Pfizer inicia el estudio clínico de su vacuna adaptada contra ómicron

·3 min de lectura
Viales de la vacuna de Pfizer-BioNTech. (Photo: Luka Dakskobler / SOPA Images/LightRocket via Getty)
Viales de la vacuna de Pfizer-BioNTech. (Photo: Luka Dakskobler / SOPA Images/LightRocket via Getty)

Pfizer y BioNTech han anunciado este martes el inicio de un estudio clínico para evaluar la seguridad, la tolerabilidad y la inmunogenicidad de una vacuna contra la COVID-19 adaptada a ómicron en adultos sanos de 18 a 55 años de edad.

Según han informado las compañías en un comunicado, el estudio contará con tres cohortes que examinarán diferentes regímenes de la vacuna ya aprobada o la adaptada a ómicron.

Pfizer y BioNTech esperan producir 4.000 millones de dosis de su vacuna contra la COVID-19 en 2022, y confían en que esta capacidad de fabricación “no cambie si se requiere una vacuna adaptada”.

Más de un millar de participantes

El estudio evaluará hasta 1.420 participantes en tres cohortes. En la primera, participarán 615 personas que recibieron dos dosis de la vacuna ya aprobada entre 90 y 180 días antes de la inscripción. En el estudio, los participantes recibirán una o dos dosis de la vacuna basada en ómicron.

En la cohorte 2, 600 personas que recibieron tres dosis de la actual vacuna 90-180 días antes de la inscripción en el ensayo recibirán una dosis de la actual vacuna o de la adaptada a ómicron. Por último, en la cohorte tres 205 participantes que no hayan recibido la vacuna recibirán tres dosis de la vacuna basada en ómicron.

Reconocemos la necesidad de estar preparados en caso de que esta protección disminuya con el tiempo y para ayudar a abordar potencialmente ómicronKathrin U. Jansen, jefa de Investigación y Desarrollo de Vacunas de Pfizer

“Si bien la investigación actual y los datos del mundo real muestran que las dosis de refuerzo siguen proporcionando un alto nivel de protección contra la enfermedad grave y la hospitalización con ómicron, reconocemos la necesidad de estar preparados en caso de que esta protección disminuya con el tiempo y para ayudar a abordar potencialmente ómicron y las nuevas variantes en el futuro”, ha comentado la vicepresidenta senior y jefa de Investigación y Desarrollo de Vacunas de Pfizer, Kathrin U. Jansen.

Hacia nuevos enfoques de vacunas

La experta de Pfizer también ha destacado que “mantenerse alerta contra el virus requiere que identifiquemos nuevos enfoques para que las personas mantengan un alto nivel de protección”. En este sentido, Jansen ha señalado que desde la compañía “creemos que el desarrollo y la investigación de vacunas basadas en variantes, como ésta, son esenciales en nuestros esfuerzos para lograr este objetivo”.

“Las vacunas siguen ofreciendo una fuerte protección contra la enfermedad grave causada por ómicron. Sin embargo, los nuevos datos indican que la protección inducida por la vacuna contra la infección y la enfermedad leve o moderada disminuye más rápidamente de lo que se observaba con las cepas anteriores”, ha defendido el director general y cofundador de BioNTech, Ugur Sahin

“Este estudio forma parte de nuestro enfoque para desarrollar una vacuna basada en la variante que logre un nivel de protección contra ómicron similar al obtenido con variantes anteriores, pero con una mayor duración de la protección”, ha añadido Sahin.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente