Pilar Eyre desvela los secretos de la historia de amor entre Isabel Preysler y Carlos Falcó

Carlos Falcó falleció el pasado 20 de marzo por coronavirus. El empresario, que tenía 83 años, saltó a la fama a raíz de su relación con Isabel Preysler, con quien tuvo una hija: Tamara Falcó. Con motivo de su muerte, la periodista Pilar Eyre ha publicado en la revista Lecturas un artículo explicando en detalle cómo fue la historia de amor entre el sevillano y la socialité.

Isabel Preysler y Carlos Falcó con su hija, Tamara Falcó. (Foto: Gtres)

La pareja se conoció en Marbella en una salida de amigos a la que también asistieron Carmen Martínez-Bordiú, Alfonso de Borbón, Luis Miguel Dominguín, Fernando FalcóAna García Obregón. Según relata la periodista, en esa primera noche “Falcó le besó la mano e Isabel se estremeció”. Pilía Bravo, quien era novia de Dominguín, también estaba presente.  “¡Fue un chispazo eléctrico!”, dijo.

En ese momento la celebrity estaba casada con Julio Iglesias y Carlos fue su amigo durante los dos años que tardaron en separarse. Tal como relata Eyre, los protagonistas “se veían a escondidas, en el cine privado de Pepe Vicuña, por ejemplo, y ella iba a menudo a cenar a casa de él, en la calle Fortuny”.

Iglesias firmó un contrato millonario con la CBS y prometió celebrarlo con su mujer a su regreso a España. El día anterior, la esposa del cantante invitó a Carlos a su casa, momento en que él se declaró y le pidió que se separara. Isabel Preysler, abrumada pero conmovida, aceptó la romántica proposición.

La filipina fue a buscar a Iglesias al aeropuerto para darle la noticia. “Sabía que si había gente delante Julio no se iba a echar a llorar ni amenazaría con suicidarse, como hacía habitualmente”, escribe Eyre. Fue entonces cuando dio por terminada su relación y le pidió que no pasara por casa, ya que le enviaría sus cosas.

Falcó y Preysler se casaron en la finca de Malpica (Toledo, España) en 1980, una ceremonia secreta de la que no hay fotos publicadas. El matrimonio dio la bienvenida a su primera y única hija, Tamara, el 20 de noviembre de 1981. Cuenta la periodista que “los dos primeros años fueron felices” pero la familia pasaba largas temporadas en el campo e “Isabel se aburría”.

A partir de ahí comenzaron los rumores de infidelidad que vinculaban a la protagonista con el entonces ministro de Economía, Miguel Boyer. “No diga usted tonterías”, le respondió el propio Falcó a Eyre cuando preguntó por las especulaciones. Pero según la reportera, Jaime de Mora filtró que se veían a escondidas en un apartamento.

Al escuchar los rumores Falcó le pidió a su esposa que emitiera un comunicado negando la infidelidad. Sin embargo, en el mundo de la prensa rosa se sabía que el matrimonio estaba acabado. Los periodistas no podían contar la verdad ya que Boyer en ese momento era miembro del Gobierno. Pero cuando el 6 de julio de 1985 abandonó su puesto, se destapó toda la historia. Ese mismo año Falcó puso punto final a su relación.

Más historias que te pueden interesar: