Pilar Rubio, la presentadora que ha dado visibilidad a la maternidad dentro y fuera de la televisión

Cine 54
·9 min de lectura

Pilar Rubio está a punto de dar a luz a su cuarto bebé con Sergio Ramos. Desde que en 2014 nació su primer hijo, la presentadora se ha convertido en un ejemplo de mujer influyente que ha dado visibilidad a la maternidad dentro y fuera de la televisión. Si bien en más de una ocasión le han llovido las críticas, lo cierto es que ha sido capaz de normalizar sus embarazos en la pequeña pantalla y compartir con sus seguidores en las redes sociales (en Instagram tiene más de 4,8 millones) el proceso de cambio de su cuerpo y, en definitiva, la experiencia de ser madre de una familia numerosa a golpe de confesiones con la que seguro más de una se ha sentido identificada.

(©Javier Cortés/Atresmedia)
(©Javier Cortés/Atresmedia)

Pilar Rubio se ha alzado como un referente que sabe compaginar su vida profesional con la familiar. Y es que desde que arrancara su carrera en 1998 y cautivara con sus ojos verdes, su estilizada figura y su soltura ante las cámaras, el ascenso ha sido meteórico hasta el punto de que se ha convertido en una de esas mujeres que cada vez tiene más presencia en la televisión, de las que engancha a los espectadores con sus apariciones en los programas de la pequeña pantalla.

Si bien descubrimos a Pilar Rubio en Lo que necesitas es amor, donde colaboró como azafata, la de Torrejón de Ardoz se hizo popular haciendo diversos reportajes en el programa de humor Sé lo que hicisteis... de laSexta que además presentó durante los veranos de 2008 y 2009 en sustitución de Patricia Conde. Ahí ya demostró que tenía madera como comunicadora y, de hecho, le fue concedido el Premio Joven 2007 a la mejor reportera de televisión. Ahora que su vida experimentó un giro de 180 grados cuando Telecinco anunció su fichaje en 2009, cadena en la que presentó la octava edición de ¡Más que baile!-que por cierto ganó Belén Esteban-, y en la que fue la encargada de dar las Campanadas de cara al 2011 junto a Sara Carbonero y Marta Fernández, otras de las chicas de moda del grupo de comunicación.

Precisamente ese mismo año el nombre de la protagonista de este artículo siguió hasta en la sopa al ponerse al frente de las galas semanales de Operación Triunfo sustituyendo a Jesús Vázquez, aunque tan solo durante cinco semanas puesto que debido a las bajas audiencias de la edición la cadena de Fuencarral decidió cancelar el talent show musical. No obstante, Mediaset España quiso rentabilizar al máximo su fichaje estrella encargándole varios espacios que tampoco funcionaron como Todo el mundo es bueno.

View this post on Instagram

☀️🌊☀️

A post shared by Pilar Rubio (@pilarrubio_oficial) on

Si bien en la carrera televisiva de Pilar Rubio encontramos algún fracaso televisivo, nunca le ha faltado perseverancia. De hecho, la popularidad de la también modelo y actriz creció como la espuma después de que en diciembre de 2012 terminara su contrato de mutuo acuerdo con Mediaset España debido a que no había previsto ningún proyecto para ella. Apenas unos meses después, en marzo de 2013, la madrileña regresó a la cadena que le llevó a la fama siendo invitada en El intermedio: International Edition. Aunque más sonado si cabe fue su fichaje por El Hormiguero en 2014 para colaborar junto a Carlos Jean y Mario Vaquerizo en una de las secciones del programa de Antena 3. La polifacética presentadora se ganó a pulso la confianza de Pablo Motos hasta el punto de que en la actualidad continúa metiéndose al público en los bolsillos asumiendo los distintos retos que le propone este talk show.

Sin duda una experiencia televisiva que desde su primera aparición en directo le dio tablas para, en 2017, fichar por la cadena Fox Life para conducir su propio programa de ejercicios, Fit Life, que precedería a su tarea de presentadora, junto a Manolo Lama y Arturo Valls, en el programa Ninja Warrior de Antena 3.

UNA MAMÁ TODOTERRENO

El pasado 17 de marzo Pilar Rubio cumplió 42 años en un momento personal inmejorable ya que está a punto de dar la bienvenida a su cuarto bebé. Y es que la archiconocida presentadora ha sabido compaginar su faceta profesional con su vida personal formando una bonita familia con el futbolista del Real Madrid, Sergio Ramos. Ambos mantienen una relación sentimental desde 2012 que culminó en boda el 15 de junio del año pasado. La pareja contrajo matrimonio en la Catedral de Sevilla habiendo ya formado una familia numerosa con sus tres hijos, Sergio (6 de mayo de 2014), Marco (14 de noviembre de 2015) y Alejandro (25 de marzo de 2018).

Justamente desde que se convirtió en mamá primeriza, Pilar Rubio ha visibilizado sus embarazos y el crecimiento de sus hijos en redes sociales, pero también en televisión siendo uno de los rostros de la pequeña pantalla que ha mostrado con emoción su barriguita en directo, exponiendo toda la normalidad posible ante su estado de buena esperanza y manteniendo por encima de todo su compromiso de trabajo. Porque además no han sido pocas las veces que ha acudido a eventos y otros actos de invitada. Y ¿por qué incido en esto? Pues básicamente porque hubo un tiempo no muy lejano en el que la palabra embarazada (y todas las consecuencias relacionadas con la gestación) eran tabú en el mundo laboral, incluida la pequeña pantalla.

Obviamente Pilar Rubio no es la primera ni será la última conocida que ha continuado delante de las cámaras y compartiendo con sus seguidores la cara B del proceso. Ahí tenemos también el ejemplo de Toñi Moreno que el pasado mes de enero se convirtió en madre primeriza a los 46 años de edad de una niña llamada Lola y, durante meses, fue habitual verla sentada en las escaleras del programa de Cuatro Mujeres y hombres y viceversa con su barriguita incipiente. Lo mismo sucedió con Tania Llasera en La Voz Kids y Eva González en MasterChef que también estuvo al pie del cañón durante su embarazo de Cayetano y, de hecho, igualmente permaneció activa en Instagram mencionando hasta la ayuda que le brindó una fisioterapeuta especialista en suelo pélvico.

Es más, se me vienen a la memoria otros rostros célebres de la pequeña pantalla como Anne Igartiburu que no dejó de ponerse al frente de Corazón luciendo look premamá o Emma García mientras conducía A tu lado. Y, por supuesto, mucho antes, Terelu Campos cuando presentaba en Telemadrid Con T de tarde y prácticamente retransmitió en directo su embarazo de Alejandra Rubio. “Empezaba a moverse y no paraba. Una vez que terminaba ya todo era paz”, rememoró en Está pasando.

SER MADRE EN TIEMPOS DE INSTAGRAM

El pasado 20 de enero Pilar Rubio anunció de una manera muy original, y en pleno prime time de El Hormiguero, que estaba embarazada por cuarta vez. Si bien por entonces no sabía el sexo del bebé que esperaba, la colaboradora del programa mostró su cuerpo a través de un videomapping con un juego de luces y música. Así, se mostraron las partes de su cuerpo y, al final, se iluminó su vientre vislumbrándose una pequeña figura.

Desde entonces, Pilar Rubio se ha mantenido muy activa no sólo en su trabajo sino también en redes sociales publicando fotografías y vídeos de su embarazo, además de comentar su día a día como madre de tres pequeños. Es decir, mostrando que ella también es de las que tiene un mal día con sus hijos y pierde la paciencia. Y es que el confinamiento por la crisis del coronavirus se le hizo por momentos cuesta arriba especialmente cuando Sergio Junior y Marco hacían una trastada.

“Hoy es uno de esos días en los que, por decirlo de una manera “fina y educada”, la paciencia se me ha agotado. ¿Sabes cuando tienes que repetir todo cuarenta veces? Pues multiplícalo por 3. Que si vamos a lavarnos los dientes, que si empieza a comer por favor, que si no molestes a tu hermano, que si vamos a la ducha... Hoy ya han podido conmigo, así que me rindo... Si quieren empezar con la sesión de Wrestling, pues adelante”. Y todo ello acompañado de la etiqueta “mamá hasta el mismísimo” mientras miraba a la cámara.

Una imagen muy natural que ha alternado con otras centradas en el proceso de crecimiento de su cuarto bebé. Precisamente en esta recta final ha arrasado con una publicación en la que presume de figura con uno de los bikinis de su colección.

Porque si hay algo que Pilar Rubio ha querido transmitir es que durante el embarazo (y después de alumbrar vida al mundo) es esencial cuidarse, por eso siempre está pendiente de compartir vídeos dando consejos a otras madres de cara al parto. Eso sí, en este último mes de gestación tanta visibilidad y tantas buenas intenciones le han costado unas cuantas críticas tras lanzar un vídeo en el que aparece junto a una entrenadora personal llevando a cabo su rutina en la piscina. Y es que algunas seguidoras le recuerdan que no todas tienen la suerte de permitirse sus hábitos de ejercicios.

En una palabra, que la permanente actividad en Instagram y el trabajo en televisión de Pilar Rubio ilustran lo importante que todavía hoy resulta que se visibilicen los embarazos en la vida laboral de la mujer y, en definitiva, se rompan tabúes relacionados con la maternidad en redes sociales. Porque aunque se trata de una de las etapas vitales más bonitas no está exenta de sombras.

Más historias que te pueden interesar:

Imagen: ©Javier Cortés/Atresmedia