Piel a prueba de contaminación

La llegada de las bajas temperaturas combinadas con la mala calidad del aire y los altos niveles de contaminación obligan, sobre todo en las ciudades, a intensificar el cuidado de la piel. Hazlo así

La piel es puerta de entrada de sustancias tóxicas y de microorganismo patógenos, ¡protégela! (Foto: Getty)

Un nuevo temporal de nieve y lluvia se cierne sobre la península, y aunque nos resulte incómodo combatir las inclemencias del tiempo es una buena noticia porque desde hace meses las principales urbes del país están sobrepasando los niveles de contaminación en el aire, llegando a ser alarmante.

Sus efectos en la salud en general no podrían ser más nocivos, y aunque los problemas respiratorios se han multiplicado por la alta toxicidad del aire que respiramos, la piel es el órgano que más sufre al estar mayoritariamente expuesta al problema.

Una buena alimentación y protegerte del sol, también en invierno, evitará el deterioro. (Foto: Getty)

Uno de los efectos nocivos de la contaminación es la sequedad, que afecta notablemente a la piel. Por eso, para tener un rostro sano y perfecto (o al menos intentarlo) es tan importante acudir al dermátologo para someternos a una revisión cutánea.

Además los expertos nos recuerdan que la polución deja residuos que se depositan directamente en la tez afectando al bienestar de la misma generando manchas, sequedad e irritaciones. Por eso, según nos cuentan los especialistas en dermo-estética de CellActiv, es en esta época del año cuando debemos prestar especial atención al órgano más grande de todo el cuerpo. Pero además debemos tener en cuenta estos consejos e incorporarlos a nuestro ritual de cuidados diarios:

Primer paso: Hidratación

Que como sabrás no solo se consigue con cremas sino también con la ingesta de líquido frecuente. Escoger los productos adecuados al tipo de piel también es importante. Desde CellActiv recomiendan utilizar aquellos que incluyan ingredientes naturales como:

  • Ácido hialurónico, que aumenta la hidratación al instante.
  • Hidrovitón 24, que contiene principios activos que regulan las reservas del agua de la piel.
  • Y colágeno, que contribuye a mejorar la consistencia de la tez.

Una buena combinación de todos ellos se encuentra en las ampollas faciales que garantizan un efecto lifting y ultra hidratante. Pregunta en la farmacia cuáles le van mejor a tu piel.

La polución deja residuos que se depositan directamente en la tez afectando al bienestar de la misma generando manchas, sequedad e irritaciones. (Foto: Getty)

Segundo paso: Exfoliar

El otro pilar de nuestra rutina diaria sería la exfoliación. Los tratamientos exfoliantes son otro aliado para mejorar el aspecto de la piel expuesta a la contaminación, ya que contribuyen a eliminar las células muertas de la piel y estimular la reparación de esa capa que está expuesta a las sustancias nocivas.

Con los altos niveles de polución la piel no solo se deshidrata, sino que también se ensucia, se vuelve irritable, a la vez que genera radicales libres responsables en parte del envejecimiento cutáneo.

Para que esto no afecte a la piel, es fundamental mantener unos buenos hábitos de limpieza para evitar que los residuos creen una película sobre la piel que puede provocar la aparición de manchas y erupciones.

Los efectos de la polución y la contaminación en la piel nos hacen preguntarnos si deberíamos salir así a la calle. (Foto: Getty)

Independientemente de si se ha maquillado o no, es recomendable limpiar la piel como mínimo dos veces al día, antes de irse a la cama y al levantarse, eliminando así la suciedad acumulada. Para ello, se puede utilizar agua micelar que gracias a las micelas arrastra las impurezas y residuos adheridos.

Por cierto, recuerda que para mantener la piel con un buen aspecto, la alimentación también juega un papel fundamental. Llevar una dieta sana y equilibrada, rica en antioxidantes y que aporte los nutrientes necesarios para la piel contribuye a luchar contra los radicales libres.

Los frutos rojos, tomate, zanahoria o frutos secos son algunos de los alimentos que proporcionan beneficios para el cuidado de la piel. Y la dieta japonesa contiene numerosos ingredientes que ayudan al cutis, y añaden brillo y acondicionan tu cabello y tus uñas.

También te puede interesar:

Si este es tu grupo sanguíneo, la contaminación afecta más a tu salud

Los 40 no son los nuevos 30 (ni falta que hace)

Cosmética bebible: El invento antiaging para borrar las arrugas

Rutina de belleza en 3 pasos para cuidar el escote