Pogacar, Roglic, Doncic...y Kristjan Ceh: Eslovenia también tiene una estrella en disco

·2 min de lectura
Photo credit: Ezra Shaw - Getty Images
Photo credit: Ezra Shaw - Getty Images

Un gigante con gafas inscribió su nombre con letras de oro en la historia del deporte esloveno. A sus 23 años, Kristjan Ceh se convirtió en el segundo atleta del país en ganar un título mundial de atletismo al aire libre tras el martillista Primoz Kozmus en Berlín 2009. Entrenado desde este año por el estonio Gerd Kanter, campeón olímpico en 2008, el atleta de 2,06 metros y 120 kilos, estudiante de Ingeniería Agrónoma y miembro del ejército se ha convertido en Eugene en el atleta más joven en ganar la prueba de lanzamiento de disco, y lo ha hecho además con el récord de los campeonatos de 71,13 metros.

Ceh ha conseguido lanzar un palmo más allá hace unos meses. En mayo en Birmingham llegó a 71,27m, lo que le sitúa como el 10º discóbolo que más lejos llega en la historia, una lista que desde 1986 domina el alemán Jurgen Schult. Su progresión invita a pensar en él como un lanzador que marcará época, una nueva estrella del deporte en un país de dos millones de habitantes que ha parido a los ciclistas Tadej Pogacar y Primoz Roglic o al jugador de baloncesto Luka Doncic.

Photo credit: Ezra Shaw - Getty Images
Photo credit: Ezra Shaw - Getty Images

El esloveno tendrá un duro rival en el lituano Mykolas Alekna, aún más joven que él a sus 19 años. El talento lo lleva en los genes, ya que es hijo de Virgilijus Alekna, doble campeón olímpico de la disciplina, y lo demostró también en Hayward Field, con una medalla de plata de 69,27 metros. Lituania ganó una medalla más, el bronce de Andrius Gudzius con 67,55m, y desalojó a la cuarta y quinta posición a los suecos Daniel Stahl (67,10m) y Simon Petterson (67,00m), que habían dominado los Juegos Olímpicos.

Oro para Australia en salto de altura

Photo credit: Anadolu Agency - Getty Images
Photo credit: Anadolu Agency - Getty Images


En la otra final en el 'field' de la noche, el salto de altura, cinco mujeres superaron los dos metros y la australiana Eleanor Patterson sorprendió a la talentosa ucraniana Yaroslava Mahuchikh con un brinco de 2,02 metros a la primera que igualó el récord de Oceanía y le dio el oro. La plusmarquista mundial sub-20, una mujer que ha llegado a 2,06m en pista cubierta, tuvo que conformarse otra vez con la plata, esta vez sin Mariya Lasitskene, ya que pasó la misma altura al segundo intento. El bronce de Elena Vallortigara, con dos metros exactos en el primer intento, inauguró el medallero de Italia en Eugene.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente