'Periodo ventana', el plazo que ayuda a detectar enfermedades sexuales

Cada día se produce un millón de nuevas infecciones por gonorrea, clamidia, sífilis o tricomoniasis. Detectarlas a tiempo es fundamental. Por eso, cuando se tiene una relación sexual de alto riesgo como una penetración anal o vaginal sin preservativo o rotura de preservativo, etc... hay que respetar los períodos ventanas, ¿sabes en qué consisten?

Normalmente las ETS no presentan síntomas. Sin embargo, en ocasiones estas afecciones se manifiestan en lugares de nuestro cuerpo donde no imaginamos que pueden aparecer. Por ejemplo, un simple herpes, un orzuelo, manchas rojas en la piel... (Foto: Getty)

Las infecciones o enfermedades de transmisión sexual - ITS o ETS- son aquellas que se pueden transmitir de una persona a otra durante una relación sexual con penetración vaginal, anal u oral. Desde la primera vez estás expuesto a ellas; representan un grave problema de salud pública, tanto por su magnitud como por sus complicaciones y secuelas que provocan si no se realiza un diagnóstico y tratamiento precoz.

En España, las cifras de enfermedades de trasmisión sexual son alarmantes. El número de ETS ha experimentado un incremento medio anual del 26 por ciento desde 2013, según datos del Centro Nacional de Epidemiología del Instituto de Salud Carlos III.

El preservativo y, en su caso, el tratamiento farmacológico ayudarán a evitar tanto el contagio como la progresión de las ETS. No obstante, la farmacorresistencia, especialmente en relación con la gonorrea, es un obstáculo importante que dificulta la reducción de las ITS en todo el mundo. (Foto: Getty)

En 2017 (los últimos datos disponibles) se registraron 8.722 casos de gonorrea, 4.941 de sífilis, 9.865 de clamidia y 4.000 casos de VIH, además de 17.000 de otras infecciones de transmisión sexual.

La falta de educación en sexualidad, el desconocimiento o la escasa percepción del riesgo que tenemos son algunas de las causas del repunte de las ETT, pero lo que más preocupa a los expertos en salud sexual es el aumento de prácticas peligrosas y conductas sexuales de riesgo como el Chemsex.

De hecho, existe un gran desconocimiento de las vías de transmisión, pensando que únicamente el coito vaginal es la vía de entrada, obviando la mucosa oral y anal.

Detección precoz clave

La detección precoz de este tipo de infecciones es de suma importancia ya que, a largo plazo, pueden tener graves consecuencias en la persona que las padece. Tanto en hombres como en mujeres, pueden llegar a incrementar considerablemente el riesgo de contraer el SIDA, dar lugar a enfermedades crónicas, enfermedad inflamatoria pélvica, infertilidad, cáncer cervicouterino y, en mujeres embarazadas, provocar la muerte del feto o del recién nacido.

Las infecciones o enfermedades de transmisión sexual - ITS o ETS- son aquellas que se pueden transmitir de una persona a otra durante una relación sexual con penetración vaginal, anal u oral. Desde la primera vez estás expuesto a ellas. (KatarzynaBialasiewicz / Getty)

Periodo ventana

Para determinar de forma precisa y rigurosa si una persona está contagiada por alguna ETS resulta fundamental conocer el denominado “periodo ventana” para cada afección.

Cada enfermedad y cada prueba tiene un “periodo de ventana” que debe transcurrir si no tienes síntomas fulminantes o sospechosos de la enfermedad.

Instituto de Salud Carlos III

A través del periodo ventana se establece el número mínimo de días que deben transcurrir entre el momento en el que se ha estado expuesto a un posible contacto de riesgo y el momento en el que se puede detectar la infección. Respetar este plazo permite garantizar la fiabilidad de los resultados ya que, no respetar este periodo, podría dar lugar a un resultado erróneo que indicara que no se está infectado pese a estarlo (falso negativo).

Los periodos de ventana de infecciones que te podrían interesar

  • Gonorrea: 1 semana

  • Clamidia: 2 semanas

  • Sífilis: 3 semanas

  • Hepatitis B: 4 semanas

  • VIH:
    10 días (mediante la técnica PCR)
    3 semanas (mediante la técnica PCR pero en una muestra de sangre seca, una prueba de punción digital que puedes realizar en casa)
    4 semanas (con la prueba de anticuerpos con el antígeno p24)
    3 meses (si la prueba es solo de anticuerpos)

  • Hepatitis C: solo 14 días si es la prueba Carga Viral y 3 meses si es una prueba de anticuerpos

Factores de riesgo

Las ITS son enfermedades multifactoriales. Como principales factores de riesgo destacan los conocimientos, actitudes y comportamientos sexuales, donde influyen el número de parejas sexuales, el sexo sin protección, el consumo de drogas y de alcohol, la edad y la nacionalidad, el nivel socioeconómico y el nivel cultural, ser VIH+, las relaciones homosexuales entre varones y tener o haber tenido alguna ITS previa.

De hecho, un documento de consenso sobre el diagnóstico y tratamiento de las ETS, elaborado por varias instituciones y expertos en la materia, establece criterios como con cuántas personas se han mantenido relaciones en los últimos tres meses, si ha sido con hombres, mujeres o transexuales, si se han usado métodos anticonceptivos y de qué tipo... solo con el objetivo de afinar en el cribado.

Infecciones en alza

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), más de 1 millón de personas contraen una ETS cada día y en los últimos años, se ha evidenciado un incremento destacable en el contagio de este tipo de enfermedades. La mayoría de las veces, el diagnóstico es tardío ya que es posible estar infectado y no presentar síntomas.

Asintomáticas

Las infecciones de transmisión sexual son mayoritariamente asintomáticas. La detección precoz de una infección, no solo permite la instauración de un tratamiento adecuado sino también llevar a cabo el estudio de contactos, permitiendo cortar la cadena de transmisión y con ello prevenir nuevas infecciones. En el mundo, 1 de cada 25 personas entre 15 y 49 años es portadora de una ETS y cada día se produce un millón de nuevas infecciones solo por gonorrea, clamidia, sífilis o tricomoniasis.

¿Qué puede hacerte sospechar?

En Hombres

  • Secreción purulenta por el pene.

  • Sensación de escozor al orinar.

  • Enrojecimiento del glande.

  • Picor.

  • Aparición de ulceraciones u otras lesiones en el prepucio o el glande.

En Mujeres

  • Aumento del flujo o secreción vaginal (leucorrea).

  • Secreción vaginal de color amarillo o amarillo verdoso, o maloliente.

  • Picor en genitales.

  • Dolor o escozor al orinar.

  • Úlceras o lesiones de la piel en la vulva.

Para quién

La prueba TEST ETS requiere una muestra de orina o sangre y orina para su realización, y está indicada para todas aquellas personas que hayan estado expuestas a un contacto de riesgo (contacto sexual vaginal, anal u oral) y para todos aquellos que quieran conocer su estado de salud sexual actual y ejercer una acción preventiva frente al contagio de ETS.

Base científica

El TEST ETS analiza diferentes infecciones en función del panel seleccionado, y utiliza tanto técnicas moleculares, que detectan el material genético de los microorganismos (ADN o ARN), como técnicas serológicas (detección de anticuerpos) en el caso del panel completo.

La importancia de la aplicación de estas técnicas moleculares radica en que, en comparación con las técnicas serológicas, presentan una mayor sensibilidad, reduciendo considerablemente los periodos ventana (tiempo durante el que la prueba puede dar un resultado negativo a pesar de que la persona esté infectada realmente).

¿Cuidas tu salud sexual? ¿Habías oído hablar del ‘periodo ventana’? ¿Crees que este tipo de pruebas deberían ser más habituales?

Más historias que pueden interesarte:

¿A qué se debe el repunte en los contagios de ETS?

¿Cómo frenar las infecciones de transmisión sexual?

Este preservativo cambia de color si detecta una enfermedad sexual

El virus del papiloma humano no se transmite a través de las manos