El poder de Telecinco para acabar con la carrera de sus famosos

Cine 54
·7 min de lectura

Desde el día en que Antena 3 decidió abandonar el corazón de su programación los colaboradores dedicados a hablar sobre los chismes de las celebridades, así como los famosillos cuyo sustento principal es la televisión, dependen absolutamente de Mediaset. Sin embargo, en el momento en el que desaparecen de la cadena de Fuencarral lo tienen complicado para seguir ingresando dinero. El último ejemplo conocido es Antonio David Flores quien, a raíz de la emisión del documental de Rocío Carrasco, ha conocido el cese de su vinculación laboral tanto con Sálvame como con la productora La Fábrica de la Tele y el resto de programas del grupo de comunicación de Paolo Vasile.

©Mediaset
©Mediaset

El pasado domingo Rocío Carrasco rompió un silencio de 25 años en el documental Rocío. Contar la verdad para seguir viva donde narró su intento de suicidio y aseguró que el padre de sus hijos, Antonio David Flores, se convirtió en su verdugo, acusándole de malos tratos, humillaciones y vejaciones. Que la hija de Rocío Jurado haya abordado en prime time problemas de nuestra sociedad como la violencia de género ha tenido consecuencias inmediatas ya que Mediaset ha decidido prescindir sin miramientos de uno de los colaboradores estrella de Sálvame.

El magacín de las tardes de Telecinco ha arrancado la semana precisamente con el anuncio del cese de vinculación laboral de Antonio David Flores con Mediaset (es decir, tanto con Sálvame como con la productora La Fábrica de la Tele y el resto de programas del grupo de comunicación de Fuencarral). Una decisión que ha sido transmitida por la presentadora Carlota Corredera y que pone de manifiesto cómo el tertuliano se suma a la lista de rostros conocidos a los que se les ha acabado el chollo televisivo.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Y es que si algo ha dejado en evidencia este despido es que Mediaset ha creado una particular cantera de personajes que viven única y exclusivamente de estar en la televisión. Si bien el exguardia civil se convirtió en un rostro seguido por la prensa rosa española en los años noventa por ser el exmarido de Rocío Carrasco lo cierto es que con el paso de las décadas se ha ido ganando un hueco en esta especie de sistema creado por la cadena de Fuencarral. Así, el malagueño ha ido ganando popularidad con los años gracias a sus participaciones en diversos programas y concursos televisivos de Telecinco.

Es más, la carrera en la pequeña pantalla de Antonio David Flores había dado un giro radical en 2019. Y es que tras dos años y medio desaparecido de los focos regresó a la vida mediática como concursante de Gran Hermano VIP 7. De ahí desembarcó en el concurso culinario de Cuatro Ven a cenar conmigo: Gourmet edition (compartiendo edición con Lucía Bosé, Pablo Carbonell y Cósima Ramírez) y seguidamente se anunció su fichaje como colaborador de Sálvame donde su fama había crecido como la espuma. Sin embargo, Telecinco tiene tanto poder para encumbrar al estrellato a sus tertulianos y personajes de realities como para prescindir de ellos y sentenciarles de muerte (televisivamente hablando, obviamente).

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Y es que aunque muchos espectadores se hayan quedado descolocados después de que Mediaset haya decidido prescindir de las colaboraciones del padre de Rocío Flores hay que recordar que no es la primera vez que corta el grifo de la noche a la mañana a otros personajes que únicamente viven de su fama televisiva. Es decir, no hablamos de actores o celebridades con una carrera aparte de la televisión (que pueden concursar, por ejemplo, en Masterchef Celebrity o, al menos, seguir desarrollando su trayectoria ajena a las cámaras de Telecinco), sino de famosos que viven por y para el medio catódico.

Esto sucede no solo con colaboradores que Sálvame ha elevado al Olimpo de las estrellas televisivas sino con toda la camada de personajes surgidos de La isla de las tentaciones (y ya van tres ediciones) o de Mujeres y hombres y viceversa (MyHyV), dating show que precisamente esta misma semana se despide de los espectadores tras casi trece años en el aire. Seguramente los rostros nacidos en este programa de Cuatro (e incluso de otros espacios de telerrealidad) que no tengan seguidores masivos en redes sociales -ya que ahí sí pueden sacar más dinero y continuar con su influencia-, sentirán que su fama ha muerto en un abrir y cerrar de ojos. Porque son pocos los que han sabido popularizarse más allá de Telecinco. A no ser que trabajen como influencers, como Violeta Mangriñán, o sepan reinventarse como el tronista Alberto Santana que tiene sus tiendas de ropa e inversiones, el chollo se les corta en el momento que dejan de pisar los platós de la cadena de Fuencarral.

