La pirotecnia Ferrández enciende la mecha de las Hogueras en Luceros

·3 min de lectura

Alicante, 18 jun (EFE).- Los 111 kilos de pólvora de la pirotecnia Ferrández han encendido la mecha de las Hogueras alicantinas y desafiado el abrasador calor, que no ha quitado protagonismo a la primera mascletà en Luceros después de tres años ante un público que ha jaleado el disparo y que no se ha acordado del desencuentro judicial que llevó a dudar de si se podrían realizar mascletàs en la plaza por la protección de la fuente.

Tras un paseo por Benalúa, el Pau 5 y demás barrios de la capital alicantina, la mascletà ha vuelto a Luceros, su "kilómetro cero", donde se han agolpado unas cinco mil personas que han sacado pañuelos blancos para agradecer a la pirotecnia de Redován (Alicante) ese ansiado sonido y ese característico olor a pólvora, que por un momento ha inundado la plaza de Luceros.

Ferrándiz ha hecho explosionar más de 110 kilos de pólvora con la fuente rodeada de protecciones y vallas para evitar cualquier daño de la fuente de la plaza, una situación que había judicializado la asociación 'Salvem el patrimoni' por la relevancia cultural de la fuente, pero que a apenas diez días del inicio de estos disparos, el juez desestimó.

La mascletà, que estaba fuera del tradicional concurso de mascletàs y que ha contado con una traca de 600 metros para concluir el disparo con un 'terremoto', ha comenzado con cuatro fases aéreas rítmicas con secuencias de volcanes y silbadoras de trueno, a lo que le ha seguido palmeras coloridas que han recordado el simbolismo de Alicante, y sobre todo Elche, con este árbol.

Y es que las demás pirotecnias tendrán difícil luchar con esta primera mascletà en la plaza alicantina, que ha sido muy emocional para muchos, puesto que no solo era la primera del año, sino que significa el inicio de la semana grande alicantina después de tres años de suspensión de las Hogueras por la pandemia.

En esta primera mascletà en el centro de la ciudad, no hubo rastro de las mascarillas y tampoco del gel hidroalcohólico, que se cambió por crema solar para evitar quemaduras en un disparo de casi seis minutos que contó con un ensordecedor terremoto de casi treinta segundos que devolvió la sonrisa a los foguerers.

Ese disparo que ha ido "in crescendo" es lo que destacado el alcalde de la ciudad, Luis Barcala, que ha explicado que "volver a la plaza a mediados de junio significa que nos preparamos para disfrutar de unas fiestas que nos hemos ido mereciendo a lo largo de los dos últimos y difíciles años"

Por su parte, la vicealcaldesa, Mari Carmen Sánchez, ha expresado su "emoción" por volver a vivir una mascletà "con un ambiente alucinante e impresionante que nos mete de lleno en la fiesta".

A partir de mañana, empezarán las mascletàs que entran al tradicional concurso: la primera será Martí, de Borriana; mientras que el lunes lo hará la pirotecnia Hermanos Sirvent; el martes Fuegos Artificiales del Mediterráneo; el miércoles Zarzoso; el jueves Tamarit y el viernes cerrará Ferrández, que inicia y concluye los disparos en la plaza alicantina.

Por Carlos Rosique

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente