Cómo es el plato perfecto en cuatro sencillos pasos

Por Redacción Men's Health
Photo credit: mitchellpictures - Getty Images

From Esquire

¿Ayuno? ¿Duplicar las horas en el gym? Hemos acudido a Precision Nutrition, la empresa que reúne a los mejores entrenadores de nutrición y estilo de vida del mundo, en busca de respuestas. Lo primero que nos han dicho es: “Aquí no hacemos milagros”. Estas son sus reglas de oro para transformar progresivamente tus comidas y librarte de los kilos de más definitivamente.

Memoriza cómo tiene que ser el plato perfecto

Después de leer este artículo cada uno de tus platos debe tener lo siguiente:

1. Dos porciones del tamaño de la palma de una mano de cualquier fuente de proteínas (huevos, pollo, pavo, ternera, pescado o cerdo). Te sacia y las calorías te servirán para mantener la musculatura.

2. Uno o dos puñados de fruta, avena, arroz salvaje, judías, etc. Los hidratos de carbono ricos en fibra, como los granos integrales y las legumbres, te llenan y te proporcionan energía en grandes cantidades para que estés activo.

3. Dos raciones de verduras del tamaño de un puño: además de ser una fuente inagotable de vitaminas y minerales, contienen fibra y agua. Sea cual sea la ingesta calórica, no tardarás demasiado en sentirte saciado.

4. Una o dos porciones de grasa del tamaño de un pulgar (mantequilla, aceite de oliva, aguacate, frutos secos o semillas). Ayudan a absorber las vitaminas, y los ácidos grasos omega 3 protegen el sistema cardiovascular.