Otro caso muy revelador es el de Steisy quien ha vuelto al candelero con otro perfil de Instagram y desde hace semanas no consigue superar los 200.000 seguidores. Y si bien se hizo popular tras su paso por MyHyV amasando más de un millón de followers en su primera cuenta en la citada red social, se hartó de hacer bolos y ha dejado de ser recurrente en los platós de Mediaset. Y mira que la cadena le había dado protagonismo, contando incluso su historia de maltrato en el Deluxe. Pero, de repente, su fama se ha quedado reducida a la de personaje de MtMad, el cajón de sastre para los desterrados de la cadena, mientras intenta labrarse una carrera como influencer. Dicho de otro modo, aunque volvía de vez en cuando al programa de citas ahora ha perdido una importante fuente de ingresos y ni es tan asidua en la cadena como antes ni tampoco logra conseguir la potencia viral que antaño poseía en redes sociales.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Y es que Telecinco es la única cadena que paga a este tipo de famosos, recompensándoles de primeras con nuevas apariciones televisivas: ¡Cuántos tronistas de MyHyV han acabado en La isla de las tentaciones o incluso completando el casting de Supervivientes! Pero nada es eterno, y es a lo que vamos, ya que si Mediaset les corta el grifo su carrera televisiva se acaba. En este sentido, este drama que les sobreviene a rostros populares como Antonio David Flores hace unos años no pasaba porque estos famosos tenían más alternativas en otras cadenas para seguir ganando dinero a costa de su imagen televisiva.

Sin embargo Antena 3 cambió de estrategia y abandonó el corazón para dedicarse a desarrollar un contenido más blanco. En septiembre de 2011 se emitió por última vez el mítico DEC (¿Dónde estás corazón?) que marcó la despedida gradual de la principal cadena de Atresmedia con la información rosa. Desde entonces, Telecinco ha apostado por un estilo muy característico de hacer crónica social liderado por Sálvame aunque se ha ido extendido al resto de programas en un intento por captar más audiencia y, sobre todo, por convertir a sus personajes en los verdaderos protagonistas de las tendencias de Twitter.

Pero mientras Mediaset busca sabia nueva con la que captar la atención de los espectadores, cada vez son más los pseudofamosos que han caído en el olvido tras dejar de brillar en este exigente universo televisivo o que, directamente, han desaparecido por el boicot de la cadena. Ahí tenemos a la exconcursante de Gran Hermano 5 Aída Nízar cuyo deslenguado carácter le permitió labrarse un futuro en televisión hasta que en 2004 fue despedida de manera fulminante de Crónicas marcianas y desterrada de Telecinco durante unos años tras sentenciar a un joven en silla de ruedas "Dios da a cada uno lo que se merece". De igual manera también permanece desaparecida Olvido Hormigos a raíz del escándalo en una entrevista en el Deluxe allá por 2013 tras un incidente que ésta protagonizó con María Patiño en publicidad (el propio Jorge Javier Vázquez incluso llegó a decir que no iba a pisar más un plató de Mediaset).

En definitiva, el modelo de Telecinco está más que implantado y todo apunta a que les funciona espectacularmente bien ya que siempre tienen nuevos personajes e historias con los que nutrir las tramas de sus realities e inundar sus secciones del corazón. Pero no nos podemos olvidar que a la vez que hay un rostro conocido aclamado en Mediaset existe otro que ha sido desterrado por la cadena y que no tiene ni siquiera la oportunidad de mantener su fama y éxito porque ya no existe ese tiempo en el que había una dualidad de cadenas.

Pero en Mediaset parece que funciona así: un día lo eres todo y al siguiente ya nadie puede hablar de ti. Y, tras el cese de Antonio David Flores, ha quedado patente que no hay nadie a salvo en televisión por mucha audiencia que genere o por muchos fans que arrastre en redes sociales.

Más historias que te pueden interesar:

Imagen: ©Mediaset