Un piso mini (27,5 metros cuadrados) aprovechado al máximo

·2 min de lectura
Photo credit: JAG Studio
Photo credit: JAG Studio

Cocinas en armarios, camas que bajan, mesas plegables, muebles multiusos... Los pisos mini adaptables son cada vez más comunes como solución habitacional. En pocos metros cuadrados podemos realizar muchas actividades simplemente plegando y desplegando muebles. Un ejemplo de este tipo de vivienda es Doméstico, la última creación de los ecuatorianos Juan Alberto Andrade y María José Váscones, un mini estudio de 27,5 metros cuadrados ubicado dentro del edificio Qorner de Moshe Safdie & Uribe Schwarzkopf, cerca del parque La Carolina, en la ciudad de Quito.

Photo credit: JAG Studio
Photo credit: JAG Studio
Photo credit: JAG Studio
Photo credit: JAG Studio
Photo credit: JAG Studio
Photo credit: JAG Studio

"El proyecto surge de la necesidad de resolver, a través de estrategias arquitectónicas, los límites espaciales y formales de esta nueva forma de habitar, que está directamente relacionada con la movilidad urbana y social", explican en la memoria del diseño. "La distribución, la orientación y las funciones están condicionadas por la geometría del espacio, por la relación con la vista, así como por la posición del edificio". Concebido como una vivienda capaz de condensar las actividades cotidianas en un único escenario transformable, Doméstico se organiza en dos mitades: por un lado, están las salas de servicio y equipamientos, por el otro, un espacio diáfano multifuncional. Se han imaginado diferentes escenarios para resumir las necesidades de la vivienda", exponen los arquitectos, "es decir: un área de cocina, un espacio de almacenamiento, un lavadero, un dormitorio, una biblioteca, un escritorio/mesa de comedor, una barra y un armario".

Photo credit: JAG Studio
Photo credit: JAG Studio
Photo credit: JAG Studio
Photo credit: JAG Studio
Photo credit: JAG Studio
Photo credit: JAG Studio

Cada módulo, a su vez, se organiza a través de un eje horizontal que nuevamente divide el objeto en dos partes: el área inferior, de fácil acceso, implica actividades diarias, mientras que la superior, accesible a través de una escalera, está diseñada para el almacenamiento. "El diseño de elementos móviles, flexibles y plegables que se transforman fácilmente para dar forma a la cabina fue una de las principales estrategias de diseño", agregan. Teniendo en cuenta cómo las necesidades cotidianas aumentan y, por el contrario, el espacio que nos rodea se reduce constantemente, el dúo cita las palabras de Ignasi de Solà-Morales, Territorios: Arquitectura líquida (2002), recordando el dinamismo y la prioridad por el cambio al que nos tiene acostumbrados el vivir hoy. "Esta premisa cuestiona los límites de la vivienda tradicional, destacando los nuevos parámetros del habitar doméstico contemporáneo", concluyen. "Predomina la flexibilidad física y social, basada en nuevas relaciones personales".

www.juanalbertoandrade.ec

También te puede interesar...

VIDEO: El refugio rural de Paz Padilla para desconectar del mundo por el que desembolsa 3.000 euros cada semana

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente