Philippine Leroy-Beaulieu: "El cine prefiere a mujeres jóvenes"

philippine leroybeaulieu
Philippine Leroy-BeaulieuLAURA SCIACOVELLI.

Philippine Leroy-Beaulieu (Roma, 1963) nos espera tomando un té en el Café de Flore, en Saint-Germain-des-Prés, un lugar que resulta natural para quien encarna a una parisina de postal en 'Emily en París'. Pero ¿qué tiene de Sylvie Grateau, la elegante, irreverente, pija y malvada directora de una agencia de comunicación de la industria de la moda a la que da vida en la serie? Ella es todo lo contrario: cercana, de amabilidad bohemia, fundamentalmente humanista y, ante todo, divertidísima. No obstante, la actriz posee el típico rasgo de la mujer francesa que tanto gusta a los extranjeros. Un toque de elegancia que obedece a un lenguaje corporal sutilmente amanerado, una dicción que revela un buen linaje, el júbilo de soltar alguna palabrota entre un par de citas literarias. Descubierta por Roger Vadim cuando tenía 20 años y nominada a los César con 22 años por su papel en 'Tres hombres y un biberón', fue encadenando películas y obras de teatro antes de alejarse un tiempo de los focos. Hasta su retorno, y estrellato, como protagonista de una de las series más vistas, que estrena su tercera temporada este diciembre.

¿Cómo llevas la exposición mediática?

Menos mal que me ha llegado a mis años. No estoy segura de que hubiese podido gestionar esto antes. Ahora, paso de lo que la gente piense de mí, sé lo que soy y el resto no me interesa. No me malinterpretes: cuando reconocen tu valía es muy gratificante, pero a mi edad ya conozco todas las trampas. Intento mantener la mente fría al tiempo que disfruto.

Muchas actrices que no encontraban papeles en el cine han vuelto a la acción gracias a las series, como en tu caso o en los de Gillian Anderson o Nicole Kidman. ¿Son las series la revancha de las actrices que han cumplido los 40?

Efectivamente, el cine prefiere la carne joven. Las series nos ofrecen más papeles poderosos y escritos con esmero. Esta industria trata de ser políticamente más correcta en relación a lo que llamamos «discriminación por edad» en Estados Unidos. Sin duda, yo me he beneficiado y sienta muy bien. Además, es algo que me dicen mucho, sobre todo chicas muy jóvenes a las que me encuentro en las promociones y que me confiesan lo contentas que están de verme en la pantalla. Al principio, estas reacciones me sorprendían, pero mi hija me dijo: "Mamá, simplemente es que no nos apetece vivir en un mundo en el que las mujeres no tienen derecho a tener arrugas". Me pareció muy justo y conmovedor.

philippine leroybeaulieu en elle
Top y gafas de Chanel.LAURA SCIACOVELLI.

¿Te consideras ahora un 'modelo a seguir'?

Es una gran responsabilidad porque, a partir de entonces, no puedes dar un paso en falso ¡y es algo que a mí me encanta!

El elemento caricaturesco de la serie ha podido no gustar a todo el mundo. ¿Lo entiendes?

El nivel de narrativa es bastante asequible para que agrade al público general. Está muy endulzado, pero es menos literal de lo que se piensa. El modo de escribir de Darren Star no tiene ni un pelo de inocencia. Todo está atado con mucha inteligencia; no olvidemos que fue el creador de 'Sexo en Nueva York'. Es todo un pionero, es muy bueno.

philippine leroybeaulieu en elle
Blusa y falda de Dior, anillos ‘Bois de Rose’ en oro rosa y oro amarillo de Dior Joaillerie, y sandalias de Dolce & Gabbana. NOTA DE BELLEZA: La mirada se intensi-ficó con ‘Diorshow Khol Black’ y la máscara de pestañas ‘Dior-show Black’. El acabado jugoso y natural de los labios se consiguió con el labial ‘Dior Addict’ en el tono ‘Mimirose’. Todos los productos son de Dior.LAURA SCIACOVELLI.

Hemos leído que tus inspiraciones para el personaje fueron Miranda Priestly de 'El diablo viste de Prada', Samantha Jones de 'Sexo en Nueva York' y Carine Roitfeld. ¿Es así?

Yo no pensé en ninguna de las tres, ¡fue la prensa quien lo dijo! (Risas). Me inspiré en Bette Davis, Joan Crawford, Ava Gardner e incluso, por su energía, en Barbra Streisand, aunque también en francesas menos conocidas: agentes de prensa, redactoras de moda que conocí en los 80... Mi madre trabajaba en Dior, diseñó joyas y accesorios durante 20 años. Pasé mi infancia y mi adolescencia asistiendo a desfiles y me fascinaba ese espectáculo: las modelos estaban desatadas. Recuerdo a Pat Cleveland y a Jerry Hall. Ellas daban vida al número, no como hoy, que sólo ponen mala cara.

philippine leroybeaulieu en elle
Chaqueta, top y pantalón de Versace, anillo ‘Bois de Rose’ en oro amarillo de Dior Joaillerie y gafas de sol ‘Reunion Metal Explorer’ de L.G.R. NOTA DE BELLEZA: Para unificar la piel y conseguir un resultado natural se utilizó el iluminador ‘Dior Forever Skin Glow’ en el tono ‘2.5N’, el corrector ‘Dior Forever Skin Correct’, en el tono ‘2N’, los polvos bronceadores ‘Dior Forever Natural Bronze’ en el tono ‘Tan Bronze’ y el colorete ‘Rouge Blush Bal’. Todos los productos son de Dior.LAURA SCIACOVELLI.

Te veremos en dos nuevas temporadas de 'Emily en París'. ¿Se fortalecerá el personaje de Sylvie aún más?

Sé cosas, aunque poco. Debo respetar la confidencialidad, pero independientemente, no me han contado ninguna primicia. Recibimos los guiones sobre la marcha mientras rodamos; a Darren le encanta mantenernos en la incertidumbre. Todo lo que puedo contar es que, en los tres primeros episodios de la tercera temporada, Emily se encontrará con muchas dificultades a la hora de escoger entre Francia y Estados Unidos. Madeline y yo la metemos en situaciones sumamente complejas y ella se siente muy presionada.

Roger Vadim te descubrió muy joven antes de saltar a la fama con 'Tres hombres y un biberón', de Coline Serreau. Grabaste numerosas películas, hiciste teatro... ¿qué pasó?

Nació mi hija y me apetecía disfrutarla. Rechacé un papel y después otro, y esta es una profesión que no espera. Pero no me arrepiento de nada. En lo que respecta al cine, la situación se ha ido deshilachando y, en la última década se ha complicado aún más. Y hace cinco años, Cédric Klapisch quiso tenerme en la serie 'Call My Agent!' Yo lo conocía desde hacía tiempo y me alegré muchísimo de que por fin se acordara de mí, ¡joder! (Risas).

Tienes un discurso bastante directo sobre ti misma...

¡No voy a hacer como si no hubiera pasado! Hay que acabar con las falsas apariencias. El público no es tonto, y vivimos en una sociedad de mentira permanente. No me interesa conocer la vida privada de los demás, quiero leer o escuchar a quien tiene la valentía de ser sincero, eso quiero.

philippine leroybeaulieu en elle
Vestido de Maison Rabih Kayrouz, gafas de sol ‘Sofia’ de L.G.R. y pulsera ‘Bois de Rose’ en oro rosa de Dior Joaillerie. NOTA DE BELLEZA: La piel se preparó para el maquillaje con la limpiadora ‘Super Potent Cleanser’ de la línea ‘Capture Totale’ de Dior, con un 83% de ingredientes de origen natural.LAURA SCIACOVELLI.

¿Qué te da vida aparte de los platós y los rodajes?

Viajar, descubrir otras culturas, aprender idiomas. El amor por la aventura lo he sacado de mi padre. Suelo viajar yo sola durante meses, pocas cosas me dan miedo.

Ni llevar vestidos transparentes ni aparecer en biquini. ¿Te sientes en paz con tu cuerpo?

De la escena del biquini tuve constancia con un poco de retraso, así que no comí nada durante dos semanas (Risas). Hablando en serio, dejé de decirme que tenía que avergonzarme de mi cuerpo. ¡La tiranía de los cuerpos despampanantes es insufrible! Nos fustigamos por ser perfectas, es una prisión mental que nos aleja de los asuntos realmente importantes. Personajes como Sylvie allanan el camino.

¿Qué podemos desearte para dentro de cinco o diez años?

Mantener los pies en la tierra y la cabeza en las nubes, siempre. Tener salud, que mi hija tenga un bebé y ser abuela.