados muy graciosos. Sin embargo, esto ha cambiado de manera brusca en los últimos tiempos.

El problema ha surgido este verano alrededor de la ciudad de Yamaguchi, al oeste de la isla de Honshu, con el aumento de la agresividad de estos animales, cuyo nombre científico es macaca fuscata. Los datos de las autoridades señalan 45 ataques de los macacos japoneses o macacos de cara roja desde el 8 de julio, algo totalmente insólito para los vecinos. "Es algo muy inusual. Nunca acceden a las zonas urbanas y nunca antes habían asaltado a tanta gente", confesó Masato Saito, uno de los portavoces del ayuntamiento de Yamaguchi.

Estos macacos han empezado a colarse en edificios y han atemorizado a los japoneses porque suelen elegir a los ancianos y menores de 10 años (las personas más débiles) para sus actitudes agresivas. "Últimamente hemos oído casos de un mono que se agarra a una pierna y cuando la persona intenta quitarse al animal, ellos muerden o saltan para engancharse por detrás", reconoció Masato Saito.

Estrategias fracasadas contra los macacos japoneses: sacrificar al líder, trampas y pistolas

En un principio, la estrategia de las autoridades para acabar con el problema fue acabar con el cabecilla de los macacos. Sin embargo, los responsables no han podido identificar a un solo responsable de los ataques y esta táctica no ha tenido sus frutos aunque han sacrificado a un macaco de cara roja capturado después de uno de los ataques. "Podríamos resolverlo si hubiera una 'alineación' de monos, pero en este caso no podemos decir si hay uno, dos o varios", reconoció Masato Sato.

Los expertos señalan que lo habitual es que estos macacos del vivan en grupos, lo que llevaría a pensar que es una tendencia de una manada. No obstante, algunas hembras pueden separarse para moverse en solitario durante una temporada, lo que podría significar que es una macaca japonesa la que lleva a cabo las incursiones que han asustado a los vecinos.

Photo credit: Jeremy Woodhouse - Getty Images
Photo credit: Jeremy Woodhouse - Getty Images

La siguiente fase adoptada por los agentes de la zona en su batalla con los macacos consistió en repartir trampas para atraparlos. Resultó un fracaso con los macacos de cara roja, considerados de los más inteligentes del mundo animal. Ahora, los policías patrullan con pistolas de tranquilizantes para tratar de frenar la escalada de ataques de monos.

No hay una única explicación de estos ataques de macacos a humanos, aunque los conservacionistas apuntan a una nueva relación con los humanos que podría ser peligrosa. "Las autoridades locales han tomado medidas para alejar a los monos, por ejemplo, usando fuegos artificiales para que forzar a que volvieran a su hábitat", ha explicado Mieko Kiyono, experta en vida salvaje y catedrática de la Universidad de Kobe.

Sin embargo, estas medidas no siempre funcionan y los macacos podían haber desarrollado cierta hostilidad con los humanos y podrían incluso no querer volver a sus hogares en las montañas. "Los monos que han aprendido a reaccionar contra los humanos se unirán con otros grupos y liderarán a más monos para no tener miedo a los humanos", avisa la especialista sobre un tipo de animal hasta ahora venerado y respetado en Japón.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente