Platja d'Aro viaja en una exposición por los paisajes del pintor de Ribot

·4 min de lectura

Castell-Platja d'Aro (Girona), 5 jun. (EFE).- Una exposición del pintor gerundense Pere de Ribot, uno de los artistas españoles de reconocido prestigio internacional, permite viajar desde este sábado en Platja d'Aro (Girona) por sus paisajes terrestres y marinos a través de medio centenar de óleos.

La exposición, inaugurada este sábado, se podrá contemplar hasta el próximo 25 de julio en el Castell de Benedormiens de Platja d'Aro, donde el comisario y crítico de arte Alexandre Roa Casellas ha destacado hoy que de Ribot no es un pintor paisajista en el sentido clásico del término, aunque explora ampliamente el paisaje como tema principal de la mayor parte de su obra.

No obstante, Roa ha puntualizado que el artista no se planta "con el caballete ante un campo ni lleva fotografías para representar un fragmento concreto del mundo", sino que el suyo es un trabajo de "exploración interior" en el que el paisaje se encuentra "dentro de los recuerdos y el bagaje de toda una vida".

La muestra es un viaje por distintos parajes, donde la naturaleza y los elementos construidos por el hombre cobran una nueva dimensión, ya que en sus obras muchas veces desaparece el horizonte y no se sabe donde empieza y termina la tierra y el cielo.

Y en otros óleos se aventura a plasmar los horizontes del fondo submarino: "Las rocas, la vegetación subacuática y los peces conviven con el agua, que no es sino la gran aliada del artista como distorsionador del mundo figurativo", describe el crítico de arte.

Hijo de arquitecto, De Ribot, uno de los artistas españoles de reconocido prestigio internacional que ha realizado exposiciones en capitales europeas como Madrid, París, Londres o Bruselas y también en Estados Unidos o México, nació en Girona en 1962 y desde pequeño viajó por Europa siguiendo las joyas del Románico y el Renacimiento.

Estudió en la facultad de Bellas Artes, se trasladó a Londres y, al volver, empezó a exponer en todo el mundo, donde lleva ya más de 200 muestras.

Actualmente el pintor alterna un estudio en Barcelona y otro en Siurana d'Empordà y ha participado en varios festivales artísticos y culturales de Marruecos, República Dominicana, Miami o Nueva York.

Sobre la manera de pintar del artista, Roa señala que de Ribot sigue un proceso "a la inversa del paisaje clásico: en vez de observarlo y dibujarlo para ir rellenando con color, es desde el color que se recupera una vista imaginaria".

Y es que para el crítico de arte las obras del pintor gerundense no sólo son capaces de describir un paisaje, "sino que lo invoca" y lo "comparte con quien observa la joya de su contemplación".

Durante la inauguración de la exposición, el pintor ha revelado una anécdota que le ocurrió mientras preparaba la impresión del catálogo de la muestra, cuando uno de los trabajadores de la imprenta le confesó que hacía dos días que había enterrado a su hija de 19 años, que tenía parálisis cerebral.

"Me dijo que mis cuadros le habían dado una paz interior que no había sentido nunca", ha recordado de Ribot, que ha añadido: "Es el comentario más bonito que han hecho de mi trabajo y ojalá a vosotros también os transmitan esta paz", ha dicho al medio centenar de asistentes.

El alcalde de Platja d'Aro, Maurici Lucena, ha afirmado que espera que esta exposición sea uno de los primeros pasos para recuperar un verano más parecido a la época pre-covid.

"Poco a poco estamos volviendo a organizar actividades que echábamos de menos, como el festival Xalaro, el castillo de fuego, o esta exposición", ha destacado el alcalde antes de recordar que la muestra se tenía que estrenar el año pasado pero la pandemia lo impidió.

"Celebración de la mirada" está organizada por el ayuntamiento de Castell-Platja d'Aro y se puede visitar las tardes de martes a viernes, y en horario partido -mañana y tarde- los fines de semanas y festivos.

Además de la muestra del pintor gerundense, también forman parte del ciclo de exposiciones municipal las propuestas "De l'equilibrio inestable a los guardianes de los sueños", de Martí Rom en el Parc dels Estanys y la exposición colectiva "Polígrafa" con obras gráficas de Jaume Plensa, Antoni Tàpies, Joan Miró o Joan Brossa.

(c) Agencia EFE