Pesimismo de inversores es el mayor desde crisis de 2008: BofA

·2 min de lectura

(Bloomberg) -- Los inversionistas están prefiriendo de forma masiva el efectivo y están evitando casi todas las demás clases de activos en medio del mayor pesimismo que han mostrado desde la crisis financiera mundial, según estrategas de Bank of America Corp.

El efectivo tuvo entradas de US$30.300 millones, mientras que los fondos de acciones globales registraron salidas de US$7.800 millones en la semana hasta el 21 de septiembre, indicó el banco en una nota, citando datos de EPFR Global. Los fondos de bonos perdieron US$6.900 millones y el oro anotó salidas de US$400 millones, según los datos.

La confianza de los inversionistas es “indiscutiblemente” la peor desde la crisis de 2008, y las pérdidas en los bonos gubernamentales son las más altas desde 1920, escribieron en la nota los estrategas liderados por Michael Hartnett, que prevén que el efectivo, los productos básicos y la volatilidad sigan teniendo un desempeño superior a los bonos y las acciones; el índice Bull and Bear de Bank of America regresó al máximo nivel de pesimismo financiero.

Los temores en torno a la inflación y las alzas de tasas se agudizaron esta semana ante señales de que la Reserva Federal no templará su determinación de ajustar la política monetaria, aunque los bruscos aumentos de tasas lleven a la economía a una recesión. Los activos de riesgo global se ven sacudidos nuevamente, en medio de un índice S&P 500 que se dirige a su quinta caída semanal en seis semanas y la eliminación casi por completo de los avances logrados durante el verano luego de una temporada de resultados más sólida de lo esperado.

Hartnett pronostica que las acciones de Estados Unidos caerán aún más a medida que las valoraciones se vean presionadas por el ajuste de las condiciones financieras, el aumento de los riesgos geopolíticos y el debilitamiento de las perspectivas para el crecimiento mundial.

Su pronóstico para los resultados corporativos sugiere que el S&P 500 cotizará entre 3.300 y 3.500 puntos, al menos un 7% por debajo de los niveles actuales. A última hora del jueves, los estrategas de Goldman Sachs Group Inc. recortaron su objetivo de fin de año para el índice de referencia de EE.UU. y también advirtieron que un drástico giro al alza en las perspectivas de las tasas de interés afectará las valoraciones.

En Europa, los fondos de renta variable registraron salidas por 32.ª semana consecutiva, según la nota de BofA. En términos de estilo de negociación, las grandes capitalizaciones de EE.UU. tuvieron entradas, mientras que las pequeñas capitalizaciones, valor y crecimiento experimentaron salidas.

Entre los sectores, el inmobiliario registró las mayores entradas, con US$400 millones, mientras que las acciones financieras y de consumo anotaron las mayores amortizaciones.

Nota Original:

BofA Says Cash Is King as Investor Pessimism Hits 2008-Era High

More stories like this are available on bloomberg.com

©2022 Bloomberg L.P.