Guillotina para Piers Morgan, el Ana Rosa Quintana del Reino Unido que no ha podido con Meghan Markle

Cine 54
·7 min de lectura

Piers Morgan ha abandonado Good Morning Britain tras los ataques vertidos contra Meghan Markle a raíz de la entrevista que los duques de Sussex concedieron a Oprah Winfrey en Estados Unidos. El comunicador, uno de los críticos más férreos de la esposa del príncipe Harry, ha cuestionado que la exactriz experimentara pensamientos suicidas después de unirse a la Familia Real británica.

Según ha informado ITV, el presentador ha presentado su renuncia dejando el programa matinal de la cadena británica de manera inmediata. El detonante habría sido una investigación abierta por Ofcom, el organismo regulador del audiovisual en Reino Unido que ha recibido miles de quejas de los espectadores.

©Instagram (@piersmorgan)
©Instagram (@piersmorgan)

El presentador británico Piers Morgan ha abandonado el programa matinal que lideraba desde 2015 después de que sus ataques en televisión contra Meghan Markle hayan generado decenas de miles de quejas de los espectadores. En la emisión del lunes el periodista, conocido por sus controvertidas ideas en materia política y sus constantes críticas a la duquesa de Sussex, afirmó no creer una palabra de lo que la exactriz dijo en su entrevista con Oprah Winfrey emitida el domingo en Estados Unidos.

"No creo una palabra de lo que dice Meghan Markle. No me la creería ni aunque me leyera un informe meteorológico y el hecho de que provocara este ataque contra nuestra familia real creo que es despreciable", aseguró el presentador cuestionando que la mujer del príncipe Harry hubiera tenido pensamientos suicidas, tal y como ella misma confesó durante la entrevista revelando que llegó a sentir que no quería vivir más para luchar por encajar en la monarquía y que su petición de ayuda fue rechazada por Palacio de Buckingham.

Unas declaraciones que Piers Morgan intentó matizar durante el siguiente programa aunque ya demasiado tarde debido al revuelo provocado por sus valoraciones sobre una entrevista que ha provocado acalorados debates en el Reino Unido. Tanto es así que la Reina Isabel II ya se ha pronunciado destacando que el príncipe Harry y Meghan cuentan con su afecto, prometiendo lidiar en privado con las acusaciones de racismo lanzadas por la pareja. Y es que la charla, la primera que concede el matrimonio desde que hace un año se desvinculara de la Familia Real británica, ha resultado tan reveladora como polémica. Una conversación para la que además, todo sea dicho, la cadena CBS pagó a la productora de Oprah Winfrey nueve millones de dólares.

Pero volviendo a Piers Morgan. El ambiente se caldeó definitivamente durante la entrega del martes, sobre todo cuando el encargado de dar la información meteorológica, Alex Beresford, reprochó al presentador que insistiera en destrozar a la madre de Archie, dejando caer los posibles motivos detrás de sus constantes ataques. "Entiendo que no te guste Meghan Markle", dijo el copresentador recordando que su compañero tuvo una relación personal con ella y la duquesa decidió cortar su amistad de forma unilateral.

"Lo has dejado muy claro varias veces en este programa, varias veces, y entiendo que tienes una relación personal con Meghan Markle, o la tuviste y ella cortó. Tiene derecho a cortar si quiere. ¿Ha dicho algo sobre ti desde que cortó contigo? No creo que lo haya hecho, pero aun así tú continúas destrozándola". Esto dio pie a una discusión en directo que terminó con el aludido abandonando airado el plató.

"Está bien, estoy harto", espetó Piers Morgan a su compañero mientras abandonaba el plató visiblemente enfadado. "Perdón. No. Lo siento. Me puedes destrozar, tío, pero no en mi propio programa". Por su parte Alex Beresford se reafirmó en sus argumentos y calificó el comportamiento del presentador de televisión británico de diabólico.

Tras la actitud del presentador desde la entrega del lunes, las críticas no se han hecho esperar, tanto en forma de quejas al organismo regulador de la radio y televisión en Reino Unido, como a nivel público. Sin ir más lejos, Mind, una organización benéfica que mantiene una alianza con ITV para una campaña de concienciación sobre salud mental, declaró su decepción con este presentador que ha echado por tierra en cuestión de horas su trabajo de seis años en el matinal.

"Estábamos decepcionados y preocupados al ver los comentarios de Piers Morgan sobre no creer en las experiencias de Meghan sobre los pensamientos suicidas. Es vital que cuando las personas busquen apoyo o compartan sus experiencias de mala salud mental, sean tratadas con dignidad, respeto y empatía. Estamos en conversaciones con ITV sobre esto en este momento”, reza el comunicado.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Como recoge The Guardian ITV, la productora del programa Good Morning Britain, ha sido la encargada de anunciar la marcha de Piers Morgan después de que la Ofcom, el organismo que regula y controla los medios audiovisuales en Reino Unido, haya recibido más de 41.000 quejas por la actitud del presentador. De esta manera, el ente regulador de medios ha anunciado que comenzará una investigación sobre el programa siguiendo sus reglas sobre ofensas y daños.

Si bien por el momento no se ha anunciado quién sustituirá al presentador en antena lo más significativo es que Meghan Markle lleva años siendo foco de las críticas de Piers Morgan y ahora al presentador le ha salido muy caro cuestionar en directo los problemas de salud mental de la duquesa.

Pero, ¿por qué se ha formado tanto jaleo en torno a Piers Morgan?

Pues bien, el escándalo montando en Reino Unido se comprende mejor si tenemos en cuenta que Piers Morgan es uno de los presentadores con más tirón del país. Para que nos entendamos, esto es como si Telecinco despidiera a Ana Rosa Quintana del programa matinal que lidera. Y es que la verborrea y falta de prudencia del polémico presentador, de ideología liberal-conservadora-populista, en este caso se le han vuelto en su contra.

Nacido en Surrey hace 55 años, Piers Morgan es querido y odiado a partes iguales y esta ha sido precisamente la fórmula perfecta para conseguir audiencia durante tantos años. Dicho de otro modo, este anfitrión televisivo es una figura divisoria entre el público puesto que al 34% le gusta y al 39% según YouGov Ratings.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Ahora Piers Morgan se encuentra en el centro de todas las miradas tras dimitir de su puesto en el programa Good Morning Britain después de hacer unas declaraciones controvertidas sobre la duquesa de Sussex. Una circunstancia que es solo la punta del iceberg ya que el presentador ya había protagonizado otras polémicas anteriormente puesto que lleva mucho tiempo cargando contra la duquesa en el programa que conducía desde el año 2015, en diferentes artículos en el Daily Mail y en sus propias redes sociales.

Piers Morgan ha contado muchas veces cómo conoció a la intérprete en 2015, un año antes de que comenzara su relación con el príncipe Harry. Su relación empezó en Twitter tras un intercambio de mensajes durante una visita de la exactriz a Londres. Quedaron a tomar un café que parece ser el origen de los ataques posteriores del presentador.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Ahora bien, no es la primera vez que Piers Morgan hace comentarios polémicos desafortunados en directo. En 2019, y después de ver unas imágenes de Julia Roberts con las axilas sin depilar, se pronunció contra ese movimiento feminista "A los hombres no les gustan las mujeres que no se depilan", comentó por aquel entonces y, después de mirar una imagen de Madonna (también con pelo en la axila), insistió: "Mira esto, ¿en serio? Cuando pensabas que Madonna no podía ser más repugnante... ¿Por qué es tan vaga? ¿No puede molestarse en afeitarse?".

Más historias que te pueden interesar:

Imagen: ©Instagram (@piersmorgan)