El momento más duro en la carrera de Pilar Eyre

Anna Sanchez
·4 min de lectura
BARCELONA, SPAIN - FEBRUARY 09:  Author Pilar Eyre presents her book
BARCELONA, SPAIN - FEBRUARY 09: Author Pilar Eyre presents her book "La Soledad de la Reina" during a book launch at the Casa de Libra on February 9, 2012 in Barcelona, Spain. (Photo by Robert Marquardt/Getty Images)

La profesionalidad de la periodista Pilar Eyre está siendo puesta en tela de juicio tras meter la pata con una información mal contrastada sobre la presunta mala salud del rey emérito, Juan Carlos I.

Han pasado pocas horas desde que todo este huracán mediático desatado por la historiadora le acabase cayendo encima como una tormenta. El pasado 14 de febrero, Pilar Eyre ya adelantaba creando expectación en sus redes sociales que tenía una información muy comprometida sobre el padre del rey Felipe VI.

Al día siguiente y, se suponía, tras haber hecho sus pesquisas de investigación, Pilar se atrevía a destapar el bombazo de la jornada afirmando que el monarca se encuentra en estado grave de salud.

En su post, la escritora afirmaba: “El Rey Juan Carlos está en estado grave y la Casa Real valora la posibilidad de su traslado a España. Sus hijas, Elena y Cristina, han sido de momento, los únicos miembros de su familia que se han trasladado a Abu Dabi.” Este post ha sido borrado hoy mismo del perfil de Pilar pero algunos usuarios lo han recuperado.

A las pocas horas de dicha publicación, Carlos Herrera, periodista y amigo personal del rey emérito, desmentía categóricamente a Eyre asegurando que “he hablado hoy con él y el rey está como un oso, para nada me ha parecido la voz de alguien enfermo”, aseguraba.

Pero la lucha entre ambos periodistas por conseguir la versión veraz ha terminado con un comunicado oficial de Casa Real que desmiente taxativamente la opinión de Pilar Eyre dejando su profesionalidad colgando de un hilo: "Ante algunas supuestas informaciones sobre el estado de salud de Su Majestad el rey don Juan Carlos, fuentes de la Casa de SM el Rey señalan que no tienen ningún fundamento”.

Por si esto fuera poco, se han hecho públicas dos fotografías del monarca en Emiratos que, según lo comentado, tienen 48 horas. Es decir, Juan Carlos se tomó las fotos el fin de semana y aparece en un estado de salud aparente, teniendo en cuenta sus 83 años.

Tanta ha sido la presión que el propio Juan Carlos I ha asegurado que se encuentra bien, que hace dos horas de fisioterapia al día y que su salud no está grave tal y como afirmó la historiadora.

Al final y ante la evidencia de las fuentes oficiales, Pilar ha tenido que pronunciarse pero lo hace de un modo un tanto altivo y sin pedir disculpas por la desinformación vertida: “Hola, amigos. Una conjunción de datos, confirmados por varias fuentes, ha sido el origen de la información sobre la salud del rey Juan Carlos que he contado esta mañana. Medios oficiales de la Casa Real, sin embargo, aseguran lo contrario. Si hubiera novedades, os iré contando.”

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Pilar sigue manteniendo su postura pero apuntilla que Casa Real la niega. En ningún momento recula o pide perdón por la metedura de pata y es que, siendo honestos, la institución monárquica ha jugado con el ocultismo en otras ocasiones y Pilar quizá lo sabe mejor que otros periodistas o que el público en general.

Sus informaciones sobre Juan Carlos siempre han sido acertadas desde su exilio a Emiratos pero las personas se olvidan rápido de los méritos profesionales cuando hay un error por el camino y, en este caso, el error ha sido grave dado lo delicado del tema.

La relevancia de la historia ha sido tal que la propia Pilar Eyre, un día después de la marejada, salió dar explicaciones por lo ocurrido, pidiendo perdón, reconociendo el error, y asegurando a Cataluña radio que no ha habido mala fe en ningún momento.

"En esta ocasión, he fallado. Si la Casa Real desmiente mi información, tengo que callar, no puedo hacer otra cosa. No lucharé contra un aparato informativo y tan poderoso como el de la Casa Real "

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Así, en Twitter, Pilar Eyre está aguantando las mofas e ironías de los usuarios que critican duramente su quehacer periodístico tras no haber contrastado las fuentes protagonistas antes de lanzar la noticia sobre la salud del rey emérito.

Lo lógico en este momento es creernos la información de primera mano que ha ofrecido Juan Carlos I y la monarquía a través del comunicado así que es comprensible que la imagen profesional de Pilar Eyre haya caído en picado en las últimas horas.

Más historias que te pueden interesar

Carlos Herrera vs. Pilar Eyre: alguien miente sobre la salud de Juan Carlos I

Pilar Eyre: "Juan Carlos I está grave y Casa Real valora su regreso”

Pilar Eyre destapa una crisis matrimonial de Letizia y Felipe VI