La petición que hizo Gloria Mohedado a Rocío Carrasco tras la muerte de su madre

·3 min de lectura
Photo credit: Captura TV
Photo credit: Captura TV

Rocío Carrasco vuelve a cargar contra su familia más mediática en la docuserie 'En el nombre de Rocío', tachándola de "jauría". Según ha contado, el interés por el testamento de Rocío Jurado aumentaba a medida que el estado de salud de la cantante empeoraba. Tanto es así, que ha revelado uno de los capítulos a los que tuvo que enfrentarse poco antes la muerte de su madre. "En la salita contigua al pasillo estaba José Antonio (marido de Gloria Mohedano) y me dice 'a mí lo que me preocupa es lo que no aparece en el testamento: abrigos de piel, joyas, casas Miami... en ese momento, Fidel, le dijo: '¿A ti te parece normal que hables de esto con la niña estando la madre como está?' y nos fuimos. Era la primera vez que yo pensaba en la palabra testamento", confiesa Rocío.

Tras la muerte de Rocío Jurado, toda la familia viajó a Chipiona para enterrar a la tonadillera. Fueron días duros e intensos, todos estaban agotados. Tras el entierro regresaron a Madrid, donde Rocío Carrasco vivió un momento fuera de lugar con su tía Gloria y que avanzaba todo lo que vendría después. "Llegamos todos a la casa de La Moraleja, que era como el cuartel general. Entré en la casa casa y se me vino el mundo abajo porque de repente veía su casa sin ella. Me senté en un sofá del salón para tomar aire y en ese momento entró Gloria, vino a donde estaba, me dio un beso, un abrazo, y me dice: 'Lo que a mí me gustaría para mi casa de Sevilla es ese mueble'. Me levanté y le dije, 'tita, ya hablamos'. Esa fue mi llegada a la casa de mi madre".

Photo credit: Captura TV
Photo credit: Captura TV

Lo que no se supo hasta la muerte de la tonadillera es que esta había acudido a un notario, junto a su albacea, para hacer testamento. Ni su propia hija conocía la existencia de ese testamento. "Me enteré de que Ana Iglesias era la albacea a la vez que toda la familia. Al abrise el testamento no están satifeschos con Ana, no soportan que me nombre heredera universal".

Por eso Rocío duda de las palabras de Rosa Benito cuando esta contó en televisión que Rocío Jurado le había dicho en Houston que cuando regresase a España tenía que cambiar el testamento porque había algo que no había hecho bien. "Es muy fuerte porque ninguno sabía que existía ese testamento. Una cosa que mi madre puede ser que no había hecho bien es dejar a toda la jauría lo que dejó y otra cosa que podía no haber hecho bien mi madre era vivir bajo el yugo de todos ellos. Si algo no hizo bien mi madre es permitirles hacer todo lo que les permitió", le reprocha Rocío Carrasco en el documental.

Photo credit: Captura TV
Photo credit: Captura TV

Lo cierto es que todos parecían sorprendidos con el testamento y es que había otro anterior que quedó anulado, del que algunos miembros de la familia sí tendrían conocimiento. "Un día limpiando uno de los cajones en casa de mi madre, me encuentro un papel y leo... es un testamento diferente. Y ese es el testamento que Gloria y José Antonio pensaban que iban a tener. Por eso en Houston, él me dijo: 'Nosotros ya tenemos todos los puntos ganados'", cuenta Rocío.