El plan de la Generalitat para Navidades: toque de queda también en Nochebuena y Nochevieja y reuniones de máximo 10 personas

M. J. Arias
·3 min de lectura

Que estas Navidades no van a ser normales es algo de lo que llevan avisando tanto expertos como autoridades desde hace semanas y de lo que a estas alturas de la pandemia los ciudadanos deben (o deberían) estar ya mentalizados. La duda, la mayor incertidumbre, se encuentra en saber hasta qué punto serán atípicas. Preguntas como si se podrá visitar a la familia si esta reside en otra comunidad autónoma o cuánta gente estará permitido que se siente a la mesa son algunas de las más comunes. Aún no hay respuesta, pero la filtración del plan de reapertura de la Generalitat que aún está pendiente de aprobación da una idea del posible escenario que se dibujará de aquí a cinco semanas.

Según el plan de la Generalitat para Navidades, la mesa de esta imagen sería posible y aún cabrían dos comensales más. (Foto: Getty Images)
Según el plan de la Generalitat para Navidades, la mesa de esta imagen sería posible y aún cabrían dos comensales más. (Foto: Getty Images)

Según publica La Vanguardia, el plan de reapertura de Cataluña está aún por cerrar y perfilar ya que hay puntos en los que los diferentes departamentos y consejerías no terminan de ponerse de acuerdo. De ahí el malestar que ha generado en el Govern la filtración del contenido de lo que todavía es un borrador pero que, por otra parte, permite hacerse una idea de cuál puede ser el camino marcado.

Más allá de la reapertura de los negocios de restauración, cultura y deporte y de los aforos que se irán permitiendo en cada etapa, que se revisará cada 15 días como se hizo con el plan de desescalada impuesto por el Gobierno central en junio, hay algunos detalles sobre la Navidad a tener en cuenta. Aspectos que dan una idea de hasta qué punto estarán condicionadas estas señaladas fechas en las que la tradición manda comer mucho y en grandes grupos.

El Plan de apertura progresiva de actividades, como se denomina el documento, abarca hasta el 17 de enero y establece que el toque de queda de las diez de la noche se mantendrá durante todas las Navidades. Incluidas las noches del 24 y el 31 de diciembre. Eso en cuanto al horario.

En lo referente al número máximo de personas permitidas en reuniones sociales, se establece que será de seis hasta el 21 de diciembre. A partir de esa fecha se aumentará a 10. Es decir, si la situación no empeora obligando a incrementar las restricciones, en Nochebuena, Navidad y Nochevieja las comidas y cenas podrán ser de hasta 10 comensales. Según explica el documento, este aforo corresponde a “un máximo de dos burbujas de convivencia habituales o a una burbuja ampliada”.

Otro de los puntos tiene que ver con la movilidad, porque ¿cuántas familias tienen a todos sus miembros residiendo en la misma ciudad y/o región? El documento filtrado marca restricciones importantes, ya que limita los viajes a dentro de Catalunya.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, avisó hace un tiempo de que estas Navidades “no serán normales. El plan de la Generalitat, el primero en conocerse, no hace más que confirmarlo. Aunque, para las fiestas navideñas aún falta algo más de un mes y antes, como bien ha señalado Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, habrá qué ver cuál es el impacto del Puente de la Constitución.

Lo que no se producirá, dadas las características de este Estado de Alarma, es un único plan de actuación. Cada Comunidad Autónoma es quien debe trazar su hoja de ruta y sus restricciones. Lo cual puede provocar situaciones dispares como la actual, en la que los residentes en Madrid no están sometidos a un cierre perimetral, pero las regiones de su alrededor, sí. Lo que se traduce en que, pese a poder salir de los límites madrileños, no se puede ir a visitar a amigos y familiares en la vecina Toledo, por ejemplo.

EN VÍDEO | Cataluña plantea reabrir el lunes la hostelería al 30 % y la cultura al 50 %