Piernas hinchadas: podría ser un aviso de que el corazón no funciona tan bien como debería

Unas piernas hinchadas no solo duelen sino que supone una carga extra de trabajo para el corazón y los riñones. Con estos remedios podrás aliviar la pesadez y sentirte mejor

Es importante poner en práctica medidas que te ayuden a activar la circulación y mejorar el retorno venoso como realizar un masaje circulatorio desde los pies en dirección a los muslos, con movimientos rotatorios. (Foto: Getty)
Es importante poner en práctica medidas que te ayuden a activar la circulación y mejorar el retorno venoso como realizar un masaje circulatorio desde los pies en dirección a los muslos, con movimientos rotatorios. (Foto: Getty)

Con la subida pronunciada de las temperaturas, los síntomas de la insuficiencia venosa crónica se intensifican.

El dolor, la pesadez, los calambres nocturnos, la sensación de tumefacción y el prurito en los miembros inferiores, que en invierno se hacen más llevaderos, se agravan y se vuelven más constantes en los meses de calor.

Es importante prestar atención a estos síntomas y tratar de controlarlos, no sólo por la incomodidad que producen, sino también porque podría ser un aviso de que el corazón no funciona tan bien como debería.

Por qué se produce

La hinchazón (el término correcto es edema) puede ocurrir por muchas razones como estar en la misma postura demasiado tiempo, cambios premenstruales, el embarazo o por comer demasiada sal.

El sobrepeso, la vida sedentaria, la toma de ciertos medicamentos o los cambios hormonales durante la menopausia son factores que también favorecen la hinchazón de las piernas en las personas mayores.

Pero hay otro motivo importante, y es que veces, la sangre tiende a acumularse sobre todo en los tobillos, las piernas y el abdomen porque el corazón tiene dificultad para bombearla.

Esto aumenta la presión en los vasos sanguíneos y una parte del líquido que circula por ellos acaba ‘escapándose’ a los tejidos que hay alrededor. Allí se estanca y se acumula, lo que acaba generando la hinchazón.

Cuando los tobillos permanecen durante mucho tiempo hinchados y están acompañados de otros síntomas, puede ser señal de un problema grave de salud. Por eso es conveniente prevenir los síntomas de la insuficiencia venosa antes de que se vuelva crónica es más sencillo de lo que parece.

Puedes favorecer el flujo de la sangre en tu cuerpo a través de la alimentación. Con zumos de vitamina C, que además de fortalecer nuestro sistema inmunológico sirve para prevenir coágulos de sangre o para fortalecer las arterias y los capilares.  (Foto: Jupiterimages/Creatas/Getty Images)
Puedes favorecer el flujo de la sangre en tu cuerpo a través de la alimentación. Con zumos de vitamina C, que además de fortalecer nuestro sistema inmunológico sirve para prevenir coágulos de sangre o para fortalecer las arterias y los capilares. (Foto: Jupiterimages/Creatas/Getty Images)

Para combatir la sensación de pesadez:

  1. Lo más eficaz es caminar. Además de ser un ejercicio relajante y sano, facilita el bombeo de sangre a las extremidades. Es económico, al alcance de todos e ideal en esta época. Si se practica en un entorno natural, mucho mejor. Sino, la elíptica o la cinta también tienen muchas ventajas; puedes alternar un recorrido estructurado en el gimnasio con caminar por la calle.

  2. El ejercicio es otro gran aliado en caso de tener mala circulación. Uno de los más beneficiosos es el yoga. La respiración amplia y abierta que requiere esta actividad ayuda al corazón para que la sangre fluya con libertad.

  3. Los masajes (especialmente el drenaje linfático) también son una buena solución para combatir hinchazón. Este masaje manual utiliza movimientos suaves de compresión y arrastre para estimular la apertura de los capilares linfáticos y la activación de los ganglios. No tiene que ser profundo ni doloroso.

  4. Por supuesto, es importante llevar una alimentación sana rica en fibra, frutas, verduras y cereales. Si consigues reducir al mínimo el consumo de sal, la retención de líquidos será menor, lo que incide directamente sobre la circulación sanguínea. Así que olvídate de los embutidos, los quesos, las conservas, los frutos secos, las palomitas de maíz.

  5. Bebe más agua. Este líquido estimula el drenaje linfático y promueve una adecuada eliminación de los fluidos retenidos en los tejidos. El té verde es un gran aliado porque actúa como diurético natural. También las infusiones de cola de caballo y de hinojo; cuidado con algunas aguas minerales que son ricas en sodio.

(Foto: Getty)
Caminar descalzos por la playa, y de puntillas es una buena manera de favorecer el riego sanguíneo.(Foto: Getty)

Soluciones rápidas

  • Unas sencillas medidas posturales pueden ayudarte a descongestionar mucho las piernas. Prueba a ponerlas en alto, levantando los pies por encima del nivel del corazón. Esto ayudará a drenar el fluido.

  • Evita las prendas ajustadas y los tacones altos. Lo ideal es un calzado con unos 3 o 4 centímetros de tacón.

  • Siempre que puedas utiliza medias de comprensión, ejercen una mayor presión en los tobillos que disminuye según ascienden hacia las rodillas y la cintura. Pero no las compres por tu cuenta, el médico valorará cuáles necesitas según tus circunstancias.

  • Andar de puntillas, mover los dedos de los pies, llevar las puntas, hacia fuera y hacia dentro. Balancea tu cuerpo apóyandote sobre las puntas de los pies y los talones.

  • En la ducha, alterna el agua tibia y el agua fría en las piernas para tonificar y relajar los vasos sanguíneos.

  • A la hora de dormir eleva la zona de las piernas unos 15 cm con cojines, almohadas o levantando la parte inferior de la cama tacos de madera.

Entre los remedios naturales, las alternativas mejor estudiadas (y ‘clínicamente documentadas’) son el castaño de Indias, los rutósidos, el ruscus y hojas de vid roja (Vitis vinifera).

¿Ayudan los fármacos?

Losflebotónicos’ (orales y en crema) son ideales para aliviar el dolor y la pesadez de las piernas cansadas o hinchadas al favorecer el retorno venoso, produciendo sensación de bienestar.

Para una correcta utilización de los tratamientos flebotónicos o fármacos venoactivos hay que seguir las recomendaciones del médico o farmacéutico. Existen varias posibilidades entre ellas, Venosmil, de Faes Farma, indicado en adultos para el alivio de los síntomas relacionados con la insuficiencia venosa leve de las extremidades inferiores, tales como, dolor, sensación de pesadez, tirantez, hormigueo y picor en piernas con varices o piernas hinchadas.

También puede interesarte:

A los 20 también puedes tener calambres (y varices) en las piernas

Los mejores remedios contra las piernas cansadas

Por qué tus piernas y tobillos tienen este aspecto

La dieta que te ayudará a presumir de piernas este verano

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente